La curiosa historia del Miguelete, la torre campanario de la Catedral de Valencia.

febrero 24, 2023
11 mins read

La Catedral de Valencia es uno de los principales monumentos históricos de la ciudad, un lugar de gran importancia para la comunidad y el turismo. En el centro de la Catedral se encuentra el Miguelete, una torre de campanario de gran belleza que se remonta al siglo XV. Esta curiosa torre ha sido testigo de muchos acontecimientos históricos y culturales, desde el inicio de la construcción de la Catedral hasta el presente. En este artículo, exploraremos la historia de Miguelete, desde su construcción hasta su preservación y conservación durante los siglos. Hablaremos de los diferentes usos que se le han dado a lo largo de la historia, así como de su arquitectura y sus peculiaridades. Descubriremos cómo esta imponente torre se ha convertido en un símbolo de la ciudad de Valencia y de toda la comunidad valenciana.

Descubriendo la Historia del Miguelete de Valencia: ¿Cuántos Años Tiene el Famoso Monumento?

La Torre del Micalet: La emblemática torre campanario de la Catedral de Valencia

La Torre del Micalet, conocida también como Campanar Nuevo, es una de las edificaciones más emblemáticas de la ciudad de Valencia, España. Se trata de la torre campanario de la Catedral de Valencia, que se ubica en la plaza de la Virgen, en pleno centro histórico de la ciudad. Esta torre, de estilo gótico valenciano, es una de las construcciones más antiguas y significativas de la ciudad, y su historia se remonta a la Edad Media.

La construcción de la Torre del Micalet comenzó en 1381, bajo la dirección del arquitecto Andrés Juliá, y se prolongó durante varios años, hasta que fue finalizada en 1429. Durante su construcción, la torre fue dirigida por varios maestros de obra, como José Franch, Pedro Balaguer, y Martín Llobet, entre otros.

La Torre del Micalet tiene forma de prisma octogonal, con una altura de 51 metros hasta la terraza y un perímetro igual a su altura. Cuenta con un total de 207 escalones, que permiten el acceso a la cima de la torre y a su espectacular vista panorámica de la ciudad.

Originalmente, la torre era una estructura exenta, que fue unida a la catedral en el siglo XV, cuando se prolongó la nave central del edificio. La torre cuenta con una portada angular adornada con arquivoltas, y un paso cubierto con curiosas voltas nervadas.

La torre se divide en cuatro cuerpos. El primer cuerpo es macizo, dejando solo el hueco helicoidal de la escalera. El segundo cuerpo tiene un recinto abovedado, que era la antigua «Prisión» o Asilo de la Catedral, con un solo ventanal exterior. El tercer cuerpo es la «Casa del Campanero», otro recinto abovedado parecido al anterior, aunque más grande y con dos ventanales. El piso superior es la sala de campanas, abierta por 8 ventanales, 7 de ellos ocupados por las campanas, y el octavo corresponde a la escalera de caracol, que se hace más angosta a partir de ese punto.

En 1425, la torre ya estaba concluida hasta la terraza, aunque no prosperó el proyecto de aguja concebido por Antonio Dalmau, que se conserva actualmente en el Museo Histórico Municipal de Valencia. La campana de las horas colgaba de una estructura de madera, ubicada sobre pilares de piedra, similar a la existente en muchos otros campanarios de la Corona de Aragón.

La espadaña actual de la Torre del Micalet es un aditamento construido entre 1660 y 1736. La terraza tenía una elegante crestería calada o «apitrador» que le servía de corona, pero que fue arrasada en el siglo XVIII. Fue sustituida primero por una barandilla de madera y en el siglo XIX por una barandilla metálica hasta la restauración de 1983, realizada sin respetar los testigos arqueológicos conservados hasta ese momento en la misma terraza, y que ahora se encuentran expuestos en la Casa del Campanero.

El último campanero que vivió en la Casa del Campanero fue Mariano Folch, quien estuvo a cargo de las campanas por más de sesenta años y falleció hacia 1905.

En 1940 se había alterado el conjunto original de once campanas (seis pequeñas y cinco grandes) con el añadido de Eloy, una campana procedente del campanar de Santa Catalina, que en aquel momento estuvo a punto de convertirse en un icono en medio de una prolongada Avenida de la Paz. La entrada de esta campana, muy sonora, modificó los toques y la sonoridad del conjunto.

En la década de 1980 se llevaron a cabo importantes trabajos de restauración y mantenimiento de las campanas y del Campanar, primero a cargo del Gremio de Campaneros Valencianos y luego por sus sucesores, los Campaneros de la Catedral de Valencia. Se invirtieron más de 120 000 € en los trabajos, que incluyeron la sustitución de los yugos de hierro de las campanas mecanizadas por los correspondientes yugos de madera, la reposición de las ventanas de madera que hacen de caja acústica, así como las matracas, la instalación de una nueva reja de hierro para las ventanas de la Sala de Campanas que permiten contemplar el interior aunque estén cerradas, y la renovación por dos veces de los mecanismos electrónicos para los toques diarios y automáticos debido a la rápida evolución de la tecnología.

La Catedral de Valencia cuenta con tres conjuntos de campanas diferenciados por su uso y ubicados en lugares diferentes. En la espadaña del Campanar están las dos campanas del reloj: la de los cuartos, de 1736, y el Miguelete, destinada exclusivamente a tocar las horas. La Catedral cuenta también con once campanas en la Sala de Campanas, desde el primer momento de la construcción del edificio. La más antigua es Catalina, de 1305, la más antigua en uso de toda la Corona de Aragón, mientras que la más nueva es Violante, de 1735.

La electrificación de las campanas supuso una ruptura con la tradición, ya que solo volteaban algunas de las campanas que debían hacerlo, habían desaparecido los toques de coro (sustituidos por volteos de campanas) y los de muerto habían quedado reducidos a la mínima expresión. El repique, el toque más creativo y antiguo de la Catedral, que sonaba no menos de doscientas veces al año, se dejó de tocar y se olvidó de la memoria colectiva. También anularon las señales diarias tanto de oración como de cerrar murallas. Los nuevos toques solo anunciaban misas, y se había perdido aquel sentido original de las campanas de no solo anunciar sino acompañar, con la más alta música comunitaria, los acontecimientos festivos, dolorosos o cotidianos de la vida ciudadana.

El Miguelete de Valencia es un monumento histórico ubicado en la ciudad de Valencia, España. Se cree que fue construido hace más de 600 años, aunque hay algunas opiniones que lo fechan en el siglo XIV. Es una torre de estilo gótico con una altura de 57 metros y está ubicada en la parte trasera de la Catedral de Valencia. Está formado por una base cuadrada y una parte superior octogonal. Tiene una torre campanario con una campana conocida como “La Cloquera”, que fue instalada en el siglo XV. El Miguelete es uno de los monumentos más representativos de la ciudad de Valencia y uno de los más visitados. Además, es uno de los monumentos históricos más antiguos de España.

La Torre del Micalet es un monumento muy emblemático de la ciudad de Valencia en España, y tiene algunas curiosidades interesantes:

  1. La Torre del Micalet es también conocida como la Torre del Miguelete, y su nombre completo es «El Micalet de la Seu de València».
  2. La torre tiene una altura de 51 metros y cuenta con 207 escalones para subir a la cima, desde donde se puede disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad.
  3. La Torre del Micalet fue construida en el siglo XIV como campanario de la Catedral de Valencia, y es uno de los edificios más antiguos de la ciudad.
  4. Se dice que la construcción de la torre se inició en el año 1381 y que tardó unos 50 años en completarse.
  5. En la parte superior de la torre se encuentra una campana llamada «La Micaletta», que pesa más de 4.000 kilos.
  6. En la base de la Torre del Micalet se encuentran una serie de inscripciones y símbolos, algunos de los cuales se cree que tienen un significado esotérico o religioso.
  7. La Torre del Micalet ha sido testigo de muchos eventos históricos importantes, incluyendo la entrada triunfal de Jaime I de Aragón en la ciudad en el siglo XIII, y la celebración de la Victoria de Almansa en 1707.
  8. Durante el siglo XIX, la Torre del Micalet se convirtió en un lugar popular para los amantes de la astronomía, ya que se utilizaba como observatorio astronómico.
  9. En la actualidad, la Torre del Micalet es uno de los monumentos más visitados de Valencia, y es un símbolo icónico de la ciudad y su rica historia y cultura.
  10. La Torre del Micalet fue utilizada en el pasado como campanario de la Catedral de Valencia. Hoy en día todavía se utilizan sus campanas para anunciar el comienzo y el final de las celebraciones litúrgicas.
  11. La torre mide aproximadamente 51 metros de altura y se compone de dos partes: la base cuadrada de estilo gótico y la cúpula octogonal de estilo renacentista.
  12. La construcción de la Torre del Micalet se inició en 1381 y no se completó hasta 1429, por lo que tardó casi 50 años en construirse.
  13. Durante el proceso de construcción, se utilizaron materiales como la piedra, el ladrillo y el yeso, y se emplearon técnicas de construcción tradicionales, como la bóveda de crucería y la bóveda de arista.
  14. El nombre «Micalet» deriva del árabe «migat», que significa «escala» o «escalera», y hace referencia a la escalera interior que conduce hasta la cima de la torre.
  15. En la parte superior de la torre se encuentra un reloj que data del siglo XV, que fue restaurado en el siglo XVIII. Es uno de los relojes más antiguos de España y todavía funciona hoy en día.
  16. La Torre del Micalet ha sido testigo de muchos acontecimientos históricos importantes en Valencia, como el fin de la Guerra de la Independencia española en 1813, cuando las campanas de la torre anunciaron la llegada de las tropas del General Elío.
  17. La Torre del Micalet es una de las atracciones turísticas más populares de Valencia y se puede subir a la cima para disfrutar de unas vistas espectaculares de la ciudad. Sin embargo, ten en cuenta que hay que subir 207 escalones para llegar hasta arriba.

Anécdotas de la Torre del Micalet

La Torre del Micalet, como monumento histórico y cultural de la ciudad de Valencia, tiene una gran cantidad de anécdotas y leyendas que se han transmitido a lo largo de los siglos. A continuación, te presento algunas de ellas:

  1. Una de las leyendas más famosas cuenta que el rey Jaime I de Aragón, después de conquistar la ciudad de Valencia en 1238, subió a lo alto de la Torre del Micalet para ver la extensión de su nuevo reino.
  2. Durante la Guerra de la Independencia, la Torre del Micalet se utilizó como torre de vigilancia para detectar la llegada de las tropas napoleónicas.
  3. En 1586, una fuerte tormenta provocó que la bola de cobre que corona la cúspide de la torre se desprendiera y cayera al suelo, causando daños en los tejados de las casas cercanas. Afortunadamente, no hubo heridos.
  4. En el siglo XVIII, el campanero de la Torre del Micalet, Vicente Pellicer, se hizo famoso por su habilidad para tocar las campanas. Según cuenta la leyenda, era capaz de hacer sonar las campanas al compás de cualquier melodía que le pidieran, incluso aunque no hubiera sido compuesta para ese fin.
  5. En 1929, se instaló un ascensor en la Torre del Micalet para facilitar el acceso a la cima. Sin embargo, algunos valencianos protestaron por considerar que esto desvirtuaba la esencia de la torre.
  6. Se cuenta que en la época medieval, la torre tenía la función de vigilar y avisar a la ciudad en caso de incendios, y que en una ocasión, un incendio se inició en el barrio de Ruzafa. El campanero subió a la torre para dar la alarma, pero cuando vio el humo y las llamas, se quedó sin palabras y solo pudo tocar las campanas. Los valencianos, al ver que el campanero no daba ninguna indicación, pensaron que se trataba de un falso aviso y no acudieron a sofocar el fuego, que terminó causando grandes daños.
  7. Otra leyenda cuenta que en el siglo XVIII, un joven enamorado subió a la Torre del Micalet para demostrar su amor por una joven de la ciudad. Desde lo alto, tocó las campanas y les dedicó una canción. La historia no cuenta si logró conquistar el corazón de la joven, pero se dice que su serenata se convirtió en una tradición que ha perdurado hasta nuestros días.
  8. También se cuenta que la Torre del Micalet ha sido utilizada como prisión en algunos momentos de su historia. Se dice que durante la Guerra de la Independencia, algunos prisioneros fueron encerrados en lo más alto de la torre, donde no había más luz que la de las estrellas. Según la leyenda, algunos de ellos dejaron grabados en la piedra sus nombres y mensajes para la posteridad.

Estas son solo algunas de las muchas anécdotas y leyendas que rodean a la Torre del Micalet. Si visitas Valencia, te recomendamos que la visites y descubras su historia por ti mismo.

Descubriendo el origen del nombre de la famosa campana de Valencia: Micalet

Micalet es el nombre de la famosa campana de Valencia, situada en la torre del Miguelete en la catedral de Valencia. La historia detrás de este nombre es bastante interesante. Se dice que el nombre proviene de una leyenda que cuenta que una vez, el rey Jaime I de Aragón estaba persiguiendo a unos cazadores de liebres por el valle de la Ribera de Turia.


Al acercarse al Miguelete, el rey se detuvo para escuchar el sonido de la campana. Se quedó tan impresionado por el sonido que la nombró “Micalet”, que significa “mi campana hermosa”. Desde entonces, la campana ha sido conocida como Micalet.

Descubre los secretos de la histórica Torre del Miguelete: ¡Contando sus Escalones!

La Torre del Miguelete es una torre campanario histórica ubicada en la Catedral de Valencia, España. Esta impresionante torre fue construida durante los siglos XIV y XV, y está compuesta por 207 escalones que conducen a una plataforma elevada donde se puede disfrutar de una vista panorámica de la ciudad. El Miguelete es uno de los monumentos más antiguos y famosos de Valencia, y es uno de los símbolos más importantes de la ciudad. Al contar los 207 escalones de la Torre del Miguelete se descubren algunos secretos interesantes. Los escalones tienen diferentes anchos y alturas, y cada uno está numerado para ayudar a los visitantes a contar hasta el último escalón. El recorrido a la cima de la torre también ofrece la oportunidad de apreciar los detalles arquitectónicos y la historia de la torre. También hay una campana de la torre que se toca para anunciar el comienzo de eventos importantes y sobre todo, para marcar la hora. El Miguelete es una hermosa y fascinante torre que vale la pena visitar.

Es evidente que el Miguelete es uno de los monumentos más emblemáticos de Valencia, y que sigue siendo un punto de referencia para los valencianos. Su curiosa historia, su construcción y su decoración han hecho de esta torre campanario un lugar único, con una atmósfera especial. A lo largo de los años ha pasado por diferentes fases de reformas, manteniéndose fiel a su aspecto original, y sigue siendo uno de los edificios más visitados de la ciudad. El Miguelete es una parte importante de la historia de Valencia, y seguramente seguirá siendo una joya arquitectónica y cultural en el futuro.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

La inteligencia artificial y la toma de decisiones éticas: ¿qué implicaciones tiene esto para la sociedad?
Previous Story

La inteligencia artificial y la toma de decisiones éticas: ¿qué implicaciones tiene esto para la sociedad?

¿Cómo la inteligencia artificial puede ayudar en la lucha contra el crimen y el terrorismo?
Next Story

¿Cómo la inteligencia artificial puede ayudar en la lucha contra el crimen y el terrorismo?

Latest from Blog

Paella Japonesa de Dabiz Muñoz

Descubre cómo el reconocido chef Dabiz Muñoz prepara su famosa paella japonesa, una innovadora fusión de sabores que ha sorprendido a todos.