El jarrón de la ATLANTIDA en Valencia IBEROS y ATLANTES

enero 14, 2021
4 mins read

La Atlántida es uno de esos enigmas que se resisten a ser develados. En Valencia podemos encontrar una pieza que parece relatarnos esta leyenda. Acompáñanos.

Hacia el año 340 antes de Cristo, Platón nos habló de una isla que hoy ha desaparecido en las profundidades del tiempo. En su obra conocida como “El Critias” el sabio griego nombra una ciudad perdida Atlántida. Este lugar, nos dice este texto, se encontraba mas allá de las torres de Hércules. Pero una catástrofe acabó con esta avanzada civilización. De los atlantes, nos dice que se enfrentaron contra los griegos en cruentas batallas. Eran guerreros temibles. Pero ¿Existió realmente este lugar o era solo un texto de carácter simbólico o moralizante?

Muchos han sido los lugares donde se ha buscado esta isla sumergida. Entre estas hipótesis podemos destacar las más relevantes. Según la teoría de San Torini, es una pequeña isla del mediterráneo, hacia el año 1600 antes de Cristo, donde existió una civilización muy avanzada conocida como minoica.

 Una enorme explosión volcánica ocurrida hacia el año 1628 hizo desaparecer parte de esta isla. Estos hechos tienen cierto parecido con el relato del sabio pero hay cosas que no se ajustan. Esta isla no se encuentra más allá de las de las torres de Hércules. El océano conocido como Atlántico se encuentra demasiado lejos de lo que expone el filósofo. Además, la cronología que Platón tampoco parece ajustarse a ese cataclismo. Si algo ocurrió fue mucho más lejos de las islas Helenas.

La montaña de Musa, en Marruecos y el peñón de Gibraltar, fueron para la cultura clásica aquellas dos torres de Hércules. Parece que fue tras este estrecho marítimo donde algo ocurrió que nos ha llegado a nosotros como la Atlántida. Sin dudas las fértiles tierras del Guadalquivir fueron el lugar ideal para que floreciesen las civilizaciones. Una de estas culturas fueron los Tartessos. Estos pobladores tenían fuertes contactos con los fenicios y su poder alcanzó su máxima expresión hacia el siglo noveno antes de Cristo. El tesoro del carambolo nos habla de su riqueza y su poder. Quizás, fueron ellos, pero tampoco encajan con la descripción de Platón. 2ooo años antes de Solón dice el texto, así que las fechas no coincidirían. Algo más se oculta bajo las profundidades del pasado…

Todas las culturas dejan constancia de sus mitos en sus objetos cotidianos. Su cosmovisión se plasma en las imágenes que han sobrevivido. Si aquel cataclismo ocurrió en la península los grupos humanos que continuaron habitando aquellas tierras debieron dejar constancia de aquellos hechos.

Casi al mismo tiempo que el sabio Platón nos relataba aquellos hechos, un alfarero en Denia preparaba esta gran pieza. La cultura Ibera es una de las civilizaciones más importantes de la península. Su mundo se extendió entre el siglo VII y el V antes de nuestra era. Conservamos de ellos muchas piezas de cerámica decoradas, pero esta parece relatarnos una historia conocida.

,,,,,,

Un enorme cataclismo, quizás un volcán, desató un enorme tsunami. Los animales huían de esa ola gigante. Quienes allí vivían, tal y como nos cuenta el relato, se enfrentaban a los toros, su animal totémico. Las imágenes cobran vida junto a los textos del autor clásico.  Pero podría tratarse solo de una interpretación moderna. Aquellas olas podrían ser solo cenefas decorativas.

De las personas que más ha estudiado este tema nos encontramos a  Giorgo Diaz Montexano. Este arqueólogo de origen colombiano lleva muchos años estudiando la Atlántida. Y sus conclusiones son asombrosas. Según sus estudios existió una isla frente a lo que hoy el estrecho de Gibraltar. Así es como se representaba en los mapas del mediterráneo más antiguos. Esa isla y su desaparición fueron el epicentro de una cultura muy avanzada. Hoy se conoce, por la arqueología más convencional, como la cultura del Bronce Atlántico.

 Esta civilización eran grandes guerreros como nos cuenta Platón. De hecho se han encontrado acumulaciones de espadas de esa época. También adoraban al toro. Las enormes figuras de bronce con este animal que aparecieron en las islas Canarias parece que así lo atestiguan. Su poder se extendería por todo el arco Atlántico. Giorgio Diaz acompañó a una expedición dirigida por James Cameron en la que encontraron seis anclas de piedra mas allá de las torres de Hércules. Los navíos que las usaron debieron recorrer el Mediterráneo y el Atlántico. Por si esto fuera poco en el abrigo de Laja alta se han encontrado las primeras imágenes conocidas de barcos con vela. Junto a estos gravados se esconde algo más. Parece que nos representa un cataclismo. La geología ha descubierto dos grandes tsunamis que azotaron las costas de lo que hoy es el parque de Doñana. El más cruento tendría lugar durante la segunda mitad del tercer milenio antes de Cristo. La época en la que esta civilización del bronce atlántico desaparece del registro arqueológico. En otro estrato también aparecen los restos orgánicos de un tsunami menor. Esto coincidiría con la época Tartésica. Enterradas en esta marisma andaluza se encuentra unas formaciones concéntricas. Así es como Platón describió la Atlántida. Todo parece encajar pero esta vasija de Denia ha sido descartada. Según Montejano, la vasija que hay en el museo de Valencia no representaría a la Atlántida.

Platón nos decía que los reyes atlantes se enfrentaban a toros sin armas punzantes. El atlantólogo cubano dice que descarto esta pieza porque la figura que está en la imagen representa a un hombre enfrentándose al toro con hacha y eso no es lo que Platón describe. Uno de estos reyes atlantes se llamaba Gadir, curioso que este fue el nombre que los romanos le dieron a lo hoy conocida como Cádiz.

Pero fijémonos más en la figura que descartó Diaz Montexano .  En una mano porta un látigo, parece que esto encajaría. ¿Pero que porta en la otra? Si nos fijamos no es un hacha. Es algo diferente quizás un instrumento giratorio en torno a un palo.

La vieja vasija ibera continua en Valencia. Rodeada de otras piezas con figuras concéntricas y holas. ¿Qué nos están contado estas piezas? La Atlántida parece que se resiste a ocultar sus secretos, pero parece que frente a las columnas de Hércules en sus profundidades late un enigma ancestral que estamos comenzando a descubrir. Esta vasija nos podría dar pistas de su existencia.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

Gazeta de la Junta-Congreso del Reyno de Valencia

Next Story

Desvelado el misterio de las Líneas de Nazca con la presencia de la Dra. valenciana Ana Mafé

Latest from Blog

Paella Japonesa de Dabiz Muñoz

Descubre cómo el reconocido chef Dabiz Muñoz prepara su famosa paella japonesa, una innovadora fusión de sabores que ha sorprendido a todos.