Conoce la curiosa tradición de la Procesión del Corpus Christi en Valencia.

febrero 24, 2023
17 mins read

La Procesión del Corpus Christi es una antigua tradición española que se celebra en varias ciudades de España, entre ellas Valencia. Esta tradición se remonta a finales del siglo XV, cuando la ciudad empezó a celebrar el Corpus Christi con una procesión que recorre las calles de la ciudad. Esta celebración es una experiencia única para todos aquellos que asisten, ya que los habitantes de Valencia se visten con sus mejores galas para mostrar su devoción a la tradición. En este artículo, te hablaremos de la curiosa tradición de la Procesión del Corpus Christi en Valencia. Descubrirás cómo se celebra esta fiesta, qué elementos la componen y por qué es tan importante para los habitantes de Valencia.

Celebrando el Corpus Christi en Valencia: Descubre los Tradicionales Festejos de la Ciudad

El Corpus Christi es una tradición muy arraigada en Valencia, España. Cada año se celebra el jueves después de Pentecostés con una impresionante procesión por la ciudad. Durante esta procesión, los ciudadanos de Valencia llevan velas, velas de cera y flores para honrar a Jesús. Los festejos también incluyen música, danzas y actuaciones tradicionales. Los habitantes de Valencia también se reúnen para compartir comida y bebida y celebrar el Corpus Christi. Esta tradición se remonta a los tiempos medievales, cuando los habitantes de Valencia se reunían para honrar a Jesús y dar gracias por su presencia en su vida. Esta tradición se ha mantenido hasta nuestros días, y es una experiencia única para quienes asisten.

Descubriendo las costumbres y tradiciones de Corpus Christi: una celebración religiosa con una herencia milenaria.

La Procesión del Corpus Christi de Valencia es una celebración religiosa con una herencia milenaria. Esta procesión se lleva a cabo cada año durante el mes de junio, en la que la ciudad de Valencia rinde homenaje a su patrona la Virgen del Corpus Christi. Durante esta procesión toda la ciudad se llena de color y alegría, con música tradicional, bailes, cantos y ferias. Los fieles llevan una gran cantidad de velas, flores y banderas de la ciudad para honrar a la Virgen. También hay una tradición de regalar dulces a los niños durante la procesión. Esta celebración es una oportunidad única para descubrir la rica herencia cultural y las costumbres y tradiciones de la ciudad.

La Solemnidad del Corpus Christi de Valencia es una fiesta religiosa de gran importancia en la ciudad, que se celebra en el mes de junio. Históricamente, ha sido considerada la fiesta grande de Valencia desde el último tercio del siglo XIV. La fiesta consiste en dos principales actos: la Cabalgata del Convite y la Procesión General.

La Cabalgata del Convite, también conocida como la Cabalgata dels Cavallets o de la Degolla, es un acto ceremonial de invitación que se realiza la víspera y mañana de la fiesta, por medio del Capellà de les Roques, a las autoridades y al pueblo llano para que asistan a la Solemne Procesión del Corpus Christi. Actualmente, la cabalgata comienza en la puerta del Palacio de la Generalitat Valenciana y termina en la plaza de la Almoina, y está compuesta por varias figuras y personajes, como los cabezudos, Moma y Momos o Degolla, así como otras danzas y desfiles de varios misterios bíblicos.

La Procesión General es el acto central de la fiesta que se celebra la tarde del domingo. La procesión comienza desde la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia y discurre por el distrito de Ciutat Vella. En ella desfilan las conocidas Rocas arrastradas por caballos, los Gigantes y Cabezudos, y las danzas de la Granada y la Moma. Toda la procesión está amenizada por la música valenciana del tabal y la dulzaina, así como por la presencia de bandas de música, destacando la Banda Sinfónica Municipal de Valencia.

Dentro de la procesión se destacan Las Figuras, que tienen como objetivo recordar varios momentos en el transcurso de la historia de la salvación dentro de la religión católica, con figuras del Nuevo Testamento, Antiguo Testamento y otras figuras significativas y alegóricas de la Iglesia. Entre las figuras destacan Las Águilas, tres carrozas que representan a San Juan Evangelista y que desfilan durante la procesión, y la Tarasca o dragón de grandes gargantas, símbolo de Santa Marta, que se incorpora en 1993.

También se destacan Las Rocas del Corpus Christi, once estructuras de madera con forma de barco antiguo que llevan grupos escultóricos que aluden a relatos bíblicos o de santos. Desde 1417 ya existen registros escritos que atestiguan el uso de las Rocas para la fiesta del Corpus. Van arrastradas por caballerías y también se les conoce como carros triunfales. Además, se destacan Los Misterios, una serie de personajes bíblicos que participan en la Cabalgata y en la procesión, representando a los respectivos Misterios.

Las danzas también forman parte de la fiesta del Corpus Christi de Valencia. Se pueden destacar la Danza de la Moma, la Danza dels Cavallets, la Danza de la Magrana, la Danza dels Arquets, la Danza dels Pastorets y la Danza dels Nanos.

La historia de la fiesta se remonta a 1326, cuando aparece en la relación de fiestas de guardar que el Consejo de la ciudad mandaba respetar anualmente. La primera procesión general se llevó a cabo en 1355, por instancias del obispo Hug de Fenollet y convocada por los jurados de la ciudad, donde se invitaba al pueblo a participar de la celebración de carácter religioso. En el año siguiente, la procesión pasó a ser parroquial y rotativa hasta 1372, cuando se reanuda como una única procesión solemne de la ciudad.

Durante los siglos XV y XVI, la fiesta adquirió cada vez más importancia y se hicieron esfuerzos para que la procesión fuese lo más solemne y majestuosa posible. Se incorporaron nuevas figuras y personajes, y se empezaron a construir las Rocas del Corpus, unas estructuras de madera con forma de barco antiguo que llevan grupos escultóricos que aluden a relatos bíblicos o de santos.

En el siglo XVIII, la fiesta del Corpus de Valencia se convirtió en una de las más importantes de España, y se convocaba a todos los artistas y artesanos de la ciudad para que colaboraran en su celebración. Durante la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil, la fiesta sufrió un parón, pero fue retomada en 1941 y se ha celebrado ininterrumpidamente desde entonces.

En la actualidad, la fiesta del Corpus Christi sigue siendo una de las más importantes y populares de Valencia, y es un ejemplo de la riqueza cultural y religiosa de la ciudad. La Cabalgata del Convite y la Procesión General atraen a miles de personas de todo el mundo cada año, y la ciudad se engalana para la ocasión con flores y decoraciones. La Solemnidad del Corpus Christi de Valencia fue declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial por la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano en 2010, lo que demuestra la importancia que sigue teniendo esta festividad para la ciudad y sus habitantes.

El Concilio de Viena (1311-1313) dio el impulso definitivo a la creencia en la Transustanciación. Este Concilio estableció la obligación de celebrar la festividad del Corpus Christi. La solemnidad del Corpus Christi se estableció en 1317 por el Papa Juan XXII para toda la Iglesia católica. A partir de ese momento, se convirtió en una festividad popular en toda Europa, incluyendo Valencia.

En Valencia, la fiesta adquirió gran importancia en el siglo XIV. En 1326, se incluyó en la relación de fiestas de guardar que el Consejo de la ciudad mandaba respetar anualmente. En 1355, la fiesta tuvo su primera procesión general, a instancias del obispo Hug de Fenollet y convocada por los jurados de la ciudad, en la que se invitaba al pueblo a participar en la celebración de carácter religioso. Al año siguiente, la procesión se convirtió en una procesión parroquial y rotativa hasta 1372, cuando se reanudó como una única procesión solemne de la ciudad.

La fiesta del Corpus Christi se convirtió en una de las más importantes de la ciudad y en una de las mejores expresiones de la cultura festiva de los valencianos. La tradición de la cabalgata del Convite, que se incorporó en 1516, y la procesión general del domingo, que se celebra desde el siglo XIV, son los actos centrales de la fiesta del Corpus Christi en Valencia.

Durante la Edad Media, la fiesta del Corpus Christi en Valencia estaba estrechamente ligada a la Hermandad de la Misericordia, fundada en el siglo XV. La Hermandad tenía como objetivo la atención de los enfermos y la ayuda a los necesitados. También se encargaba de la organización de la procesión del Corpus Christi, que se convirtió en uno de sus principales cometidos.

En la actualidad, la celebración del Corpus Christi en Valencia cuenta con la participación de miles de personas, tanto valencianos como visitantes. La fiesta se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de la ciudad, gracias a la belleza de la procesión y al ambiente festivo que se vive en las calles. La Cabalgata del Convite y la Procesión General del Corpus Christi son un espectáculo de gran valor histórico y cultural que no deja indiferente a nadie. Además, la ciudad de Valencia cuenta con la Casa de las Rocas, un museo que custodia las carrozas llamadas «Rocas», las tres águilas y los armazones de los gigantes, y que es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

En 2010, la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano declaró la Solemnidad del Corpus Christi en la ciudad de Valencia como Bien de Interés Cultural Inmaterial. Esto pone de manifiesto la importancia histórica y cultural de la fiesta del Corpus Christi en Valencia y su arraigo en la tradición valenciana. La solemnidad del Corpus Christi en Valencia sigue siendo una de las mejores expresiones de la cultura festiva de los valencianos y un ejemplo de la riqueza cultural de la ciudad.

Casa de las Rocas: un viaje a la historia de las fiestas de Corpus en Valencia

Procesión General del Corpus Christi de Valencia

La Procesión General del Corpus Christi de Valencia es uno de los actos más importantes y populares de la fiesta del Corpus Christi. Se celebra la tarde del domingo y es el momento central de la celebración religiosa.

La procesión comienza desde la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia y recorre varias calles del centro histórico de la ciudad, pasando por algunos de sus monumentos más emblemáticos como la Lonja de la Seda, la Plaza de la Virgen y la Plaza del Ayuntamiento.

El recorrido de la procesión está acompañado por la música tradicional valenciana de tabal y dulzaina, además de la presencia de varias bandas de música, destacando la Banda Sinfónica Municipal de Valencia.

En la procesión desfilan varias figuras alegóricas y personajes bíblicos, entre los que destacan las Rocas, los Gigantes y Cabezudos, las Águilas y los diferentes Misterios.

Las Rocas son estructuras de madera con forma de barco antiguo que llevan grupos escultóricos que aluden a relatos bíblicos o de santos. Son arrastradas por caballerías y están consideradas como uno de los elementos más emblemáticos de la procesión del Corpus.

Los Gigantes y Cabezudos son figuras que representan diferentes personajes populares y son portados por personas disfrazadas que bailan al ritmo de la música.

Las Águilas son tres figuras, una grande y dos más pequeñas, que desfilan durante la procesión del domingo, entre los personajes bíblicos. La mayor hace referencia a San Juan Evangelista, litúrgicamente conocido como el Águila de Patmos. El águila grande fue realizada, de nuevo, en 1979 mientras que las dos pequeñas son de 1985.

La procesión también cuenta con la presencia de diferentes Misterios, que son representaciones teatrales de diferentes episodios bíblicos o de la historia de la Iglesia. Entre los Misterios más destacados se encuentran el de San Cristóbal y los Peregrinos, el de Adán y Eva, y el de la Degolla, que simboliza la guardia de Herodes, ejecutora de la orden del tetrarca de degollar a todos los niños de Belén menores de dos años.

En definitiva, la Procesión General del Corpus Christi de Valencia es un acto multitudinario y espectacular que reúne a miles de personas cada año para celebrar una de las fiestas más importantes de la ciudad.

Las Rocas del Corpus Christi

Las Rocas del Corpus Christi son uno de los elementos más característicos de la fiesta del Corpus Christi de Valencia. Estas estructuras de madera tienen forma de barco antiguo y están decoradas con grupos escultóricos que representan relatos bíblicos o de santos.

Existen diferentes teorías sobre el origen de las Rocas del Corpus Christi, pero se cree que datan de entre 1373 y 1392. Ya en 1417 hay registros escritos que atestiguan el uso de las Rocas para la fiesta del Corpus.

Las Rocas del Corpus Christi son arrastradas por caballerías durante la Procesión General del domingo. Cada Roca está patrocinada por diferentes gremios y cofradías de la ciudad, y algunas de ellas llevan el nombre de santos valencianos o de instituciones religiosas de la ciudad.

A continuación, se detalla brevemente cada una de las Rocas del Corpus Christi de Valencia:

  • Roca Diablera (1511): Representa la lucha entre los ángeles y los demonios, y el triunfo de los primeros sobre los segundos.
  • Roca de San Miguel (1528-1535): Dedicada al arcángel San Miguel, patrón de la ciudad de Valencia. En la Roca se representa la lucha del santo contra el dragón.
  • Roca de la Purísima (1542): Dedicada a la Inmaculada Concepción. En la Roca se representa a la Virgen María y a los cuatro evangelistas.
  • Roca de la Fe (1542): Representa la fe de los cristianos. En la Roca se representa a la fe con la forma de una mujer que sostiene una cruz.
  • Roca de San Vicente Ferrer (1665): Dedicada al santo valenciano San Vicente Ferrer. En la Roca se representa al santo predicando.
  • Roca de la Santísima Trinidad (1674): Dedicada a la Santísima Trinidad. En la Roca se representa a la Trinidad con la forma de tres cabezas.
  • Roca Valencia (1855): Dedicada a la ciudad de Valencia. En la Roca se representa la ciudad con una alegoría de la agricultura, la industria y el comercio.
  • Roca la Fama (1899): Dedicada a la fama de la ciudad. En la Roca se representa la figura de la Fama, con una trompeta y una palma.
  • Roca del Patriarca (1961): Dedicada al Patriarca de Valencia. En la Roca se representa al Patriarca con la Mitra y el Báculo.
  • Roca de Nuestra Señora de los Desamparados (1995): Dedicada a la patrona de Valencia, la Virgen de los Desamparados. En la Roca se representa a la Virgen con la forma de una anciana que sostiene un niño en brazos.
  • Roca del Santo Cáliz (2001): Dedicada al Santo Cáliz, la reliquia que se conserva en la Catedral de Valencia y que se considera la copa utilizada por Jesucristo en la Última Cena. En la Roca se representa el Santo Cáliz con la forma de una copa dorada.

Los misterios y las danzas

Además de las Rocas del Corpus Christi, también destacan los misterios y las danzas que forman parte de la fiesta.

Los misterios son representaciones teatrales en las que se escenifican episodios bíblicos, como el Misterio de San Cristóbal y los Peregrinos, el Misterio de Adán y Eva o el Misterio del Rey Herodes, del Portalet o de la Degolla. En este último participan numerosos personajes, entre ellos la guardia de Herodes, ejecutora de la orden del tetrarca de degollar a todos los niños de Belén menores de dos años, que está compuesta por unas cincuenta personas que ocultan su identidad tras máscaras y tocados con coronas de pámpanos. La cabalgata termina con la llamada Poalà, en la que los miembros de la Degolla son regados con cubos de agua desde los balcones.

Los misterios del Corpus Christi de Valencia son una parte importante de la fiesta. Se trata de grupos de personas que se visten y representan a personajes bíblicos durante la Cabalgata y la procesión. Hay tres misterios principales: el Misterio de San Cristóbal y los Peregrinos, el Misterio de Adán y Eva y el Misterio del Rey Herodes, del Portalet o de la Degolla. Cada uno de estos misterios involucra a varios personajes y escenas que hacen referencia a historias bíblicas.

El Misterio de San Cristóbal y los Peregrinos involucra a San Cristóbal, el Niño Jesús, un ermitaño y una pareja de romeros con su padre. El Misterio de Adán y Eva involucra al Padre Dios, Ángel Querubí, Ángel «del Legó», Adán, Eva, la Serpiente y la Muerte. Por último, el Misterio del Rey Herodes, del Portalet o de la Degolla involucra a una gran cantidad de personajes, incluyendo a los reyes magos, la Virgen de «La Burreta», San José, el ángel, segadores, una espigadora, sargentos de la guardia de Herodes y más.

Este último misterio es especialmente llamativo, ya que la representación de la guardia de Herodes se viste con ropa de arpillera con siniestros dibujos, ceñidor de cuerda y con un zurrón relleno de caramelos y un antiguo «carxot» de pergamino. Es considerado el grupo que más atención acapara de la Cabalgata. Además, durante la Poalà, los miembros de la Degolla son regados con cubos de agua desde los balcones al pasar por la calle Avellanes.

Además de estos misterios, también se representan otros personajes bíblicos y religiosos, como San Juan Bautista, San Miguel Arcángel, San Vicente Ferrer, la Virgen María, entre otros. Cada uno de ellos cuenta con una vestimenta y atuendos específicos para su representación.

La participación en los misterios es una tradición muy arraigada en la ciudad de Valencia, y se requiere una gran preparación para su representación. Los participantes, conocidos como misteriosos, se preparan durante meses para asumir su papel y llevar a cabo la representación con la mayor fidelidad posible.

En definitiva, la fiesta del Corpus Christi de Valencia es una celebración de gran importancia histórica y cultural en la ciudad, que cuenta con una gran variedad de elementos simbólicos y religiosos, así como con una amplia participación popular en los distintos actos y celebraciones que tienen lugar durante la festividad.

Las danzas del Corpus Christi de Valencia

Las danzas del Corpus Christi de Valencia son otra de las manifestaciones culturales que forman parte de la fiesta. Entre las más destacadas se encuentran la Danza de la Moma, que representa la lucha de la virtud contra los siete pecados capitales; la Danza dels Cavallets, en la que participan niños vestidos de moros que danzan con unos caballos de cartón; la Danza de la Magrana, en la que los danzantes vestidos de calabreses rinden acatamiento a la Eucaristía; la Danza dels Arquets, en la que las niñas utilizan arcos florales para conseguir varios efectos coreográficos; la Danza dels Pastorets, que representa al grupo que acompaña al Rey Herodes; y la Danza dels Nanos, que significa la veneración al Santísimo de todo el mundo.

Las Danzas del Corpus Christi de Valencia son una parte muy importante de la fiesta, y consisten en una serie de bailes tradicionales que se han ido transmitiendo de generación en generación. Algunas de las danzas más destacadas son la Danza de la Moma, que representa la lucha entre la Virtud y los siete pecados capitales, la Danza dels Cavallets, en la que los niños vestidos de moros danzan alrededor de unos caballos de cartón, y la Danza de la Magrana, en la que los danzantes representan a los judíos y rinden acatamiento a la Eucaristía.

Otras danzas populares son la Danza dels Arquets, en la que las niñas utilizan arcos florales, y la Danza dels Pastorets, que está vinculada al Misterio del Rey Herodes. También hay una danza llamada Danza dels Nanos, en la que se venera al Santísimo de todo el mundo, y que cuenta con la presencia de cuatro gigantes que representan a los cuatro continentes conocidos en la época en que se creó la danza: Europa, Asia, África y América.

Todas estas danzas se representan durante la octava del Corpus Christi en Valencia, y son una muestra de la riqueza cultural de esta fiesta.

En resumen, la Solemnidad del Corpus Christi de Valencia es una fiesta de gran importancia histórica, cultural y religiosa en la ciudad, que cuenta con diversos actos y manifestaciones culturales, como la Cabalgata del Convite, la Procesión General, las Rocas del Corpus Christi, los misterios y las danzas, entre otros. Es una fiesta que ha sabido mantener sus tradiciones a lo largo de los siglos y que sigue siendo una de las expresiones más singulares de la cultura festiva de los valencianos.

Otros actos de la fiesta del Corpus Christi de Valencia

Además de las procesiones, la Cabalgata del Convite y las danzas, la fiesta del Corpus Christi de Valencia incluye una serie de actos y celebraciones que tienen lugar en el marco de la misma, como por ejemplo:

Octava del Corpus: Consiste en una serie de actos religiosos que se celebran durante los ocho días posteriores a la festividad del Corpus Christi, como procesiones, eucaristías y ofrendas.

Nit del Foc: Es un espectáculo pirotécnico que tiene lugar en la noche del sábado al domingo de la festividad del Corpus Christi, en el que se lanzan al cielo numerosos cohetes y fuegos artificiales que iluminan el cielo de la ciudad.

Concurso de Artesanía del Corpus Christi: Es un concurso que se celebra desde 1929 y que premia a los artesanos que mejor han trabajado los elementos decorativos de la procesión del Corpus, como por ejemplo, los ornamentos florales.

Feria del Corpus Christi: Es una feria que se celebra en el entorno de la Alameda de Valencia y que cuenta con numerosas atracciones, puestos de comida y bebida, y otros elementos de feria típicos.

En definitiva, la fiesta del Corpus Christi de Valencia es una celebración muy arraigada en la ciudad que combina elementos religiosos y culturales, y que atrae a miles de visitantes cada año.

Celebrando la Fe: Los Rituales y Significado Detrás de la Procesión de Corpus Christi

La Procesión del Corpus Christi es una tradición religiosa muy antigua que se lleva a cabo en Valencia. Esta procesión se celebra en honor al cuerpo de Cristo y se realiza durante la fiesta de Corpus Christi. Durante la procesión, los fieles caminan por las calles de la ciudad mientras rezan y cantan himnos religiosos. Esta tradición se remonta a la Edad Media, cuando los ciudadanos de Valencia salían a la calle para seguir la procesión del Santísimo Sacramento. La procesión del Corpus Christi se celebra con una gran pompa y ceremonia. La procesión comienza con una bendición seguida de una misa solemne y luego sigue con el desfile de los fieles. Durante la procesión, los fieles portan velas y banderas mientras caminan detrás del sacerdote que lleva el Santísimo Sacramento. Al final de la procesión, se realiza una bendición solene con el Santísimo Sacramento. Esta tradición simboliza el profundo amor y reverencia que los valencianos tienen por el cuerpo de Cristo y por la tradición de su fe cristiana.

La Procesión del Corpus Christi de Valencia es una tradición que se remonta a muchos años atrás. Esta ceremonia religiosa es una demostración de fe y devoción por el Santísimo Sacramento. Sus orígenes se remontan a la Edad Media, cuando los sacerdotes salían a las calles de Valencia para celebrar la fiesta de la Eucaristía. A través de los años, la Procesión ha tomado diferentes formas, pero siempre ha mantenido una profunda significación espiritual. Desde la tradicional misa de celebración, hasta la espectacular despedida de los fieles en la Plaza de la Virgen, la Procesión del Corpus Christi de Valencia es una experiencia inolvidable para los visitantes. Es una tradición que sigue viva, y que para muchos significa una conexión con los orígenes de la fe católica. La Procesión del Corpus Christi es una tradición que recordamos año tras año, llevando a los participantes de regreso a una época de fe, devoción y arte.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Previous Story

Leyendas y misterios que rodean a la Cárcel Modelo de Valencia

Next Story

Descubre la historia del Jardín del Turia, el parque urbano más grande de España

Latest from Blog

Paella Japonesa de Dabiz Muñoz

Descubre cómo el reconocido chef Dabiz Muñoz prepara su famosa paella japonesa, una innovadora fusión de sabores que ha sorprendido a todos.