Zaragoza 1 – 1 Levante UD: Paco López; “Hemos hecho una primera media hora muy buena, de lo mejor de la pretemporada”

Paco López analizó el desarrollo de la postrera confrontación amistosa del verano. El técnico acentuó la calidad del juego evidenciado por el colectivo granota en el capítulo inicial.

Valencia/.- “Hemos hecho una primera media hora muy buena. Yo creo que de lo mejor de la pretemporada”. No obstante, apeló a la crítica. “Nos penalizan dos o tres errores en pérdidas de balón. Lo ha aprovechado el Zaragoza para marcar y empatar. El gol les ha dado confianza”. A su juicio, las distancias entre los contendientes quedaron minimizadas en la reanudación. “El partido se ha igualado. En la segunda parte el partido se ha igualado. Nosotros hemos tenido más el control del partido y quizás ellos alguna ocasión más”.

Rochina tira de fantasía en el último ensayo del verano

La relevancia de Rochina dentro el ecosistema que conforma el fútbol es la trascendencia que presenta para cambiar paisajes de manera abrupta. En realidad, no necesita conjugar con el fútbol para adquirir notoriedad sobre el verde. Sucedió en el feudo de La Romareda de Zaragoza en el último ensayo del verano del grupo que prepara desde el banquillo Paco López. En el coliseo aragonés suena Avalancha, en un claro guiño a los Héroes del Silencio, cuando el equipo local alcanza la red de su rival, pero la avalancha fue el disparo envenenado del atacante azulgrana. Álvarez cayó aturdido tras el obús proyectado por las botas del futbolista valenciano. Rochina pisó la frontal del área y armó con contundencia y decisión la pierna para lanzar un misil inabordable e indetectable para los guantes del guardameta blanquillo.No es un tipo de acción novedosa. Su currículum presenta muescas de este tipo. La diana recuerda, por la similitud, la génesis del gol que firmó en el verde de Balaídos en el duelo que cerró la temporada pasada. Su capacidad de sorpresa desde la larga distancia es pronunciada.

No conviene dejar a Rochina sin atar por las cercanías del área rival. Es un verso libre que se expresa con convicción. Su imaginación puede llegar a desbordarse. Se trata de un argumento sobresaliente para buscar soluciones reales en días de angustia y de zozobra. Y la competición liguera ya se adivina. El encuentro frente al Real Betis puede imaginarse. El enfrentamiento de Zaragoza se convertía en un test personal y colectivo. Desde un prisma más íntimo, las miradas volvían a posicionarse en las figuras de Pcric, Simon y Raphael Dwamena por cuestiones más que obvias. Los tres partieron en el once establecido por Paco López. Prcic se instaló en la zona de medios con José Campaña como acompañante. Es indudable que trata de metabolizar conceptos con celeridad, y que necesita tiempo para entender la naturaleza del juego granota, pero ofreció muestras de su forma de entender la disciplina.

Se trata de un futbolista ágil en la expresión, intuitivo en la interpretación y rápido en la toma de decisiones. Y ese barniz ofensivo que parece impregnar cada uno de sus movimientos no le impide descender hasta los sótanos para disputar el esférico a su contrario. Tiene capacidad para improvisar, pero también puede abatir a su rival. Dwamena rozó el gol en el interior del área de Álvarez en dos coladas por el carril diestro y zurdo del ataque levantinista. El internacional por Ghana mostró potencia para desbordar y conquistar el corazón del área, si bien está en proceso de aclimatación a un fútbol que debe descodificar. Algo similar acontece con Simon. Su punta de velocidad se manifestó principalmente por el eje izquierdo de la retaguardia. Quizás el Levante entró en el partido con mayor decisión que su adversario. El colectivo granota se movía con solvencia en la medular.

Pcric y Campaña se asociaban con clarividencia y Rochina se filtraba entre las líneas enemigas para convertirse en un jugador difícil de localizar. Sin grilletes puede ser fulminante. Por la periferia del campo Toño y Coke se lanzaban en busca de aventuras. El lateral zurdo sometió a Benito. El gol de Rochina aletargó al Zaragoza. El Levante marcaba el tempo y el ritmo, pero la escuadra de Idiákez no claudicó. Busca el Real Zaragoza rememorar jornadas de efervescencia en el universo del balompié patrio. El hecho no es menor porque marca una tendencia. Pombo estableció la paridad en el marcador con una diana notable por la complejidad que encerraba el remate final. Benito rebañó la línea de fondo y el atacante tiró de calidad para empalar el esférico. La reanudación marcó un choque distinto. Paco López e Idiákez zarandearon el banquillo en las últimas pruebas del período estival. El Trofeo Memorial Carlos Lapetra se resolvió desde los once metros. Aitor se agigantó en esa fase del duelo tras adivinar dos penas máximas.

Ficha Técnica:

1 – Zaragoza: Álvarez, Benito, Perone, Verdasco, Pombo, Javi Ros, James, Marc Gual, Álex Muñoz, Soro y Clemente. También jugaron; Lasure, Grippo, Medina, Buff, Nieto, Aguirre, Delmás, Biel y Torras

1 – Levante: Aitor, Toño, Chema, Simon, Pcric, Morales, Coke, Postigo, Rochina, Raphael Dwamena y Campaña. También jugaron; Jason, Róber Pier, Bardhi, Roger. Rubén, Manzanara, Luna y Doukouré.

Árbitro: Daniel Ocón Arraiz. Comité Riojano. Amonestó con cartulina amarilla a Chema.

Goles: 0-1. Min. 15. Rochina. 1-1. M. 33 Pombo.

Deja un comentario