Una “ruta urbana mariana” recorre los lugares más significativos de Valencia relacionados con la devoción a la Virgen de los Desamparados

Desde el antiguo “Hospital de Ignoscents” hasta la Basílica, a lo largo de 1,4 kilómetros por el centro histórico de la ciudad

La Basílica anima a todas las parroquias, colegios diocesanos y alumnos de Religión a ser peregrinos en el Año del Centenario de la Coronación

ARCHIDIÓCESIS VALENCIA 11 NOV.- La Basílica de la Virgen de los Desamparados invita a todos los devotos de la patrona y personas interesadas en conocer la historia de la devoción a la Mare de Déu a realizar la “ruta urbana mariana” puesta en marcha, con motivo del Año Jubilar del Centenario de la Coronación Canónica, como una opción para peregrinar hasta el santuario valenciano y obtener la indulgencia plenaria.

Desde la apertura del Año Jubilar, el pasado mes de mayo, “numerosos devotos, de forma individual o en grupo y cumpliendo las condiciones habituales, acuden a la Basílica cada día”, confirman desde el templo mariano.

Además de esa modalidad de peregrinación, también puede realizarse la “ruta urbana mariana”, estrenada recientemente, que recorre, a lo largo de 1,4 kilómetros por el centro histórico de Valencia, los principales lugares vinculados a la Mare de Déu.

Antiguo Hospital y Capitulet, Plaza de la Merced, Catedral y Basílica

La “ruta urbana mariana” comienza en la sede de San Carlos Borromeo de la Universidad Católica de Valencia (UCV) en los Jardines del Hospital. Allí, los peregrinos ven un vídeo sobre la Mare de Déu y su historia y reciben una explicación sobre el Año Jubilar y el Centenario de la Coronación a cargo de un responsable de la Basílica. También allí tiene lugar la bendición e imposición de las cruces del peregrino.

Después van a la Capilla del Capitulet y al pórtico del antiguo “Hospital de Ignoscents, Folls e Orats”, también en los Jardines del Hospital. En esta primera parada se explica el origen del Hospital, considerado el primer psiquiátrico del mundo occidental, construido en 1410 para atender a personas con enfermedad mental e impulsado por el Padre Jofré. Actualmente es la Biblioteca Municipal y del antiguo Hospital sólo se conserva el pórtico de entrada, un pabellón y algunos restos arqueológicos.

En la Capilla del Capitulet se reunían en capítulo los miembros de la Real Cofradía de Nuestra Señora de los Inocentes, Mártires y Desamparados. Según la tradición, en esta capilla apareció la imagen original de la Mare de Déu “que hicieron unos ángeles”.

La siguiente parada es la Plaza de la Merced, donde estaba el antiguo monasterio de los Mercedarios, hoy desaparecido. Allí vivió el Padre Jofré, quien nació en una casa cercana cuya calle lleva el nombre de su familia (Jofrens).

En una de estas céntricas calles se produjo el hecho que conmovió al mercedario: unos jóvenes maltratando a un enfermo mental. Ante ellos se interpuso el Padre Jofré y ésa fue la semilla del proyecto caritativo que manifestó en la homilía del 24 de febrero de 1409 en la Catedral de Valencia y, por tanto, el origen de la devoción a la Virgen de los Desamparados que perdura seis siglos después.

El tercer lugar de la ruta es la Puerta de los Apóstoles de la Catedral, cerca de la cual se encontraba la primitiva capilla de la Virgen de los Desamparados. En sus inicios, la imagen se veneraba en casa del Clavario Mayor de la Cofradía; a partir de 1589, en una pequeña capilla en la calle Bartxilla; y en el siglo XVII, en otra capilla exterior de la Seo.

La cuarta estación son las Puertas de Bronce de la Basílica, que ofrecen una auténtica catequesis en sus relieves. En el interior del templo -que centraliza el culto a la Virgen de los Desamparados desde 1667- finaliza la peregrinación. Cumpliendo las condiciones habituales se obtiene la indulgencia plenaria.

Invitación abierta a toda la diócesis

La Basílica de la Virgen ha enviado 1.200 cartas a todas las parroquias, colegios diocesanos y profesores de Religión de centros públicos valencianos invitándoles a participar en el Año Jubilar uniéndose a estas peregrinaciones, una invitación que se extiende a todos los devotos de la diócesis.

También se pone a disposición de los peregrinos un ‘pack’, estrenado esta semana, compuesto por un libro que sirve de guía para la ruta y que incluye oraciones; una estampa con una oración dedicada a la Mare de Déu escrita por el cardenal Cañizares; una pulsera-Rosario; una vela; una medalla; y una gorra. Todo ello, en una bolsa de tela con el logotipo oficial del Centenario de la Coronación.

Toda la información sobre la ruta urbana y las inscripciones para realizar estas peregrinaciones puede encontrarse en la página web de la Basílica y en la web oficial del Centenario de la Coronación (https://centenario.basilicadesamparados.org). También ofrecen información sobre el Año Jubilar y sobre la “Corona de Caridad” y los proyectos a los que va destinada y canaliza los donativos para esta causa.

 

Press 1 y 2: En los Jardines del Hospital, frente al Capitulet, con el vicerrector de la Basílica, Álvaro Almenar

Press 3: Pórtico de entrada al antiguo Hospital que se conserva en los Jardines del Hospital de Valencia

Press 4: Grupos de alumnos del colegio Esclavas de María de Valencia, antes de llegar a la plaza de la Merced, en la ruta urbana mariana

Press 5: Parada de la ruta urbana en la Plaza de la Merced, donde estaba el antiguo convento de los mercedarios

Press 6: En la Plaza Redonda, donde podría haber sucedido la famosa escena del maltrato al enfermo mental que presenció el Padre Jofré en el siglo XV

Press 7: Sigue la ruta urbana por la Plaza de la Reina, camino a la Catedral

Press 8: En la Puerta de los Apóstoles de la Catedral de Valencia

Press 9: Puertas de Bronce de la Basílica de la Virgen

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: