Una parroquia de Alaquàs acoge su primera boda tras el confinamiento y la transmite por redes sociales

La parroquia de la Santísima Cruz de Alaquàs (Valencia) ha acogido la celebración de la primera boda tras el confinamiento por la crisis sanitaria y fue retransmitida por redes sociales, dado que gran parte de sus familiares y amigos no pudieron asistir al enlace por la pandemia, según ha informado el Arzobispado en un comunicado.

Se da la circunstancia de que el matrimonio es extranjero –Anna es de Ucrania y Freddy es español pero de origen colombiano– y sus respectivas familias no pudieron viajar desde estos países pero siguieron la ceremonia a través de Facebook.

Anna y Freddy «no quisieron esperar a sellar su amor con la boda y que con tanto esmero habían preparado», ha indicado el párroco Juan José Segarra. La boda estaba prevista para el pasado mes de mayo y, aún así, han tenido que aplazarla un mes, pero «no querían esperar más».

Ambos han realizado el cursillo prematrimonial por internet, a través de Skype, con un matrimonio venezolano y feligreses de la parroquia, Roselia y José Manuel, que se encargan de la Pastoral Familiar. Roselia y José Manuel destacaron de los novios el deseo y la gran convicción de casarse por la Iglesia.

La parroquia de la Santísima Cruz de Alaquàs celebrará el siguiente enlace el próximo mes de septiembre. Se trata de una pareja de novios que son monitores del movimiento Juniors.

Deja una respuesta