Ryanair padece hoy viernes la mayor huelga de su historia, con 400 vuelos cancelados y 67.000 pasajeros afectados

En España, la aerolínea ha cancelado 83 vuelos con origen o destino en aeropuertos del país. El paro ha sido convocado por los pilotos de la aerolínea irlandesa en Alemania, Bélgica, Holanda, Suecia e Irlanda.

Agencias/.- Ryanair ha cancelado para este viernes casi 400 vuelos -83 de ellos con origen o destino en España- por la huelga de 24 horas convocada por los pilotos de la aerolínea irlandesa en Alemania, Bélgica, Holanda, Suecia e Irlanda, un paro que afecta a unos 67.000 pasajeros, 14.000 de ellos en España. La aerolínea de bajo coste ha asegurado en un comunicado que opera con normalidad el 85% de los vuelos programados para esta jornada y que “la mayoría de los clientes afectados ya han sido reubicados en otros vuelos de Ryanair”.

Se trata de la primera protesta en la historia de la compañía coordinada entre pilotos de distintos países, que reclaman avances en las negociaciones abiertas desde principios de este año sobre la mejora de salarios y condiciones laborales.

En total, Ryanair ha anulado 396 de los 2.400 vuelos programados, el 16% de los que preveía operar este viernes en toda su red europea, compuesta por 87 bases en 37 países. Unos 250 trayectos anulados derivan del paro de los pilotos en Alemania.

Ryanair reduce a 55.000 los viajeros afectados

De acuerdo con los sindicatos de pilotos convocantes, la movilización ha causado trastornos en los planes de viaje a unos 67.000 pasajeros, 14.000 en España, sin embargo, Ryanair ha divulgado otros datos y sitúa esa cifra en torno a los 55.000, al tiempo que no ha facilitado números para casos particulares, como en el mercado español.

“A pesar de la lamentable e innecesaria huelga que tiene lugar el viernes 10 de agosto en cinco de nuestros 37 mercados, más de 2.000 vuelos, el 85% de nuestro programa, operarán con normalidad para transportar casi 400.000 pasajeros en toda Europa”, explica la aerolínea en su nota.

Todos los pasajeros afectados por las cancelaciones han recibido avisos por mensajes de móvil o correo electrónico, según la compañía, que asegura que les devolverá la cuantía del billete o serán reacomodados “en otro vuelo de Ryanair”.

Esas promesas también las realizó en huelgas precedentes, pero los usuarios afectados han topado con muchos obstáculos para hacer respetar sus derechos y la Agencia de Seguridad Aérea española ha abierto un expediente para investigar posibles incumplimientos de la aerolínea.

Según la web de Ryanair en España, el mayor número de cancelaciones se ha producido con Alicante, donde se han suspendido 15 vuelos de salida o llegada en ese aeropuerto. Once de ellos son conexiones con aeropuertos alemanes, concretamente con Düsseldorf Internacional, Düsseldorf Weeze, Berlin Tegel, Berlín Schönefeld, Frankfurt Internacional y Colonia. Además han desaparecido en la web las conexiones con el aeropuerto belga de Charleroi y el sueco de Estocolmo Skavsta.

El aeropuerto de Palma es el segundo más afectado, con 12 vuelos suprimidos, ocho de ellos con aeropuetos alemanes: Düsseldorf International, Düsseldorf Weeze, Frankfurt International, Francfort Hahn y Colonia.

Los aeropuertos de Madrid Barajas y Barcelona El Prat son los terceros más afectados, con 10 vuelos cancelados cada uno. En el caso de Madrid, los aeropuertos alemanes vuelven a ser los que más cancelaciones provocan (6).

Concretamente, la capital dejará de operar los vuelos con aeródromos germanos de Frankfurt International, Colonia y Nuremberg, así como con el aeropuerto belga de Zaventen.

Por su parte, Ryanair ha cancelado los vuelos entre Barcelona y los aeropuertos de Berlín Schönefeld y Frankfurt International, así como con el aeropuerto sueco de Estocolmo Skavsta y el belga de Zaventem.

Las ciudades andaluzas de Málaga y Sevilla pierden ocho conexiones cada una. La capital sevillana ve cancelados los vuelos con Frankfurt International, Hamburgo, Charleroi y Memmingerberg, próximo a Múnich.

En cuanto a Málaga, los aeropuertos europeos afectados son Frankfurt International, Francfort Hahn, Düsseldorf International y Düsseldorf Weeze.

También se ha suspendido la conexión entre Jerez y el aeródromo de Francfort Hahn.

En Almería se ha anulado la conexión con el aeropuerto belga de Charleroi.

En cuanto a Girona, se han cancelado las conexiones con Düsseldorf Weeze y con Frankfurt International.

El aeropuerto canario de Tenerife Sur ha sufrido la cancelación de los vuelos con Charleroi, ciudad con la que también se ha cancelado la conexión con los aeropuertos de Santander y Zaragoza.

En Gran Canaria, la anulación afecta a los vuelos con el aeropuerto alemán de Frankfurt International, mientras que Ibiza pierde la conexión con Frankfurt Hahn y Vitoria, la de Colonia.

Por contra, no se ha suspendido ningún vuelo entre España e Irlanda ni entre aeropuertos españoles y Países Bajos.

Esta huelga es la segunda movilización de este tipo en menos de un mes, después de la convocada el 25 y 26 de julio por los tripulantes de cabina de España, Italia, Bélgica, Irlanda y Portugal, que obligó a Ryanair a suspender más de 600 vuelos en dos días (el 12% de sus operaciones en esas fechas) y tras la que la compañía ha endurecido su posición ante las demandas de los sindicatos, con advertencias de despidos y de reducción de sus operaciones.

 

El paro de este viernes está secundado por la Asociación Sueca de Pilotos (SPF), los pilotos afiliados a la federación sindical belga (CNE), el sindicato alemán Vereinigung Cockpit (VC), el sindicato de los pilotos de la compañía en Países Bajos (VNV) y la Asociación de Pilotos Irlandeses de Aerolíneas (Ialpa), que ya ha organizado cuatro protestas similares en este país desde el 12 de julio.

Para todos los públicosAlemania, el país más afectado por la huelga de Ryanair con 250 vuelos canceladosreproducir video

Alemania, el país más afectado por la huelga de Ryanair con 250 vuelos cancelados

Recurso a los tribunales para tratar de frenar la huelga en Holanda

El sindicato alemán decidió este miércoles unirse a la movilización de sus colegas irlandeses, suecos y belgas, una medida que la aerolínea considera “innecesaria” e “injusta” para los 42.000 pasajeros afectados por la suspensión de 250 vuelos desde y hacia Alemania.

“Pedimos a VC que avisara con, al menos, siete días de antelación sobre cualquier plan de huelga para que podamos notificar a nuestros clientes sobre los vuelos cancelados y ofrecer rutas alternativas o devoluciones, pero por contra, se ha negado a hacerlo y han convocado un parón innecesario con solo dos días de aviso”, ha declarado el director de mercadotécnica de Ryanair, Kenny Jacobs.

Posteriormente, el jueves, los pilotos holandeses de la aerolínea se sumaron al paro, pero Ryanair presentó un recurso ante un juzgado de Haarlem, a las afueras de Ámsterdam, para frenar el parón de los pilotos holandeses, una solicitud que ha sido rechazada por el juez.

Tras la luz verde para ese paro, la aerolínea ha insistido en que todos los vuelos programados desde y hacia Holanda operarán con normalidad.

Este movimiento de Ryanair ha enfurecido al sindicato holandés, cuyo portavoz ha asegurado que el colectivo está “furioso” y “sorprendido” por la actitud de la aerolínea, pues trata de “atacar” en los tribunales “los derechos laborales” de los trabajadores de este país.

El resto de sindicatos de pilotos también considera que Ryanair no ha mejorado significativamente sus condiciones laborales y salariales desde que anunció el pasado diciembre que, por primera vez en sus 32 años de existencia, reconocería a sus representantes independientes.

La aerolínea acusa a pilotos de Aer Lingus

Para la compañía, detrás de estas movilizaciones está “un diminuto grupo de pilotos” de la rival irlandesa Aer Lingus, integrada en el grupo hispano-británico IAG, que “trabaja ahora con otros sindicatos de pilotos en toda Europa” para organizar protestas, según ha asegurado Jacobs.

Asimismo, la aerolínea, líder en Europa de las compañías de bajo coste, ha reiterado que no cederá ante las demandas que pongan en riesgo su modelo de negocio, al tiempo que ha advertido de que podría reducir su calendario de vuelos invernal y su flota de aviones, con la posible pérdida de cientos de empleos.

En este sentido, Ryanair presentó el pasado mes un plan encaminado a reducir su flota en Irlanda a partir de octubre un 20% (de 30 a 24 aviones), con la posible supresión de más de 300 puestos de trabajo, en respuesta al impacto de las movilizaciones de sus empleados.

Apoyo de organizaciones sindicales internacionales

Los pilotos de Ryanair ahn recibido el apoyo de organizaciones sindicales como la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte  y la Federación Europea de los Trabajadores del Transporte, que han pedido a la Unión Europea que actúe para eliminar el “vacío legal” que permite a compañías aéreas como Ryanair aplicar la legislación laboral que más les conviene en lugar de la del país en el que viven sus trabajadores.

En una carta enviada a la comisaria de Transporte de la Unión Europea, Violeta Bulc, la comisaria de Empleo y Asuntos Sociales, Marianne Thyssen, la presidenta del comité del Transporte del Europarlamento, Karima Delli, y el presidente del Consejo Europeo de Transporte, Norbert Hofer, estas organizaciones sindicales achacan a este “vacío legal” las huelgas de este verano en Ryanair, y critican que la Comisión sugiera que los trabajadores tienen que solucionar el asunto de la nacionalidad de sus contratos mediante negociación con sus respectivas empresas, ya que la legislación no contempla “explícitamente” este punto.

También recuerdan que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ya ha fallado hasta en tres ocasiones a favor de que los empleados de aviación sean contratados en el país donde desarrollan su actividad.

Asimismo, critican que la comisaria de Transporte se comprometiera en julio de 2017 a redactar un ‘Paquete Social de la Aviación’ para mejorar las condiciones de trabajo en el sector aéreo para principios de 2018, y que eso aún no haya ocurrido.

Otra de las reclamaciones de las organizaciones sindicales es que se controle el uso de empresas paralelas para subcontratar a los trabajadores. Así, exigen que se clarifique y se defina de manera “razonable” hasta dónde pueden llegar las funciones temporales de la tripulación de un avión.

La intención es luchar contra el dumping en el sector que realizan aerolíneas como Ryanair, a la que critican por sus “amenazas” de despido o transferencia de 300 trabajadores en Irlanda después de las huelgas.

“Esta irresponsable e inmadura respuesta a sus trabajadores sugiere que Ryanair tiene un largo camino por delante antes de ser considerado un empleador justo”, manifiestan en la carta, en la que lamentan la poca actitud de diálogo de su actual junta directiva.

Deja un comentario