Ricard Camarena y Amstel Radler presentan ‘El sabor del verano’

  • El Premio Nacional de Gastronomía y la cervecera proponen una receta maridada que explora los límites y coincide con el espíritu aventurero de los días estivales. Una creación culinaria que podrá disfrutarse en uno de los restaurantes de Camarena, Canalla Bistro, y en su servicio delivery, con la colaboración de Amstel, durante el mes de julio.
  • Notas cítricas, dulces y picantes, un contraste de texturas crujientes y cremosas, además de una sorprendente combinación de sabores en la ‘Flor de calabacín rellena en tempura de Amstel Radler’ (fotogalería, receta y maridaje disponibles).
  • Amstel Radler y Camarena también ponen al servicio de los amantes de la cocina la receta para renovar sus menús y preparar esta propuesta, que ofrece una mirada atrevida a los productos de proximidad, con carácter innovador y perspectiva sostenible.

 

Con la llegada de la estación más cálida del año, hace falta una dosis extra de frescor, mental y físico, que es lo que propone ‘El sabor del verano’. Se trata de la nueva creación de Ricard Camarena y Amstel Radler. El Premio Nacional de Gastronomía y ‘Cocinero del año’ en la última edición de Madrid Fusión, une fuerzas con Amstel Radler para presentar una receta maridada, que explora los límites y entronca con el espíritu aventurero de los días estivales.

La nueva propuesta va a estar en la carta de Canalla Bistro durante el mes de julio, incluyendo el sorteo de una cena para dos personas entre quienes la prueben y suban una foto a Instagram, etiquetando al restaurante y a Amstel, además de usar el hashtag #elsabordelverano. También estará disponible en el servicio delivery y todos los jueves de julio, los clientes recibirán gratuitamente dos Amstel Radler Tostada 0,0 cuando hagan la comanda de esta nueva creación.

Se trata de ‘Flor de calabacín rellena en tempura de Amstel Radler’, una receta que invita a romper las ideas preconcebidas, echando una nueva mirada a los productos de proximidad. “Todo el mundo conoce el calabacín, una verdura que ahora está de temporada. Pero en España no se suelen tomar cuando acaban de florecer y todavía son pequeños. El sabor se concentra en una pulpa mucho más consistente y se pueden aprovechar los pétalos de su flor, que invitan a abrir la mente y jugar con ellos en la cocina”, asegura el cocinero.

Es el mismo carácter innovador de la cervecera, pionera en introducir en España la costumbre típica de Baviera (Alemania), consistente en mezclar cerveza con limonada para ofrecerla en sus paradas a los numerosos ciclistas de la zona. Pero Amstel quiso llevarla a ‘el sabor de hacerlo bien’, con su característica apuesta por lo auténtico y natural. Su receta tiene 40% de Amstel Original, una lager 100% malta, y un 60% de puro zumo de limón. El resultado es Amstel Radler, una bebida natural, refrescante y de baja graduación, que ha creado escuela y ha seguido evolucionando, con su versión 0,0 y con Amstel Radler Tostada 0,0. Esta variante, satisface a los amantes de la malta tostada y las cervezas con cuerpo, al tiempo que añade un toque de lima al zumo de limón. El resultado es una bebida sin alcohol, muy refrescante y equilibrada, que da un toque moderno y personal a la tradición alemana.

EL VERANO SABE A CERCANÍA, A CONTRASTE Y A CREATIVIDAD

Hierbas aromáticas, una mezcla de quesos, toques picantes, dulces y ácidos o especias exóticas, además del contraste de texturas crujientes y cremosas, se encuentran en la receta creada por Camarena, que revisita la clásica fritura con una masa en la que la propia Amstel Radler sirve como base.

El cocinero valenciano se caracteriza por un estilo culinario muy personal y versátil, que mira a las recetas y productos tradicionales para darles una vuelta, mezclándolos con herencias gastronómicas de otros rincones del mundo en Canalla Bistro, uno de los cuatro locales que tiene en Valencia. Una apuesta por lo ‘glocal’ propia de quien trabaja la gastronomía desde una fuerte consciencia del contexto actual. “Aunque éste sea nuestro restaurante de aire más cosmopolita, seguimos mirando a la tierra, a la huerta, a lo que tenemos cerca y nos define. Tengo muy claro que el futuro y el presente pasan por la sostenibilidad. Por eso trabajamos con productos km0, en colaboración con productores de la zona”, explica el cocinero valenciano, distinguido con la Estrella Verde Michelin por llevar a la hostelería su concienciación medioambiental.

Es otro punto de encuentro con Amstel, que combina la experiencia de pertenecer a una familia cervecera internacional como HEINEKEN con el arraigo de ser la única de una gran cervecera de marcas que elabora sus productos en la Comunitat, con una relación con el territorio que se remonta a la antigua fábrica de El Cabanyal y que convierte a ‘Amstel Hecha en Valencia’, en un producto de km0. Hoy en día, Amstel cuenta con unas instalaciones punteras en Quart de Poblet, donde se plasma la filosofía de ‘elaborar cervezas que le gusten al mundo, a las personas y al planeta’, mediante iniciativas como la puesta en marcha de un sistema de economía circular con residuo 0 a vertedero o el uso de energías renovables para hacer sus cervezas con el poder del sol.

Combinando el arraigo al territorio con aprendizaje internacional y la conciencia medioambiental, Amstel y Camarena lanzan una propuesta que anima a cambiar el punto de vista, a abrir los ojos, el paladar y todos los sentidos. Una creación culinaria que apela a la pasión por descubrir nuevas experiencias, ese ‘sabor del verano’ que esta temporada apetece más que nunca.

RECETA Y MARIDAJE:

‘FLOR DE CALABACÍN RELLENA EN TEMPURA DE AMSTEL RADLER’, POR RICARD CAMANERA

INGREDIENTES (4 personas)

4 flores de calabacín

Mezcla de quesos:

  • 75 gr de requesón
  • 75 gr de queso curado rallado
  • 75 gr de mozarela
  • 2 cucharadas de postre de guindilla picada
  • 1 cucharada sopera de mezcla de hierbas (en la misma proporción, hierbabuena, eneldo y cilandro picados)
  • Un pellizco de chile en polvo
  • Un pellizco de sumac en polvo

Masa para la tempura de Amstel Radler:

  • 33cl de Amstel Radler
  • 1 huevo
  • 250 gr de harina común
  • Un pellizco de sal
  • Un pellizco de azúcar

Vinagreta:

  • 1 cucharada sopera de mezcla de hierbas (en la misma proporción, hierbabuena, eneldo y cilandro picados)
  • 1 cucharada de postre de jalapeños picados
  • 30 gr de calabacín crudo laminado
  • 4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada sopera de zumo de limón natural
  • Un pellizco de sal
  • Un pellizco de chile en polvo

Opcional: crema holandesa para acompañar

ELABORACIÓN Y MARIDAJE:

Lavar, secar y reservar las flores de calabacín

En un bol, poner los quesos (mozarela fresca, queso curado rallado y requesón) y trabajar con las manos hasta conseguir una mezcla consistente. Añadir las especias, el picadillo de guindilla y la mezcla de hierbas.

Poner el relleno en una manga pastelera e introducirlo en las flores de calabacín. Unir las puntas de los pétalos para cerrar y reservar.

Calentar aceite de oliva virgen extra para la fritura.

En paralelo, mezclar los ingredientes de la tempura de Amstel Radler para conseguir una masa líquida, pero de cierta consistencia, donde bañaremos boca abajo las flores de calabacín rellenas, sujetándolas por el final de la verdura.

Freír las flores rebozadas, evitando el contacto entre ellas y dorando todas sus caras para generar una capa crujiente que contenga el queso bien fundido en el interior. Reservar en una fuente con papel absorbente.

Sobre un plato, disponer las flores en tempura de Amstel Radler y hacerles un corte longitudinal. Verter encima la salsa holandesa y la vinagreta, al gusto. Decorar con sumac en polvo y el picadillo de hierbas.

Una vez completada la presentación, servir a temperatura ambiente, acompañado de una Amstel Radler bien fría.

Siguiendo la tradición alemana, esta propuesta de Amstel combina un 40% de cerveza – en su caso, una lager 100% malta – con un 60% de limón, para el que se utiliza puro zumo. Así se obtiene una bebida natural, con solo 2° de graduación, muy refrescante y de sabor suave.

Su tono cítrico resalta el sabor concentrado del calabacín en flor y encuentra un curioso contrapunto en lo lácteo de la mezcla de quesos así como en los toques herbales del aliño que propone Camarena.

El trago de esta cerveza, sutilmente ácido y muy fresco, es también algo turbio al descubrir la pulpa de la fruta. Cualidades organolépticas que aligeran el rastro de la fritura en boca. Además, contrasta con la textura crocante y cremosa de la flor de calabacín en tempura.

El resultado es un maridaje fresco, lleno de sorpresas, que rompe los cánones para centrarse en sabores naturales, refrescantes y originales, como Amstel Radler y como la cocina de Ricard Camarena para Canalla Bistro.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: