Puzol celebra éste domingo la popular romería al Cabeçol.

Más de un millar de devotos de la Mare de Déu al Peu de la Creu acuden este domingo en romería desde Puçol al monte Cabeçol.

Participan en la misa donde fue hallada la patrona en el siglo XVI y reparten 850 pulseras bendecidas.

Cerca de mil feligreses de Puçol participarán este domingo en la romería que recorre una distancia de 3 kilómetros desde la parroquia de los Santos Juanes hasta monte del Cabeçol, en el término municipal de El Puig, donde fue encontrado en el siglo XVI el cuadro con el relieve de la patrona de la localidad, la Mare de Déu al Peu de la Creu.

La tradicional romería, que cada año reúne a vecinos de Puçol y de localidades vecinas, dará comienzo, a las 7 horas, con un volteo de campanas en la parroquia de los Santos Juanes, donde “este año, como novedad, entregaremos a los peregrinos 850 pulseras de tela azules, en lugar de las cintas que hemos repartido en los últimos años, que serán bendecidas por el párroco, Ismael Ortiz”, han indicado fuentes de la Cofradía Mare de Déu al Peu de la Creu que organiza las fiestas patronales.

Tras completar el recorrido, “que dura aproximadamente una hora”, tendrá lugar, ya en el monte del Cabeçol, la imposición de las “pañoletas” con la imagen de la patrona a los niños bautizados en el último año en las dos parroquias de Puçol.

A continuación tendrá lugar la celebración de una misa de campaña que celebrarán los párrocos de Puçol, Ismael Ortiz y Vicente Gozálvez, y sacerdotes naturales de la localidad, según las mismas fuentes.

La romería al Cabeçol marca, cada año, el comienzo de las fiestas patronales de Puçol que incluyen, además, el traslado de la imagen de la Mare de Déu al Peu de la Creu desde los Santos Juanes hasta la parroquia de Santa Marta, el próximo miércoles 30 de agosto, y su retorno, al día siguiente, a los Santos Juanes. Finalmente, el día principal será el 8 de septiembre, en el que habrá volteo de campanas, despertà, descoberta de la imagen, misa solemne y procesión.

La imagen, hallada por un ermitaño, se salvó de un incendio

Según consta documentalmente, el ermitaño Pere Muñoz, natural de Puçol y actualmente en proceso de beatificación, encontró el 6 de septiembre de 1570 un relieve en yeso con la imagen de la Mare de Déu al Peu de la Creu enmarcado en un cuadro en el monte del Cabeçol y se lo llevó a su casa, que todavía se conserva en la actualidad en la calle San Juan, de Puçol.

Tras sufrir la vivienda un incendio, del que aún queda huella en el reverso del cuadro, y ante el riesgo de que la imagen sufriera daños, el entonces arzobispo de Valencia, San Juan de Ribera, le pidió al ermitaño que la depositara en la primitiva iglesia de Puçol, desde donde fue trasladada en 1607 a la actual parroquia de los Santos Juanes.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja una respuesta