Presentados los carteles de las Fallas de 2018

El estudio Yinsen ha creado esta campaña que se podrá ver también en varias ciudades de España. El trabajo artesanal centra la campaña gráfica de las Fallas 2018. Fuego, pólvora y tradición. Las próximas Fallas ya tienen cartel e imagen gráfica. Una imagen que refleja el trabajo artístico y artesanal de la fiesta grande de la ciudad y que quiere representar mediante formas icónicas esos elementos esenciales de la fiesta, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2016. Así lo ha presentado esta mañana en el Centre del Carme el concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera, Pere Fuset.

Valencia.- “Deseamos para este cartel la misma suerte, reconocimientos y premios, que los conseguidos por el cartel de 2016 —diseñado por Ibán Ramón—, que fue reconocido con el premio de los diseñadores valencianos, entre otros premios internacionales —ha expuesto el concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset—. El hecho que Yinsen fueran premiadas con este mismo galardón por su cartel de la Gran Fira de València en 2016 es un buen augurio”.

Este es el tercer año en que se ha apostado por un sistema de elección consensuado con las entidades profesionales valencianas relacionadas con el diseño y “que quiere aprovechar la mejor creatividad profesional de nuestra tierra al servicio de la fiesta más importante de la ciudad”, ha dicho Fuset. Así pues, un jurado con la participación de varias asociaciones del sector decidió en noviembre que Yinsen Studio fuera el responsable de diseñar tanto el cartel tradicional como toda la imagen gráfica.

Una imagen coherente y homogénea con los elementos más característicos de la fiesta, que queda reflejada en tres carteles con unas frases que acompañarán a toda la comunicación: “som foc”, “som pólvora” y “som tradició”. Mientras que en la Exposición del Ninot se usará también el lema “som art”.

“De entre todas las cosas que componen las Fallas, que son muchas, nos llamaba la atención la cantidad de personas implicadas alrededor de la fiesta y cómo, gracias a su entusiasmo, se han podido continuar construyendo las Fallas año tras año durante más de un siglo de historia”, han destacado desde Yinsen Studio, formado por María Prada y Lorena Sayavera. Derivado de esta idea, también se ha diseñado el trofeo pirotécnico para este año, un corazón de madera atravesado por un masclet, que transmite la pasión de los valencianos y valencianas por la pirotecnia.

Además de en la ciudad de Valencia, los carteles y el material gráfico también se distribuirán, como en otros años, en varias ciudades del Estado para promocionar la fiesta grande de la ciudad. Los carteles también se difundirán a través de diferentes medios de comunicación, de las redes sociales municipales y en estaciones de Renfe.

Otra característica importante de la campaña gráfica es el color, los materiales y el trabajo artesano. Hecho que inspiró a las diseñadoras para meterse en la piel del artista fallero y crear así las escenas artesanalmente con papel y una gama cromática con 18 colores diferentes.

En los carteles, el fuego aporta los colores cálidos con un ninot y un personaje que representa el artista fallero; el corazón, con tonos azules y turquesas, nos recuerdan el Mediterráneo y el cielo del día, con una escena con humo que representa el momento de la mascletà; y en el interior de la peineta fallera, del tercer cartel, se han incluido elementos tradicionales, flores que nos recuerdan la Ofrenda y una chica tocando la dolçaina

En conjunto, los carteles crean una campaña gráfica con varias lecturas, la primera que identifica cada icono con su frase y que podrá generar un impacto visual desde la distancia, y una segunda lectura donde poder observar con calma las ilustraciones de cada escena.

El estudio Yinsen ha sido el creador de la campaña de este año

Durante el proceso creativo hemos navegado por diferentes caminos, caminos que nos han llevado a tomar decisiones de comunicación y que finalmente hemos reflejado en una serie de tres carteles.

De entre todas las cosas que componen las fallas, que son muchas, nos llamaba la atención la cantidad de personas implicadas en torno la fiesta y como, gracias a su entusiasmo, se han podido continuar construyendo las Fallas año tras año durante más de un siglo de historia.

 El amor por las Fallas no entiende de generaciones, ni de ideologías, hay muchos amantes de las Fallas, muy diversos, son algo única mundo y propia de Valencia y que nos une bajo un sentimiento colectivo de amor por las fallas.

Este sentimiento lo hemos transformado en unas frases que acompañarán a toda la comunicación: somos fuego, somos pólvora y somos tradición como lemas principales y algunos más como para la Exposición del Ninot, en el que se usará somos arte.

Derivado de esta idea, también hemos diseñado el trofeo pirotécnico para este año, un corazón de madera atravesado por un perilla, que comunica que somos unos enamorados y apasionados de la pirotecnia.

Reflexionando sobre lo que representa un cartel pensamos que se puede comparar con una ventana o donde poder ver una pequeña parte de la fiesta. Así, cada cartel está acompañado de un icono central, el fuego es una llama; la pólvora, un corazón, y la tradición, un peine fallera, que funcionan a modo de ventana donde en su interior hemos creado tres escenas donde poder incluir los elementos más representativos de las Fallas.

Otra característica importante es el color  los materiales y el trabajo artesano. Es por esto que decidimos meternos en la piel del artista fallero para crear las escenas artesanalmente con papel y una gama cromática con 18 colores diferentes.

Como resultado, en el icono de la llama hemos creado una escena con fuego con colores cálidos, un muñeco caricaturizado con un personaje que representa al artista fallero y que juntos nos dan una dimensión de escala del tamaño que puede tener una falla. Al fondo la luna de Valencia completa la composición.

En el corazón se han utilizado tonos azules y turquesas, que nos recuerdan el Mediterráneo y el cielo del día con una escena con humo que representa el momento de la mascletà. Le acompañan una fila de masclets con una pirotécnica con una mecha y un personaje entusiasta.

Finalmente, en el interior del peine fallera han incluido elementos tradicionales, flores que nos recuerdan la Ofrenda y una chica tocando la dulzaina. Los tonos utilizados son una mezcla de cálidos y fríos con rojos y morados.

En conjunto, los carteles crean una campaña gráfica con varias lecturas, la primera que identifica los iconos con su frase y que podrá generar un impacto visual desde la distancia, y una segunda lectura donde poder observar con calma las ilustraciones de cada escena.

Esperamos que sea una campaña con la que se identifican los falleros y que pueda llegar al mayor número de personas.

Deja una respuesta