Patrimonio restaura tres esculturas del Jardín de Monforte

Habían sufrido daños como consecuencia de reiterados actos vandálicos

 

El Ayuntamiento de Valencia, a través del Servicio de Patrimonio Histórico y Artístico ha finalizado la restauración de la fuente del Neptuno, el diente del León y el Querubín con Cisne, tres piezas que forman parte del numeroso grupo de esculturas que pueden contemplarse en el Jardín de Monforte.

Las esculturas sobre las que se ha intervenido habían sufrido grandes daños debido a los actos vandálicos que sufren dichos jardines de forma reiterada. De hecho, entre los años 2000 y 2022 ya han tenido que ser reparadas cuatro veces. En esta ocasión y por segunda vez, la restauración ha sido realizada por el técnico-restaurador de materiales pétreos y yesos, Roberto Amador Moscardó, con el fin de devolverlas a su estado original y asegurar su conservación y perdurabilidad en el tiempo.

En la escultura conocida como Querubín con Cisne, se ha reposicionado del ala y la cola del cisne a su posición original. En la fuente del Neptuno, la intervención ha consistido en la adhesión de los fragmentos de los dedos de la mano y del tridente a la escultura y finalmente se ha procedido también a la reconstrucción volumétrica del diente del León. El plazo de ejecución ha sido de cuatro semanas con un presupuesto de 1.403 euros.

El Jardín de Monforte, de estilo neoclásico, cuenta con una superficie de 12.500 metros cuadrados, adornados con numerosas estatuas y fuentes ornamentales.

Deja una respuesta