Monzó (PP): “ribó tiene que dar explicaciones y autorizar que el Ayuntamiento se persone en la causa judicial como administración responsable”

“La Inspección de Trabajo multa al Ayuntamiento en más de 40.000 euros por una infracción muy grave en el montaje de las gradas de los conciertos de Viveros”.

Valencia/.- “El Consistorio debe ponerse a disposición de la familia, del trabajador muerto por una caída durante el montaje de una de las gradas”.

El portavoz del Grupo Popular, Eusebio Monzó, ha desvelado que el alcalde Joan Ribó ha escondido en la décima modificación de créditos del Presupuesto de 2018,  que hoy aprueba el Pleno, el pago de una multa de más de 40.000 por una infracción muy grave, impuesta por la Dirección General de Trabajo, que se produjo en el montaje de las gradas para los conciertos de la Feria de Julio en los jardines de Viveros durante la la madrugada del 27 de junio de 2017.

Con esta sanción muy grave de la inspección de trabajo, que es firme, ha quedado demostrado que Ribó y Fuset mintieron a la prensa y al Pleno para esconder que la Inspección de Trabajo había sancionado al Ayuntamiento con una multa de 40.000 euros por una infracción grave en el montaje de las gradas de los conciertos de Viveros”.

Según ha resaltado Monzó, “ha quedado claro que el Ayuntamiento es parte afectada y debe personarse en la causa judicial y  Ribó no puede frenar más su personación, porque sus mentiras y las de Fuset les delatan y tendrán que dar explicaciones donde sea necesario”.E

El alcalde, ha proseguido el portavoz popular, “tiene que dar explicaciones de inmediato sobre por qué decía que el Ayuntamiento era ajeno al accidente”, y ha añadido que “Ribó no puede dejar pasar ni un minuto más sin aclarar por qué mintió, porque los valencianos no merecen un alcalde que se esconde, que elude sus responsabilidades y que les miente”.

Si el Ayuntamiento ha sido sancionado por la Inspección de Trabajo, ha destacado Monzó, “es porque como administración responsable de dar los permisos de ocupación en un espacio público como el jardín de Viveros no actuó correctamente.” 

Un juzgado de instrucción tiene abiertas diligencias para dirimir si hubo alguna responsabilidad penal. De momento, las diligencias se han dirigido contra el personal de las empresas promotoras de los conciertos.

Paralelamente, la Inspección de Trabajo abrió un procedimiento sancionador a las empresas y al Ayuntamiento y propuso para ambos sanciones de 41.000 euros por infringir las condiciones mínimas de seguridad en el montaje de la grada. En el Pleno del 22 de febrero, ha recordado Monzó, “presentamos una Moción para que el Ayuntamiento se pusiera de inmediato a disposición de la familia y se personara en la causa judicial, ya que el montaje de  las gradas se estaba haciendo en un espacio público como el jardín de Viveros”.

A la entrada de ese Pleno, el alcalde Ribó, en unas declaraciones a los medios de comunicación, dijo que iba a rechazar la Moción del Grupo Popular porque según manifestó: “l´Ajuntament és alié a l´accident del muntatge de les grades”.

Finalmente, en el Pleno se aprobó una Moción alternativa del tripartito para que los Servicios Jurídicos Municipales emitirán un informe sobre la posible personación del Ayuntamiento en la causa judicial como administración responsable. Sobre el expediente sancionador de Inspección de Trabajo, el acalde dijo que no estaba de acuerdo con la propuesta de multa y que el Ayuntamiento la recurriría, “pero no ha sido así y la sanción en firme”.

Por último, Monzó ha manifestado que “el Consistorio debe ponerse a disposición de la familia, del trabajador muerto por una caída durante el montaje de una de las gradas”.

Deja un comentario