Los españoles no necesitamos

Agustín Iranzo Reig. Notario jubilado.

La constitución de 1978 estableció un modelo territorial del Estado, contrario a las corrientes racionales de unificación, simplificación administrativa, eficiencia, ahorro de costes, en definitiva contrario a su propia realidad histórica.

Para satisfacer a minorías que en aquel año no representaban a casi nadie y aprovechando el momento de la transición, sin una información correcta para poder valorar sus consecuencias, se propuso un modelo de Estado que fue votado por la inmensa mayoría la cual habría votado cualquier otro modelo con el mismo entusiasmo, puesto que lo que en el fondo se votaba era un cambio de régimen político, pero no la creación de un reino de taifas. Personalmente creo que el 90 por ciento de los votantes ni leyeron ni han leído en su vida el texto constitucional ni desde luego fueron informados de sus consecuencias.

Desde el siglo XVI España es una monarquía absoluta hasta bien entrado el siglo XIX Durante todo este tiempo se fue unificando nuestro derecho. Código de Comercio de 1829. Código Civil de 1889, nuevo Código de Comercio de 1885, legislación penal , etc. En todos los campos se consigue una gran unificación.

Necesitamos una reforma constitucional que acabe con el Estado Autonómico, de lo contrario España está abocada a su ruina y desaparición

Por otra parte en los cien últimos años hemos vivido una transformación impresionante de la sociedad , de forma que muchos pueblos del interior de España cuya riqueza era exclusivamente agrícola han visto disminuir su población trasladándose a las zonas industriales donde encontraban más oportunidades de trabajo para ellos y sus hijos. Más recientemente estamos asistiendo a una llegada masiva de marroquíes , pakistaníes , hispanos, centroeuropeos etc. Por todo ello hablar de diferencias regionales que justifiquen este Estado Autonómico, es un verdadero insulto a la inteligencia. Está claro que cualquier pueblo de España tiene sus propias costumbres pero ello no justifica en absoluto la creación de este modelo de Estado. Solo los intereses de unas minorías y los de los actuales partidos están interesados en el mantenimiento de esta situación, contraria a los intereses generales y que conduce directamente España a su ruina y desintegración.

No necesitamos los españoles 18 gobiernos, con sus respectivos ministerios ( llámense como se quiera).

No necesitamos los españoles 18 presidentes de gobierno , con todo su boato y parafernalia.

No necesitamos los españoles 17 administraciones públicas autonómicas, réplica de la estatal.

No necesitamos los españoles 19 cámaras parlamentarias. Con una tenemos de sobra por tanto.

No necesitamos ni un Senado ni 17 parlamentos autonómicos. Estos últimos para justificar su existencia se dedican a legislar todo lo divino y humano interfiriendo en la vida de los ciudadanos que ven perder su libertad con infinidad de leyes absurdas (si consideramos una media de 12 leyes al año por cada uno de estos parlamentos , tenemos la friolera de 204 leyes al año a las que hay que sumar las del Estado y los decretos que las desarrollan). Una verdadera locura que impide el desarrollo normal de la economía.

No necesitamos los españoles 18 consejos de Estado. Es decir con uno tenemos bastante. Todos los restantes consejos jurídicos consultivos de los respectivos parlamentos sobran, como sobran los propios parlamentos.

No necesitamos los españoles 18 defensores del pueblo. En este caso ninguno, figura importada de los países nórdicos extraña a nuestro ordenamiento que no sirve para nada. Para defendernos de la actuación de la Administración están los Tribunales de Justicia.

No necesitamos los españoles ninguna televisión pública autonómica. Que es utilizada por cada taifa para enfrentarnos y perpetuarse en el poder.

No necesitamos tanta administración institucional, sociedades públicas , y demás entidades para colocar a enchufados.

Necesitamos una reforma constitucional que acabe con el Estado Autonómico, de lo contrario España está abocada a su ruina y desaparición. También necesitamos esta reforma para acabar con tanto político que generan estas taifas,acabar con este crecimiento insoportable de los impuestos y de la deuda pública destinados para financiar esta absurda estructura para que España no ponga en peligro la existencia del euro, para poder crear riqueza , para recuperar la libertad que poco a poco nos están quitando al convertirnos en unos nuevos esclavos al servicio de los políticos y de la Administración .

Deja un comentario