Les covetes de los Santos Juanes se rehabilitarán como comercios de carácter artesanal, cultural o de venta de antiguedades

El Ayuntamiento renuncia al derecho de retracto de adquisición de les Covetes para facilitar su rehabilitación y uso. Se recuperará la cota de acceso original de la plaza del Mercado

El Ayuntamiento de València ha acordado renunciar al derecho de retracto en la adquisición de les Covetes de los Santos Juanes, con el objetivo de que los propietarios particulares agrupados en la Associació Recuperem les Covetes den el impulso de rehabilitación y puesta en uso que se considera óptimo para estos espacios históricos de la ciudad. Así lo ha anunciado esta mañana el alcalde, Joan Ribó, en una videoconferencia de prensa, acompañado por los vicealcaldes, Sandra Gómez y Sergi Campillo.

Tal como ha subrayado el alcalde, Joan Ribó, «hacemos una renuncia expresa al derecho de retracto para poder regularizar la situación de 6 propietarios actuales que lo necesitaban para continuar la tramitación del proyecto de rehabilitación». Dado que les Covetes no pueden ser destinadas a servicios relacionados con La Lonja, dado que reúnen las condiciones para reubicar personal municipal con carácter permanente, y dado que tampoco sería ésta la única solución para preservar los valores patrimoniales, ante la existencia de propietarios interesados en su rehabilitación, el Ayuntamiento ha optado por garantizar un uso adecuado y garantizado de estas construcciones «que remiten a nuestra historia y a nuestra identidad», ha asegurado el alcalde.

El derecho de retracto es un derecho de adquisición preferente por el que su titular (en este caso el Ayuntamiento de València, por tratarse de unas edificaciones en entorno BIC y afectadas por el Plan Especial de Protección de Ciutat Vella) tiene la facultad de adquirir un determinado bien o derecho. Es la decisión aconsejada desde el Servicio Municipal de Patrimonio Histórico «en aras a favorecer la rehabilitación de les Covetes, de manera que puedan estar en condiciones disponibles de recuperar la actividad comercial y ayudar a la protección y promoción del entorno».

Les Covetes son edificaciones que datan de principios del siglo XVIII y que se localizan en la plaza del Mercado como semisótanos de poca superficie que albergaban chatarrerías y comercios de viejo. En su origen fueron concebidas como espacios con fines comerciales con beneficio para la parroquia de los Santos Juanes, y también albergaron transacciones comerciales y artísticas, entre otras. A mediados del siglo XVIII, pasaron a manos privadas. En estos momentos, forman parte de un entorno BIC (Bien de Interés Cultural) formado por la plaza del Mercado, La Lonja y la Iglesia de los Santos Juanes. El Ayuntamiento remodelará la plaza, con la colaboración de la Conselleria de Cultura Además, lo que permitirá recuperar la cota original del ámbito en este punto. Y, de manera paralela, la Fundación Hortensia Herrero acometerá la rehabilitación del templo barroco. El alcalde ha destacado «el esfuerzo de coordinación desde el Ayuntamiento de esas tres obras: la del templo, les Covetes, y la propia plaza».

«Nos parecía lo más lógico dar cabida a la actividad privada para llevar adelante la adecuación y puesta en uso de este patrimonio cultural de la ciudad», ha subrayado la vicealcaldesa y portavoz, Sandra Gómez. De esta manera, el Ayuntamiento se retrae y acepta la venta de les Covetes de 6 propietarios privados a un único propietario que será el encargado de hacer la rehabilitación y adecuación de uso. Gomez ha recordado que el PEP de Ciutat Vella establece el uso que se prevé para estos espacios, que deberá ser de carácter comercial, pero únicamente de compra-venta de antiguedades y artesanía, o para su adecuación como librerías (uso cultural), por lo que se ha considerado más oportuno que esta actividad comercial recayera en manos particulares y no del Consistorio.

BONIFICACIÓN DEL IBI A LOS COMERCIOS EMBLEMÁTICOS

Por otra parte, el Ayuntamiento de València, a través del Área de Hacienda, ha acordado ampliar este año, por las circunstancias excepcionales, el plazo de solicitud de la bonificación del 95% del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) a los comercios emblemáticos de la ciudad. Este ha sido otro de los acuerdos de la Junta de Gobierno que ha anunciado la vicealcaldesa, Sandra Gómez.

Gómez ha recordado que la bonificación para los establecimientos comerciales que cumplieran los requisitos para ser reconocidos como «emblemáticos» existe desde hace algunos años (desde 2013). No obstante, en las actuales circunstancias de estado de alarma, que ha conllevado al cierre temporal de los negocios de todo tipo, incluidos estos locales comerciales, y los efectos que ello acarreará, el Ayuntamiento quiere apoyar la actividad económica y la solvencia de estas actividades, así como continuar protegiendo el patrimonio común y la identidad histórica.

Por ello, todos aquellos negocios que pueden acogerse a la denominación de comercios emblemáticos, según la normativa municipal, y que quieran beneficiarse de esta bonificación que alcanza el 95%, pero que no hayan realizado la tramitación durante el ejercicio 2019, pueden hacerlo ahora de manera excepcional.

En otro orden de cosas, la Junta de Gobierno ha aprobado una partida de 872.000 euros para subvenciones en materia de cooperación internacional correspondientes al ejercicio en curso. «Pese al momento que vivimos, el Ayuntamiento de València sigue asumiendo sus responsabilidades, en este caso con países que viven situaciones bastante peores –ha manifestado Sandra Gómez- y con nuestro compromiso de caminar hacia la consolidación del 0,7% del presupuesto consolidado para acciones de cooperación internacional».

Finalmente, la vicealcaldesa ha anunciado la aprobación de una partida de 400.000 euros para el proyecto de reforma del Parque de Bomberos de Campanar.

Deja una respuesta