La tira de contar valenciana aproxima el comercio hindú a la ciudad

 Esta tradicional venta directa de productos comenzó en el siglo XII

 La histórica práctica valenciana de la tira de contar ha atraído a los comerciantes hindús del estado de Chhattisgarh a la ciudad de València. La Junta de Comercialización del Estado de Chhattisgarh ha visitado la ciudad dentro del programa de viajes a Israel y España sobre las mejores prácticas en el desarrollo de la cadena de valor del sector alimentario.

El concejal de Comercio y presidente de Mercavalencia, Carlos Galiana, ha recibido al director adicional de la Junta Estatal de Comercialización de la Agricultura de Chhattisgrarh  y al subdirector de Horticulture Collectorate, ambos procedentes de la ciudad de Raipur. El interés generado por parte de esta forma de mercado en la ciudad ha sido gracias al enfoque y la gestión de los componentes y las diferentes formas de la producción de los alimentos valencianos.

 La tira de contar es una tradición histórica con inicio en el siglo XII, mediante la cual los agricultores valencianos venden directamente sus productos frescos de la huerta a la ciudad. Este sistema de venta se fue reduciendo con el tiempo pero actualmente tiene su hueco en Mercavalencia, nave de 6.000 m2 donde convergen 300 puestos diarios. El objetivo de esta forma de comercio es expandir la venta directa de productores a todos los mercados municipales, además de significar un potencial turístico para la ciudad de València.

 El Ayuntamiento de València, mediante la Concejalía de Comercio, apuesta por recuperar la importancia de la agricultura en la vida de los valencianos y valencianas, además de garantizar la protección de un espacio natural único como es la huerta y poner en valor el oficio del agricultor. Además de la nave de Mercavalencia, esta tradicional práctica tiene lugar semanalmente en el Mercat del Cabanyal.

 En este sentido, Carlos Galiana ha subrayado que “esta iniciativa se enmarca dentro de los objetivos de Mercavalencia, que pasan por estar más cerca de los profesionales de la alimentación, ser referente en la promoción de productos de temporada y de proximidad y ser parte activa en los procesos hacia un nuevo sistema alimentario basado en tres pilares fundamentales: la conservación de la huerta local, la revitalización del pequeño comercio y la potenciación de una cultura alimentaria saludable”.

Deja un comentario