La escultura de Alfaro ya está instalada en la calle Colón

Ana Alfaro, Andreu Alfaro, Manuel Colonques, Joan Ribó, Glòria Tello y Consol Castillo , en la presentación de la escultura Donant-li voltes. La obra, de acero inoxidable, fue creada en 1975.

 

 

 

Valencia/.- El viernes se recibió, por parte del Ayuntamiento la emblemática escultura Donant-li voltes del artista valenciano Andreu Alfaro. La pieza, donada por la empresa Porcelanosa, queda situada en el chaflán situado entre la calle Jorge Juan y Colón. Esta escultura, de siete metros y medio de longitud, es de acero inoxidable y fue creada en 1975. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha destacado que esta donación «supone revertir en la ciudadanía una parte de los beneficios empresariales y contribuir a mejorar su calidad de vida, y que los valencianos y valencianas se sientan orgullosos de tener una obra representativa del mejor quehacer artístico de un valenciano reconocido nacional e internacionalmente».

La escultura de Alfaro es interactiva, ya que puede tocarse, y sus láminas de acero forman una especie de pasadizo. Esta pieza geométrica se suma a las otras cuatro esculturas con que Andreu Alfaro cuenta en la ciudad de Valencia: en la Estació del Nord, Vivers, avinguda dels Tarongers y la avinguda d’Aragó, además de las del Aeropuerto. Es por eso que el alcalde ha destacado este arte urbano como «un elemento que mejora las ciudades, que las hace más humanas y más visibles, más amables y visitables, al embellecerse y al singularizarse con la obra de artistas como el valenciano Andreu Alfaro». La concejala de Cultura de Valencia, Gloria Tello, también ha insistido en que la cultura es un «mecanismo para construir una ciudad mejor».

El presidente de Porcelanosa, Manuel Colonques, ha destacado que esta escultura tiene un gran significado para ellos porque «representa algunos valores de la empresa, apoya a la cultura y es una muestra de gratitud a esta ciudad».

El hijo de Alfaro ha señalado que cuando la empresa contactó con ellos para encargarles una escultura para este lugar, fue un reto porque su padre «era un escultor a quien ante todo le gustaba crear esculturas para un lugar determinado. El espacio para él era algo muy importante: el lugar, la escala de los edificios y el trasiego de gente. Es por eso que desde el primer momento fue esta pieza la que la familia decidió para esta plaza». Andreu Alfaro hijo ha añadido que la familia piensa que a su padre «le gustaría mucho que estuviera en este sitio».

Deja un comentario