La Comisión Europea respalda la activación del artículo 155 en Cataluña

“Estoy en contra de todos los separatismos en Europa”, asegura Juncker.

La Comisión Europea ha avalado expresamente este lunes la intervención de la autonomía de Cataluña iniciada por el Gobierno de Mariano Rajoy como respuesta al desafío independentista del Gobierno de Carles Puigdemont. El Ejecutivo comunitario alega que todas las medidas pactadas por el PP, el PSOE y Ciudadanos en el marco de la activación del artículo 155 forman parte del orden constitucional español.

Bruselas.- “Respetamos el orden constitucional y jurídico de España. Y estas medidas se inscriben en ese contexto constitucional”, ha dicho el portavoz de la Comisión, Margaritis Schinas, durante su rueda de prensa diaria del Ejecutivo comunitario. Las medidas por las que se le preguntaba son la destitución de Puigdemont y sus consellers y la toma de control de los Mossos y de los medios públicos catalanes por parte del Gobierno español.

A diferencia de lo ocurrido en los días posteriores al 1-O, la breve declaración del portavoz de la Comisión sobre Cataluña no ha incluido ninguna apelación al diálogo entre Barcelona y Madrid. Únicamente la apelación al cumplimiento de la Constitución española. Schinas no ha admitido ninguna repregunta.

Juncker, contra todos los separatismos

Por la tarde, el propio presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha declarado durante una conferencia en Estrasburgo que está “contra todos los separatismos en Europa”. “No me gusta lo que se está haciendo en Cataluña, respetando la expresión de la voluntad que hemos podido observar”, ha lamentado Juncker, que al mismo tiempo asegura que entiende la defensa de la identidad regional.

 “A los europeos les gusta la proximidad inmediata. Quieren reconocerse tal y como son y allí donde están, sin olvidar una visión más amplia de Europa y el mundo que les rodea. Pero eso no es un motivo para dejarse llevar por las veleidades del independentismo. No quiero que la Unión Europea mañana esté compuesta de 95 Estados”, ha resaltado el político luxemburgués.

“La voluntad de tomarse en serio es aceptable. La voluntad de tener una identidad propia es un reflejo comprensible. Pero querer oponer la identidad que uno tiene al resto de identidades de las otras regiones es de mala fe”, avisa Juncker.

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, también ha viajado a Estrasburgo, donde se reúne esta semana el pleno de la Eurocámara, con el objetivo de explicar la situación en Cataluña y la activación del 155 a los líderes de los principales grupos políticos. En su agenda figuran también encuentros con el presidente del Parlamento, Antonio Tajani, y el vicepresidente primero de la Comisión, Frans Timmermans.

Apoyo sin fisuras de Merkel y Macron

Tanto las instituciones de la Unión Europea como los Estados miembros, encabezados por Francia y Alemania, cerraron filas la semana pasada con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en su respuesta a los independentistas catalanes. Y rechazaron la petición de medicación que les ha dirigido en múltiples ocasiones Puigdemont.

Los presidentes de las tres instituciones de la UE -Juncker, Tajani y Donald Tusk por parte del Consejo Europeo- escenificaron su apoyo al Gobierno español al asistir el pasado viernes a la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias. Allí, los tres reclamaron al Gobierno catalán que respete el Estado de derecho.

Tajani ha asegurado además que ningún país de la Unión Europea reconocerá una independencia unilateral de Cataluña. Tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, han recabado en los últimos días el respaldo de la UE a la activación del 155.

La posición de la UE sobre Cataluña puede resumirse en cinco puntos: 1) Negativa a reconocer una independencia unilateral; 2) Críticas a Puigdemont por haberse saltado la ley el 1-O y llamamiento a que rectifique; 3) Rechazo a ejercer cualquier tipo de mediación por tratarse de un asunto interno español; 4) Defensa del diálogo como vía para salir de la crisis, eso sí, siempre dentro del orden constitucional y 5) Si algún día se celebrara un referéndum de independencia y ganara el sí, Cataluña quedaría automáticamente fuera de la UE.

Deja un comentario