José María Setién, obispo de San Sebastián durante los años más sangrientos de ETA ha fallecido a los 90 años

José María Setién, obispo emérito de San Sebastián, ha fallecido esta madrugada en la ciudad vasca, tras haber sufrido un ictus el pasado domingo. Fue obispo de la capital guipuzcuana durante los años 80, los de mayor actividad de la banda terrorista ETA.

Agencias/.- Setién, de 90 años, fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Donostia en estado muy grave tras sufrir el ictus el domingo por la mañana. El funeral tendrá lugar este miércoles en la catedral del Buen Pastor de San Sebastián, en cuyo presbiterio será enterrado.

Nacionalista y partidario de la negociación 

Nacido en Hernani (Gipuzkoa) en 1928, José María Setién Alberro fue obispo de San Sebastián entre 1979 y principios de 2000, coincidiendo con el periodo de mayor actividad de la organización terrorista ETA.

Su mandato estuvo marcado por su ideología cercana al nacionalismo y sus declaraciones polémicas, en las que, además de pedir el cese de la violencia, abogaba por la negociación entre el Estado y ETA y por reconocer el derecho de autodeterminación. En 1996 ofreció a la iglesia vasca como mediadora.

En enero de 2000, unos días antes de su renuncia al cargo, afirmó que la paz tenía un precio y que el acuerdo al que debía llegarse era “qué precio se está dispuesto a pagar”.

En 2000 fue sustituido por Juan María Uriarte.

“Le faltó comprensión hacia las víctimas”

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha sido uno de los primeros en hablar de Setién tras su fallecimiento. Alonso ha destacado el “esfuerzo” del obispo emérito de San Sebastián por “mantener viva” la Iglesia en Euskadi, pero cree que le “faltó comprensión hacia las víctimas del terrorismo”.

La portavoz de EH Bildu en el parlamento vasco, Maddalen Iriarte, ha destacado que siempre abogó “por el diálogo y por la paz”. “Le tocó una situación dentro de la Iglesia Católica que no fue fácil para él pero lo que sí consiguió es concitar el apoyo de los feligreses de la Iglesia guipuzcoana y me parece que es algo muy importante desde el punto de vista de un Obispo”, ha manifestado Iriarte.

Por su parte, el lehendakariIñigo Urkullu, ha calificado a Setién de “persona buena, de formación profunda y vocación firme”. “Su cercanía y su generosidad han sido un ejemplo en la Iglesia y en nuestro pueblo. Sembró la convivencia entre nosotros y seguiremos cuidando y fortaleciendo esa semilla”, ha añadido Urkullu en un mensaje en Twitter. (Foto: Imagen de archivo (2001) de José María Setién, obispo emérito de San Sebastián EFE/TXEMA FERNÁNDEZ ).

Deja un comentario