Gapp “El sacerdote que se enfrentó a Hitler”

La Iglesia celebra mañana la festividad litúrgica del religioso marianista que fue profesor en el colegio valenciano El Pilar

VALENCIA, 12 AGO. (AVAN).- Los religiosos marianistas celebran mañana, sábado, en sus comunidades de todo el mundo misas en recuerdo del beato Santiago Gapp, religioso austríaco del que se cumple este año el 125 aniversario de su nacimiento y que fue decapitado en Berlín en 1943 tras ser localizado por la Gestapo en el colegio El Pilar, en Valencia, donde fue profesor tras huir de su país perseguido por el régimen nazi por su predicación en las homilías contra el racismo.

El recuerdo del beato Gapp sigue vivo en todas las comunidades de marianistas y muestra de ello es la próxima publicación de un libro, de la editorial de la congregación, que recoge escritos suyos, como cartas y otra correspondencia con su familia, con otros marianistas y con amigos, fruto de la investigación que se ha realizado por parte de Emilio Cárdenas, marianista nacido en San Sebastián que actualmente reside en Polonia y que estuvo unos años en la comunidad del colegio El Pilar en Valencia.

En las comunidades de marianistas “sigue siendo para todos un ejemplo de vivencia de la fe y lo recordamos, cada 13 de agosto, con una celebración propia, y para los alumnos de nuestros colegios buscamos otra fecha durante el curso para hablarles sobre su figura, porque su vida fue apasionante”, explican desde la comunidad del colegio El Pilar de Valencia.

La historia del mártir, beatificado por San Juan Pablo II en 1996 y cuya fiesta litúrgica celebra la Iglesia el 13 de agosto, ha sido difundida en los últimos años a través de libros, documentales y hasta premios periodísticos en distintos países de Europa.

Este año se cumple el 125 aniversario de su nacimiento

Jakob Gapp (o Santiago Gapp) nació en Wattens (Austria) en 1897 y, tras combatir en la Primera Guerra Mundial en el ejército austríaco, ingresó en la Compañía de María y fue ordenado sacerdote.

Huyó de su país perseguido por la Gestapo en 1939 “por sus contundentes críticas contra el racismo de Hitler, que plasmaba en sus homilías”, según reflejó su biógrafo, el también marianista José María Salaverri. Tras pasar por Burdeos llegó en 1941 a Valencia donde fue profesor de latín y alemán en Colegio El Pilar, donde había sido acogido por la comunidad religiosa del centro docente valenciano, de su misma congregación.

Dos jóvenes alemanes llegaron a Valencia y se ganaron durante meses la confianza de Gapp, haciéndose pasar por judíos también perseguidos, hasta convencerle mediante engaños para viajar a San Sebastián. El 9 de noviembre de 1942 entraron con él en Hendaya, entonces en la Francia ocupada por el régimen nazi, y fue arrestado. Tras ser torturado y encarcelado, murió decapitado en Berlín en 1943. Sus reliquias son veneradas hoy en Innsbruck (Austria).

La valentía de Gapp durante las torturas e interrogatorios “impresionó al propio Heinrich Himmler, máximo responsable de la Gestapo, que aseguró que ´con un millón de Jakobs Gapp, pero de nuestra ideología, dominaríamos el mundo`”, según Salaverri.

“El sacerdote que se enfrentó a Hitler”

La vida y muerte de Gapp fue reflejada en el documental “Santiago Gapp, el sacerdote que se enfrentó a Hitler”, un cortometraje, de 30 minutos, estrenado en 2018 dirigido por el realizador valenciano Manuel Cabo y coproducido por “MC Audiovisuales” y la “Compañía de María. Marianistas” y cuyos derechos de emisión fueron adquiridos el año pasado por una televisión polaca.

El documental fue grabado en Alemania, Austria, Francia y España e incluye entrevistas a expertos historiadores y religiosos de la misma congregación.

También el sacerdote marianista valenciano Daniel Pajuelo, con más de 1,2 millones de suscriptores en su canal YouTube y otros miles de seguidores en redes sociales, ha difundido la figura de Gapp en un vídeo que suma ya más de 43.000 visualizaciones.

Igualmente, en 2005 el obispo de Innsbruck Manfred Scheuer creó el premio Jakob Gapp a empresas que hayan demostrado su compromiso social.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: