Fracasa el intento de golpe de Estado en Gabón

El intento de golpe de Estado liderado por un pequeño grupo de soldados ha fracasado este lunes en Gabón y ha dejado tres personas detenidas, entre ellos el supuesto líder de la operación, el teniente Kelly Ondo Obiang, además de dos soldados rebeldes abatidos.

“El teniente Kelly Ondo Obiang ha sido detenido en un vecindario próximo a la emisora de radio mientras intentaba huir” durante una operación para desalojar a los sublevados de la radio estatal que tomaron este lunes, han confirmado a Efe fuentes militares y próximas a la Presidencia del país africano.

Por primera vez en la historia del país africano, unos militares tomaron la radio estatal para anunciar el establecimiento de un “consejo nacional de la restauración” con el fin de “salvar del caos” a Gabón, cuyo presidente está fuera del país desde el pasado octubre aquejado de una enfermedad que no se ha hecho pública.

El Ministerio de Información gabonés ha confirmado a los medios que dos soldados rebeldes resultaron abatidos por gendarmes y que tres fueron detenidos, entre ellos el teniente, y puestos a disposición de la Fiscalía. El portavoz del Gobierno, Guy-Bertrand Mapangou, ha asegurado que “la situación está bajo control”.

Según el portavoz del Gobierno, el motín encabezado por el teniente Kelly Ondo Obiang, quien se presentó como líder del Movimiento de la Juventud Patriótica de las Fuerzas de Defensa y Defensa de Gabón (MPJFDS), duró tan solo unas horas.

“Salvar la democracia en peligro”, objetivo de los militares

La intentona golpista se produce una semana después de que el jefe de Estado, Ali Bongo Ondimba, pronunciara un discurso dirigido a la nación el 31 de diciembre desde Rabat, donde se recupera. Ese discurso de Año Nuevo “reforzó las dudas” sobre su capacidad para continuar en el poder, subrayó el citado militar, “al escenificar a un paciente sin muchas de sus facultades físicas y mentales”.

Los soldados, según la agencia AFP, pidieron al pueblo del país africano que se levantara para “salvar la democracia en peligro y preservar la integridad del territorio nacional”. “Es hora de tomar nuestro destino en nuestras manos, ha llegado la hora del día tan esperado. Ese día en que el Ejército decidió ponerse del lado de su pueblo para salvar a Gabón del caos“, declaró Ondo Obiang. Tras la aparición de los militares, se oyeron disparos en el centro de Libreville, la capital del país petrolero, según AFP.

La Unión Africana (UA) condenó “enérgicamente” la intentona golpista. Así lo ha señalado el presidente de la Comisión (secretariado) de la UA, Moussa Faki Mahamat, en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Los militares españoles que se encuentran desplegados en Gabón están “todos bien” y se encuentran “localizados en zonas seguras”, según ha informado el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) y recoge Efe. España cuenta en Gabón con el destacamento Mamba, formado por 45 militares y dotado con un avión C-295 que tiene su base en la capital Libreville.

El presidente del país, fuera de Gabón desde hace meses

Bongo fue ingresado en un hospital de Riad el pasado 24 de octubre por lo que la Presidencia de Gabón describió como “fatiga severa”. Sin embargo, la escasez de noticias oficiales su estado desencadenó especulaciones sobre su salud. A finales de noviembre, el presidente viajó a Marruecos, donde recibió el apoyo del rey Mohamed VI, para continuar en Rabat su proceso de recuperación.

El silencio oficial y su prolongada ausencia del país africano animaron a la oposición a criticar con dureza el “vacío de poder” existente. Por eso, el pasado 14 de noviembre el Tribunal Constitucional enmendó la Carta Magna con el fin de que el vicepresidente de Gabón, Pierre Claver Maganga Moussavou, pudiera presidir el gabinete de ministros en ausencia de Bongo.

 

Hijo de Omar Bongo, presidente de la pequeña nación petrolera de la costa oeste de África Central durante más de cuatro décadas (1967-2009), Ali Bongo sucedió a su padre en 2009. En 2016, fue reelegido en unos comicios muy ajustados, resultado que causó una revuelta social en la que murieron varias personas y unas 1.000 fueron detenidas.

Su principal rival, Jean Ping, expresidente de la Comisión de la Unión Africana (UA), le acusó de fraude, e incluso, la Unión Europa (UE) cuestionó la legitimidad del proceso electoral y denunció irregularidades.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja un comentario