Finalizan las obras de remodelación de la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de València

Han finalizado las obras de remodelación y actualización de la Sala de Exposiciones del Ayuntamiento de València, mientras que las del Museo Histórico Municipal siguen en marcha. La concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, ha recordado hoy que esta intervención global, que empezó en mayo de este año, cuenta con un presupuesto total de 1,28 millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses. “No se trata de una simple mejora del museo, sino que esta actuación supone un replanteamiento integral de museo, tanto en las instalaciones como la creación de un nuevo discurso expositivo, que permitirá a los visitantes comprender lo que allí se cuenta”, ha explicado Tello.

“Queremos ofrecer a la ciudadanía un museo mucho más comprensible, accesible y con unas instalaciones actualizadas”, ha afirmado la delegada, quien ha añadido que, a partir de ahora, la sala de exposiciones ya podrá acoger de nuevo muestras, totalmente renovada.

Hay que tener en cuenta que el Museo Histórico, a pesar de contener los símbolos y reliquias referentes de la historia de València (todos sus fondos están catalogados como Bienes de Interés Cultural), no era un museo fácil de comprender por los visitantes, y sus instalaciones hacía mucho tiempo que no habían sido actualizadas, ha señalado Glòria Tello. Por eso, desde la Concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales se encargó al Premio Nacional de Diseño Daniel Nebot la redacción de un proyecto para remodelar el Museo, un proyecto que recoge nuevo diseño expositivo, un nuevo mobiliario, una nueva distribución, una nueva iluminación y una nueva rotulación. El proyecto amplía el espacio e incorpora una sala de recepción de la que no disponía. Además, de manera paralela, se ha planificado una serie de mejoras de las instalaciones que suponen la adaptación del espacio, la instalación de un sistema de climatización y mejoras en la Iluminación.

El Museo histórico acoge gran cantidad de reliquias y símbolos de gran valor para documentar y preservar la historia de la ciudad, como la Real Senyera, el libro dels Furs, el Penó de la Conquesta, el Trofeu de la Conquesta, l’Espasa del Rei Jaume, el cuadro de la Inmaculada, los Jurats d’Espinosa, el Arcángel Sant Miquel, las llaves de la Ciudad o diferentes planos, entre los que destacan el del pare Tosca, datado en 1704, el de Mancelli, de 1608, o el de Montero de Espinosa, de 1853. Actualmente estas reliquias se distribuyen en cuatro salas: la que muestra los planos; la Sala de Vistes de la Ciudad; la Sala dels Furs y la Sala Foral.

Para hacer el museo más comprensible, el nuevo proyecto estructura las salas por temas, que guardan una cuidada estructura narrativa: Sala 1, Quién somos?, dedicada a nuestros símbolos y nuestras señales de identidad; Sala 2, Donde estamos?, dedicada al territorio, la ciudad, el río, la huerta, la Albufera y el mar; Sala 3, De donde venimos?, dedicada a los reyes, leyendas y documentos fundacionales; y la Sala 4, Nuestros recuerdos, con evocaciones de la ciudad y del edificio del Ayuntamiento.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: