Fiestas Patronales en Algimia de Alfara

Fiestas Patronales en Algimia de Alfara. La Fiesta de la Virgen de los Desamparados, tradicionalmente, se había celebrado el segundo domingo de mayo, pero desde hace unos años se ha trasladado al primer domingo de agosto, coincidiendo con las mejores condiciones climáticas y con la mayor afluencia de visitantes a la localidad. Argelia también celebra fiesta en Santa Úrsula, que es la patrona de las chicas fadrinas. Tradicionalmente se hacía el 21 de octubre, pero actualmente se ha traslado también a agosto, al día siguiente de la fiesta de la Virgen de los Desamparados.

Dentro de las actividades de las fiestas patronales habría que destacar la Noche del Play-Back, que organizado por la gente de Argelia se ha consolidado como uno de los espectáculos más característicos de las fiestas. También se realizan entre otros: Festival de Bandas de Música, Corre Fuegos, Bailes con orquestas, actividades deportivas e infantiles… y una gran variedad de actos tanto para mayores como para niños. No podríamos olvidarse de la Semana Taurina, la cual lleva a nuestro pueblo gran cantidad de seguidores de la fiesta de los toros.

Cuenta con una gran tradición el porrat que tiene lugar en diciembre, se realiza el domingo después de la festividad de santa Lucía (13 de diciembre) y es conocido como la Feria de Santa Lucía.

En Abril se celebra un día dedicado a San Vicente Ferrer, patron de Argelia, en el que, y según la tradición, se hace “la Entrà de Sant Vicent” desde la huerta.

FIESTAS OLVIDADAS:

Por varias circunstancias siempre quedan olvidadas algunas fiestas que tenían gran tradición en las poblaciónes.

SAN VICENTE: Actualmente no se hace ninguna celebración especial en Argelia el día de la festividad de san Vicente Ferrer, aparte, claro está, de la misa y la entrada del santo por la huerta. En cambio, antiguamente, y de eso debe hacer casi un siglo, se acostumbraba a hacer una procesión por las calles de la localidad, cuyo centro era un vecino del pueblo vestido de san Vicente Ferrer. Situado en una gaveta, que debía imitar el púlpito, era llevado hasta la plaza del Palillo. Ya en la plaza, otro vei le exponía la necesidad de agua que tenían los campos y le suplicaba que hiciera un mirlo que llevase la tan deseada lluvia: “Este san Vicente tan abrazado, a ver si hace un milagro para que llueva”. Inmediatamente, ante la expectación popular, desde arriba de los tejados otros vecinos, tiraban agua con arruinadores.

LOS INOCENTES: Otra celebración antigua, ya desaparecida, tenía lugar el día de los Inocentes, cuando algunos vecinos echaban por el pueblo haciendo pagar a todos una multa de una aguileta (cinco céntimos).

SALPASSA: El miércoles santo era “el día de la Salpassa”. Se conmemoraba con la bendición de las casas por parte del rector y el intercambio de sal con los vecinos (la sal bendita se cambiaba por la sal sin bendecir). Los vecinos obsequiaban al sacerdote a cambio con huevos o dinero. Al mismo tiempo, los chiquillos del pueblo iban por todas las calles con mazas, anunciando la llegada del sacerdote, cantando varias coplas y pegando mazmorras contra paredes, aceras y puertas.

Antoni Ferrer Perales, que fue rector de Algímia cuando todavía se celebraba la Salpassa, lo cuenta de la siguiente manera: “En el Miércoles Santo el señor rector se sentía, revestido de capa morada, a bendecir las casas; mientras, los chiquillos atronaban el aire a golpes de macetas de madera hechas a puesta para la ocasión: lo golpeaban todo: rastrillos, aceras, puertas y paredes… Mientras, las amas de casa aguardaban al dintel, las puertas abiertas y una mesita en la entrada con sal y agua. Cuando pasaba el rector les daba a besar la cruz y mezclaba agua y sal bendecidas con las que había en las mesas; las mujeres le daban o dinero o huevos: un par, o media docena, según su categoría económica” (1979:18).

Para la ocasión se entonaban versos como estos:

! Huevos acá, huevos allá,
en el capellán.
Huevos en la ventana,
bastonadas a la tía maestra.
Huevos en el pajar,
bastonadas a la tía Uisa.
Huevos al ponedor,
al rector
Huevos en el Picaio,
en el tío Caio”.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: