El enorme asteroide Florence pasará junto a la Tierra este viernes

Un inmenso asteroide llamado Florence, de 4,4 kilómetros de diámetro, se acercará a la Tierra este viernes 1 de septiembre sin peligro de impacto con ella. Florence es el objeto más grande en pasar por las proximidades de la Tierra desde que la NASA comenzó a rastrear este tipo de asteroides cercanos a la Tierra, según afirma un funcionario de la agencia estadounidense.

“Aunque muchos asteroides conocidos han pasado más cerca de la Tierra de lo que va a pasar con Florence el 1 de septiembre, todos eran más pequeños”, señala en un comunicado el encargado del centro de la NASA para el estudio de objetos cercanos a la Tierra (CNEOS) en el Jet Propulsion Laboratory, Paul Chodas.

Este gran asteroide procede de más allá de Neptuno y pasará a siete millones de kilómetros de distancia (casi 18 veces la distancia entre la Tierra y la Luna). Los astrónomos aficionados lo podrán observar utilizando pequeños telescopios, brillando a rayas a través de las constelaciones Piscis Austrinus, Capricornus, Acuario y Delphinus, durante algunos días.

Fue descubierto por primer vez en 1981 por el astrónomo Schelte ‘Bobby’ Bus , en el Observatorio Siding Spring Observatory, y debe su nombre a Florence Nightingale, fundadora de la enfermería moderna. El sobrevuelo del 1 de septiembre es el mayor acercamiento de este asteroide desde 1890 y no volverá a acercarse a la Tierra hasta después de 2500, según indica el comunicado.

Una oportunidad para conocer mejor a los asteroides

El asteroide rozará la órbita terrestre a una velocidad de 13,53 kilómetros por segundo, teniendo los astrónomos la oportunidad de capturar imágenes de radar para aprender más sobre el tamaño exacto del asteroide y las características de la superficie detallada. El asteroide representa una oportunidad valiosa para que los especialistas lo observen y analicen, según los expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Para la ciencia es importante conocer sus propiedades espectrales (espectro de luz y colores); podremos establecer cuánto mide y cómo es su estructura”, apuntó la investigadora Karina Cervantes, del Instituto de Geofísica de la UNAM, en rueda de prensa.

La investigadora recordó que es un cuerpo casi tan grande como el que generó el cráter de Chicxulub (que tenía 10 kilómetros de diámetro), y que al colisionar con la Tierra hace 65 millones de años, en el norte de lo que hoy es la Península de Yucatán, causó la extinción de innumerables especies vegetales y animales, incluidos los dinosaurios.

Deja un comentario