Empate, partidazo y… hay equipo

Ángel Correa adelantó a los rojiblancos en Mestalla, pero Rodrigo Moreno forzó el empate en un encuentro lleno de ocasiones y buen fútbol.Valencianos y madrileños se desfondan en un duelo de poder a poder que concluye en tablas. Correa adelantó a los locales en la primera parte y Rodrigo empató en la reanudación.

Valencia y Atlético de Madrid han deleitado a los amantes del fútbol con un duelo de titanes en Mestalla con el que ambos abrían su andadura en la Liga. Correa adelantó a los locales en la primera parte pero Rodrigo puso el empate en la reanudación.

El partido no arrancó antes de que el equipo local homenajease al visitante con un pasillo que honraba al supercampeón de Europa. Uno de esos gestos en peligro de extinción en el fútbol moderno.

Tras el respeto llegó el pulso de poder a poder. Se enfrentaban el segundo y el cuarto de la Liga pasada y los dos clubes que tal vez mejor se han reforzado en el mercado estival. A pesar de los refuerzos solo figuraban entre los 22 titulares tres caras nuevas: Piccini y Wass en el Valencia; Lemar en el Atlético.

Cuando las fuerzas están equilibradas tan solo el talento de los genios decanta la balanza y de ahí que solo Griezmann con una asistencia de genio evitó que la primera parte concluyera en tablas. Corría el minuto 26 cuando rompió una línea defensiva en la que Piccini se había quedado dormido para habilitar a Correa. El argentino, apuesta de Simeone después del desgaste de Tallin, no falló en el mano a mano y adelantó a los del Cholo.

Si el equipo colchonero es candidato a todo este curso, todavía ofrece más garantías cuando el partido se le pone de cara. Su experiencia en defender marcadores favorables les hace prácticamente inexpugnables y luego, arriba, tienen dinamita con Lemar, Griezmann y Diego Costa.

Este último tenía desesperados a la pareja de centrales Garay-Paulista y de no ser por el guante de Neto, hubiera marcado el segundo gol en el minuto 32.

Las opciones del Valencia pasaban por dar un paso adelante tras el paso por los vestuarios y eso hicieron de la mano de su jugador franquicia: Rodrigo Moreno. No se habían transcurrido diez minutos de la reanudación y el delantero fusilaba a Oblak con su pierna zurda después de domar la pelota con su pecho tras un balón a la olla de Wass.

Rugía Mestalla con el empate en el 55’ y lños jugadores de Marcelino correspondieron arrinconando al Atlético. Gabriel Paulista remató al palo de cabeza en el 64 antes de que se lesionara su compañero Garay. Además de a su sustituto, Diakhaby, Marcelino apostó por Gameiro para acabar de tumbar a sus excompañeros y minutos después por el también delantero Batshuayi.

Simeone palpó que el ritmo del partido estaba siendo demasiado alto para los suyos y prefirió retirar a Griezmann del césped y dejar todo en manos de la velocidad de Vitolo y Gelson.

Sufrieron los colchoneros ante el empujón final de los valencianos pero ahí atrás tienen al coloso Oblak para evitar que Wass marcara con un disparo cruzado en el minuto 87 y Gameiro, en una acción similar, en la última jugada del duelo (93’).

Empate final que deja satisfecho a dos equipos llamados a pelear por estar hasta el final en la parte alta de la clasificación.

Ficha técnica:

1 – Valencia: Neto, Piccini, Garay (Diakaby, m.67), Gabriel Paulista, Gayà, Parejo, Kondogbia, Carlos Soler (Batshuayi, m,76), Wass, Santi Mina (Gameiro, m.67) y Rodrigo.

1- Atlético de Madrid: Oblak, Juanfran, Savic, Godín, Filipe Luis, Koke, Saul, Correa (Thomas, m.81), Lemar, (Vitolo, m.63) Griezmann (Gelson, m.72) y Diego Costa.

Goles: 

0-1, m.27: Correa.
1-1, m.56: Rodrigo

Árbitro: Gil Manzano (colegio extremeño). Amonestó por el Valencia a Garay y Rodrigo y por el Atlético de Madrid a Savic y Juanfran.

Incidencias: primer partido de Liga de la temporada 2018-2019 disputado en Mestalla ante 46.200 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por los socios del Valencia fallecidos a lo largo del pasado campeonato.

Marcelino: “A los puntos merecimos ganar al Atlético”

Marcelino García Toral, tras el empate en Mestalla ante el Atlético, explicó en la sala de prensa que “a los puntos merecimos ganar, no sólo por lo que hicimos en el tramo final del partido. Creo que fuimos superiores a un rival con ese gen competitivo que ha implantado Simeone. Estoy orgulloso de mi equipo, levantar un resultado adverso a este rival no es fácil. Su gol nos generó desconfianza, pero en el segundo tiempo los jugadores salieron convencidos de poder competir. Estoy muy agradecido a la afición y sé que esa unión con el equipo se mantiene este año y va a ser muy importante a lo largo de la temporada”.

El empate final no hace justicia al gran esfuerzo y ambición del Valencia CF. “Mi percepción es que hoy estuvimos más cerca que nunca de ganar al Atlético. Hicimos más ocasiones que en la suma de los dos partidos de la pasada temporada. Pero lo difícil ahora es mantener la regularidad a lo largo del campeonato, sobre todo, con la novedad de la Champions. Nuestra ilusión es mejorar cada partido, ser más competitivos. Pero delante tenemos tres transatlánticos y pelearemos hasta el final. Lo que más me da pena es no haber brindado el triunfo a nuestra afición. Se lo merecía”.

Sobre el papel de Gameiro y Batshuayi, Marcelino afirmó que “es pronto para valorar el rendimiento de los nuevos delanteros, ya que llegaron hace poco tiempo a la plantilla. Kevin lleva más entrenamientos en pretemporada, pero Michy (Batshuayi) sólo doce o trece en total. Por eso hay que esperar más para valorar su papel. Y qué decir de Rodrigo, que ya sabemos lo importante que es para nosotros. Desde el primer día que vino a entrenar demostró su implicación en este Valencia CF. ¿Que se habla mucho de él? Yo pienso en el día a día y en hacer un mejor equipo. Tenemos mejor plantilla que la pasada temporada, pero no garantiza el buen funcionamiento general. Hay que ir despacio, ser humildes, prudente y ser competitivos como hoy los noventa minutos. Si lo logramos mantener en los próximos meses va a ser muy difícil ganarnos”.

Garay tuvo que retirarse antes de tiempo. El entrenador valencianista confía en que no sea muy importante. “Creo que no será mucha cosa, tenía unas molestias en la rodilla que le hemos dosificado a lo largo de la semana y espero que no sea importante y esté pronto con nosotros”. Para finalizar Marcelino elogió a  Simeone y su excelente trabajo en el Atlético de Madrid.

El Valencia CF supera al Atlético en la gran mayoría de las facetas del juego

Simeone no tiene ninguna duda: “el Valencia CF volverá a estar en los lugares de privilegio”

“El Valencia CF volverá a estar en los lugares de privilegio”, decía el Cholo Simeone en la sala de prensa de Mestalla a la conclusión del choque. El partido acabó 1-1, pero el entrenador del Atlético no elogió el trabajo valencianista de cara a la galería, y así lo reflejaron las estadísticas.

Remataron más a puerta, chutaron más entre los tres palos, tuvieron más la posesión de balón, tocó más el esférico, se tuvo más precisión en los pases, se ganaron más duelos individuales en defensa… el Valencia CF fue superior al actual campeón de la Supercopa de Europa y subcampeón de LaLiga, aunque el marcador acabó reflejando un empate 1-1.

Como recalcaron tanto Marcelino como su homólogo en el Atlético, el Cholo Simeone, el Valencia CF sigue creciendo.

Mestalla estalla de alegría con el gol de Rodrigo, que vive un ambiente espectacular

Más de 46.000 aficionados vibran con el Valencia CF, que busca la victoria hasta el último suspiro

Da igual el día y la hora, la afición del Valencia CF siempre responde. ¡Qué gozada es ver el coliseo de Mestalla así! Más de 46.000 aficionados se citaron en el coliseo de la Avenida de Suecia para recibir al equipo en su estreno en LaLiga, se dejaron la voz animando al equipo y despidieron al equipo como se mereció, con una atronadora ovación.

A pesar de ser lunes, desde las 18 horas la Avenida de Suecia se quedó pequeña para recibir al equipo y cuando asomó el autobús gritaron con fuerza “hoy queremos esta victoria”, transmitiendo su energía a los futbolistas que fueron desfilando uno a uno bajando del autobús. La afición está ilusionada y aunque no se ganó, acabó muy contenta al ver vaciarse a sus futbolistas peleando hasta el último suspiro por la victoria.

La comunión que se creó entre el equipo y la afición la temporada pasada se mantiene muy viva en la actual, incluso cuando más lo necesitaban desde el césped, la grada gritaba “a por ellos, oé, a por ellos, oé”, y estallaron de alegría con el gol de Rodrigo. ¡Qué golazo! Su disparo inapelable fue una inyección de adrenalina para la parroquia de Mestalla, que quería más. ¡Qué locura! Solo faltó ponerle la guinda, no pudo ser, pero toda la afición se puso en pie para despedir con una gran ovación a sus futbolistas.

Wass, Piccini, Gameiro, Diakhaby y Batshuayi demostraron su calidad ante un potente rival

Marcelino hizo debutar a cinco de las seis caras nuevas y todos realizaron un gran encuentro

Fue una noche de estrenos. Cinco de los seis fichajes trabajaron al máximo en el empate del Valencia CF ante el Atlético. Daniel Wass y Cristiano Piccini fueron las dos caras nuevas que formaron este lunes en el once inicial del estreno en LaLiga ante el Atlético de Madrid. En el partidazo de la primera jornada Marcelino confió en el centrocampista y lateral desde el arranque, mientras que el resto de fichajes como Kevin Gameiro, Denis Cheryshev, Mouktar Diakhaby y Michy Batshuayi comenzaron en el banquillo de Mestalla.

Piccini, con el dorsal 21, se las veía con Lemar y Filipe Luis por su zona, y las caídas de Diego Costa y Griezmann, todo un examen para el italiano en su debut oficial. Mientras, Wass, con el 18 a la espalda, demostró su valentía al lanzar a puerta en el primer balón que tocaba. En una acción rápida iniciada por Rodrigo, el danés chutó fuerte y ajustado al larguero de Oblak. Toda una declaración de intenciones del recién llegado. Y en el minuto 14 no llegó a conectar de cabeza por centímetros un gran centro de Rodrigo y acción personal del internacional.

Después llegó el gol del Atlético en el minuto 26 y tocaba comenzar de cero. Parejo, en el minuto 37, vio a Wass en el área y cabeceó sin suerte al segundo palo donde no se encontraba ningún compañero. Piccini, por su parte, mantenía un gran duelo con todos los que se le acercaban y todavía tenía fuerzas para subir y tratar de crear peligro en ataque.

Tras el descanso Marcelino no hizo cambios en el esquema y apostó por los mismos que jugaron de tú a tú al Atlético en la primera mitad. Y cómo no Wass se erigió de protagonista atacante cuando, en el minuto 55, sin dejar caer el esférico, asistió de forma perfecta en el punto de penalti a Rodrigo Moreno, quien fusiló el marco visitante de un zurdazo impresionante al que Oblak sólo pudo acompañar con la mirada. Era el 1-1 y Mestalla enloquecía con su equipo.

El subidón por el precioso tanto de Rodrigo dio alas al Valencia CF que quería más en este encuentro. Así, en el minuto 66 debutaron dos caras nuevas más, Diakhaby por el renqueante Garay, y Gameiro por Santi Mina. El joven central francés, a las primeras de cambio, evitó con su pie un peligroso pase y despejó de cabeza un centro. Y casi sin descanso se le vio cómodo en juna salida de balón. Todo ello en apenas unos pocos minutos. Su compatriota en la delantera se las veía con Savic. En el 72 no llegó a un pase vertical de Gayà en su primer desmarque. Todo velocidad lo de Kevin.

Y el postre lo puso Batshuayi en el minuto 76 cuando Marcelino le hizo salir al césped por Carlos Soler y la afición lo recibió por todo lo alto. Más artillería en Mestalla con un único objetivo: ganar. Wass pasó a la derecha en el centro del campo y el belga se colocó como delantero centro. Y tuvo su oportunidad en el minuto 85 cuando, tras una serie de regates, no encontró el pasillo para chutar a puerta. Además, se combinaba bien con Gameiro en este primer partido oficial juntos. Mientras Diakhaby trataba de asegurar su zona y despejar todo lo que se acercaba por el eje central de la zaga.

Y la ocasión llegó en el minuto 88 para Wass después de un rapidísimo contragolpe, pero el belga, cansado de su enorme esfuerzo, lanzó a puerta y Oblak acertó en el despeje. Era el 2-1 y así lo cantó Mestalla, muy volcado con sus jugadores. Y Batshuayi, todo potencia y arrancada, también probó segundos después al meta atlético sin fortuna.

Los compases finales fueron muy emocionantes con un Valencia CF ambicioso y un Atlético que, sin arriesgar nada, tiene pólvora ofensiva. Todos los jugadores blanquinegros daban el doscientos por ciento en busca de los tres puntos. Wass corría y corría, Piccini tapaba todos los huecos de su lateral, Diakhaby volaba para impedir remates rivales, Gameiroabría espacios y daba desmarques e incluso, en el último suspiro, tuvo el segundo de la noche pero, de nuevo, Oblak lo evitaba, y Batshuayi buscaba en su potencia romper la muralla atlética. Al final empate y muy buenas sensaciones de los debutantes. Sólo faltó Cheryshev por salir.

Deja un comentario