El Valencia Basket dice adios ala Copa del Rey

Copa del Rey 2018 | Cuartos de final. El Iberostar Tenerife eliminó al Valencia Basket por 72-79. El Real Madrid jugará en semis contra el Tenerife, primera sorpresa de la Copa. Los de Pablo Laso superan a Unicaja en un igualado partido (89-84). Campazzo (33 de valoración) condujó a los blancos a las semifinales.

El Iberostar despacha al Valencia Basket (72-79)

Tenerife/. El Iberostar Tenerife eliminó (72-79) al Valencia Basket de la Copa en un estreno con sorpresa que vale la primera semifinal copera en la historia tinerfeña, superior y asfixiante ante un equipo ‘taronja’ siempre sometido.

El cuadro canario dejó su huella en la isla vecina, primer triunfo en Copa a la quinta ocasión. El Valencia, finalista el año pasado, encajó el primer K.O. del Gran Canaria Arena a merced de un rival que cogió carrerilla hasta despegar. Tobey (11 puntos y 6 rebotes) y Fran Vázquez (12 y 6) pusieron los cimientos, Ponitka (14) y Vasileiadis (9) los hicieron sólidos de manera oportuna y Abromaitis (15) dio la puntilla.

Los de Txus Vidorreta vieron venir el desboque canario desde el primer cuarto, pero no supieron reaccionar. Un cuadro ‘taronja’ desconocido, salvo por Pleiss, y chispazos de Thomas, Doornekamp o Green, que aún así forzó un final apretado. Menos de un minuto y una canasta de diferencia que no sacó del camino histórico a los de Fotis Katsikaris. Abromaitis sentenció un final de tiros libres y júbilo canario en la grada.

Adiod a la Copa del Rey

Valencia Basket cae eliminado en Cuartos de la Copa del Rey tras ser derrotado 72-79 en un encuentro que se decidió en el último minuto de juego. Por parte del cuadro taronja, Tibor Pleiss fue el jugador mejor valorado (24 pts) y Erick Green el máximo anotador con 14 puntos.

En el primer cuarto, Txus Vidorreta apostó por el quinteto habitual con Abalde de base, Rafa Martínez y Aaron Doornekamp en las alas y Will Thomas y Tibor Pleiss en el pívot. Sería el alemán el primero en marcar diferencias en un duelo espectacular con el ex taronja Tobey en ambos lados de la pista. Un triple de Aaron Doornekamp mandaba el primer cuarto al 21-20 para los taronja

En el segundo periodo, los visitantes comenzaron mejor con los puntos de Abromaitis y Ponitka, pero los taronja tiraron de oficio y de la buena labor de Doornekamp y Will Thomas, además de los 13 puntos de Pleiss para llegar igualados a 36 al descanso.

Tras el paso por vestuarios, Vasileiadis golpeaba desde la línea de 6,75 para dar la primera ventaja al conjunto tinerfeño. Dubljevic respondía bajo el aro ante una fuerte defensa. Encontraba el hueco para dejarla contra el cristal Rodrigo San Miguel, y a continuación, Dubljevic volvía a encontrar el aro. San Emeterio aprovechaba los tiros libres que se le concedían tras la falta antideportiva de Abromaitis (41-43). Tras el triple de Will Thomas llegaba la reacción de los de Fotis Katsikaris, anotando dos triples mediante Abromaitis y Vasileiadis, y Ponitka al contraataque tras robo. El parcial de 0-7 obligaba a Txus Vidorreta a detener el partido llegando al ecuador del cuarto (44-51). La reacción taronja llegaba con dos triples consecutivos de Green para apretar el encuentro (52-53). El intercambio de golpes entre Vázquez y Green daba una ligera ventaja a los tinerfeños para cerrar el cuarto con el 55-59.

San Emeterio inauguraba el último asalto con una canasta marca de la casa del santanderino. Vázquez, entonado en estos minutos, anotaba los dos tiros libres. Tras unos ataques con desaciertos en ambos equipos White daba una ventaja de 6 puntos para Iberostar a falta de 7 minutos para el final. Green asumía la responsabilidad anotadora y Vázquez respondía de nuevo con un alley oop (59-65). El propio Vázquez provocaba la falta en ataque de San Emeterio. Otro alley oop finalizado por Tobey daba la máxima ventaja hasta el momento a Iberostar Tenerife, 8 puntos (59-67). Abalde recortaba distancias con una buena finalización a canasta y Allen respondía a falta de menos de poco más de 3 minutos. Con Valencia Basket ya en bonus, Rodrigo San Miguel no fallaba desde la línea de tiros libres (63-71). A falta de 2 minutos para el desenlace, el partido pasaba a jugarse desde la línea de tiros libres. Dubljevic anotaba los 2 y Ponitka uno de ellos (65-72). Una nueva pérdida permitía a Ponitka anotar un nuevo tiro libre tras la falta de Erick Green. El propio Green anotaba los 3 tiros libres que le concedían tras la falta de Tobey en el tiro del californiano. Valencia Basket no le perdía la cara al partido y se colocaba a solo 3 puntos a falta de 47 segundos por jugar (70-73). Los de Katsikaris erraban el tiro agotando la posesión  pero Abromaitis cazaba el rebote para seguidamente anotar los 2 tiros libres. Txus Vidorreta lo paraba a falta de 24 segundos (70-74). Erick Green perdía la posesión tras el saque de banda y en la siguiente posesión Abromaitis anotaba de nuevo desde la línea de tiros libres (70-77). Con el partido decidido, Abalde maquillaba el marcador con una última entrada a canasta (72-79).

Vidorreta: “Han sido mejores, no hemos estado a nuestro nivel”

Sobre el partido, “El partido lo hemos iniciado bien, teníamos buen ritmo, serios a nivel defensivo, con control a nivel ofensivo de las ventajas que queríamos tener, pero ya nos han cogido muchos rebotes. En el segundo hemos transmitido peores sensaciones, pero aún así estábamos igualados. En el descanso hemos hablado para tener mejores decisiones en ataque y tener más recuperaciones, pero hemos seguido teniendo muchas pérdidas e Iberostar Tenerife ha ido tomando ventaja porque ha sido mejor que nosotros, ha sido claro merecedor de estar en semifinales”.

Sobre el ambiente en el Gran Canaria Arena, “Estamos siempre hablando de otras situaciones. Ganamos aquí la Supercopa con el pabellón lleno de gente que apoyaba al Granca. Nosotros no hemos estado al nivel, pero no tiene nada que ver con el gran ambiente que ha habido en el pabellón”.

Sobre la intensidad del rival, “El equipo contrario ha tenido más intensidad que nosotros. En la preparación del partido no ha fallado nada, tendremos que analizar lo que ha pasado, si ha sido presión, si no hemos sabido leer alguna cosa táctica. Lo que hay que reconocer es que el rival ha sido mejor, hemos ido a remolque y cuando hemos tenido alguna oportunidad no la hemos aprovechado”.

La conclusión del encuentro, “Es una decepción importante, sabíamos que era una eliminatoria abierta contra un rival que cada vez juega mejor. Sabíamos que sería difícil contra un equipo que ha fichado a jugadores para sustituir a los lesionados. Ante un partido tan serio y tan táctico, nuestras bajas algo habrán podido afectar. Estoy decepcionado porque el equipo ha perdido la oportunidad de jugar al nivel que estaba haciendo. Tenemos que analizar qué nos ha podido faltar. El Iberostar ha estado muy bien, al final hemos cogido más rebotes que ellos, pero los de ellos han sido más claves. Cuando hemos tenido opciones de contrataque no hemos sabido sacar ventaja. Es un cúmulo de circunstancias, veníamos en un buen momento de juego pero con algunas circunstancias que arrastramos y que hoy han sido más evidentes”.

Sobre las bajas, “Era evidente que había que venir con los nueve que lo estaban haciendo bien. Si hubiéramos tenido a Van Rossom y Diot o Diot y Vives o Vives y Van Rossom hubiéramos jugado mucho mejor, pero las decisiones están tomadas. Todos los cruces están muy abiertos. Atendiendo a la historia reciente esto es una sorpresa, pero atendiendo a la realidad esto es algo que podía suceder. Nos queda recuperarnos bien”.

Pleiss: “Es frustrante”

Sobre el partido, “El partido ya ha acabado para nosotros, vinimos a ganar y no pudo ser. Ha habido fases con el otro equipo más motivado que nosotros. Es frustrante hablar ahora del partido, pero hay que ser positivos. Hubo momentos en los que no mostramos nuestra identidad, pero es lo que digo, hay que seguir mirando adelante y siendo positivos. Es duro hablar de esto, pero en la Copa no son partidos normales, el equipo que da el 100% gana. No me toca hablar de otros años, sino de ahora. Es cierto que hemos fallado en algunas cosas”.

El Real Madrid evitó el intento de sorpresa de Unicaja, que hizo sudar al tetracampeón de Copa. Los de Laso se impusieron 89-84 en un igualadísimo partido. Los de Laso se las verán en las semifinales de la Copa 2018 contra el Iberostar Tenerife, que sí sorprendió al Valencia Basket en el partido inaugural de la competición. Los canarios se impusieron 72-79 y mandaron de vuelta a casa al campeón de Liga.

Con 33 puntos de valoración, Facundo Campazzo (18 puntos, 7 asistencias y 3 robos) fue el líder del Real Madrid. Vital en los minutos decisivos del partido, el base argentino fue una de las claves del triunfo madridista ante Unicaja.

El primer cuarto tuvo un ritmo trepidante, con dos equipos que apenas se lo pensaban a la hora de buscar la canasta rival. El Madrid lograba mínimas rentas ante un Unicaja que no le perdía la cara al choque y planteaba demasiados problemas al vigente campeón, en el que brillaba especialmente Fabien Causeur, autor de nueve tantos en este periodo.

Los malagueños comenzaban el segundo cuarto con una pequeña desventaja (26-23), tras un postrero triple de Causeur al término del primer periodo, aunque volteaba espectacularmente el electrónico con un parcial de 0-14, gracias a los puntos de Carlos Suárez y un letal Adam Waczynski (31-37).

El Madrid, con mayor fondo de banquillo, reaccionó a tiempo y fue recortando paulatinamente la desventaja. Pese a todo, el conjunto andaluz de Joan Plaza, dirigido en pista por un omnipresente y espectacular Ray McCallum, se fue al último cuarto con dos puntos a su favor (64-66) y con serias posibilidades de dar una nueva sorpresa en esta jornada de cuartos.

El Madrid, con dos bases en pista (Campazzo y Doncic), intentaba remontar, pero un sólido Unicaja seguía por delante a falta de solo cinco minutos para concluir el choque (69-74), tras una espectacular entrada a canasta de Nemanja Nedovic. Waczynski elevaba considerablemente la moral de su conjunto tras un triple que ponía el 70-77 a 4.35 para el término, pero el Madrid volvió a meterse en el partido gracias a Campazzo y Rudy Fernández y empató a 77, con solo 2.52 por disputarse.

En los últimos instantes el Real Madrid se mostró más entero que un Unicaja que supo gestionar peor sus posesiones, lo que permitió el sufrido triunfo blanco que le acerca a su quinto título consecutivo en la Copa. Más información: valenciabasquet.com

Deja un comentario