El Provincial de Castelló atiende en el hospital de día de salud mental infantil y juvenil a 110 pacientes desde su apertura

El hospital de día de salud mental infantil y juvenil del Consorci Hospitalari Provincial de Castelló ha atendido en sus ocho años de funcionamiento a 110 menores con problemas de salud mental graves de toda la provincia de Castellón, dado que es un centro que atiende a la población de los 3 departamentos de salud.

M. A. Dolz Alós/.- Este centro es pionero en la Comunitat Valenciana y la experiencia acumulada demuestra que estos dispositivos pueden ser altamente eficaces en el tratamiento y reintegración de los menores con problemas de salud mental grave.

Los criterios de admisión en este hospital de día -en el que los pacientes asisten a sus clases escolares y reciben asistencia sanitaria- son estar matriculados en la Educación Secundaria Obligatoria (tienen una edad aproximada de entre 12 y 16 años), y haber sido atendidos en alguno de los dispositivos de salud mental de referencia.

Los problemas de salud mental de estos pacientes engloban desde trastornos afectivos graves, a trastornos de la personalidad y de conducta, pasando por otro tipo de afectaciones como psicosis de inicio temprano, autolesiones e intentos de suicidio.

Tratamientos para los pacientes

Los aspectos más relevantes del tratamiento en el hospital son la elaboración de un plan individualizado de intervención para cada menor y la atención integral, que incluye tratamiento farmacológico, psicoterapia individual y grupal, talleres psicoeducativos y ocupacionales, así como terapia familiar.

La psicóloga responsable del dispositivo, Matilde Espinosa, explica que la totalidad de pacientes de dicho hospital presentaba un importante absentismo o expulsiones en sus respectivos centros educativos, además de una escasa adherencia a los dispositivos de salud mental donde eran atendidos.

El 95% de los menores se han incorporado e integrado adecuadamente al hospital de día. Al inicio de la atención en el hospital, un 43% de los menores requirieron un ingreso en hospitalización completa. Tras su paso por el dispositivo, la mayoría de los casos se fueron de alta por mejoría clínica (68,3%).

De todos ellos, solo un 4,4% requirió reingresar de nuevo por empeoramiento clínico. Tras el alta se realizó un seguimiento sanitario y todos los menores mantuvieron algún tipo de escolarización.

Así, la inserción en el hospital ha conseguido importantes cambios de comportamiento en los menores, como la reducción del absentismo y de las expulsiones y se han obtenido altas tasas de éxito por mejoría clínica.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: