El MuVIM expone “Aigua, fang i silencis” dedicada a la riada donde destaca el anillo episcopal del arzobispo Olaechea que subastó para los damnificados de la riada de Valencia


El segundo anillo episcopal de monseñor Marcelino Olaechea y Loizaga, arzobispo de Valencia entre 1946 y 1966, que subastó para ayudar a los damnificados de la riada de 1957, se exhibe en la actualidad en el Museo MuVIM (Museu Valencià de la Il.lustració i de la Modernitat).

Valencia/.- Se trata del anillo que fue elaborado en hierro estañado, subastado en enero de 1958, tras donar también su primer anillo episcopal de oro ante la tragedia que asoló Valencia, según explica Mª Ángeles Gil, del Museo Mariano de la Basílica de la Virgen (MUMA) que lo ha cedido para la muestra.

Este segundo anillo fue adquirido por una familia valenciana, a cambio de un importe que ascendió al millón de pesetas, y que lo donó en mayo de 2013 a la Catedral de Valencia, que a su vez lo entregó al museo de la Basílica de la Virgen.

El obispo monseñor Olaechea, cuya causa de canonización se encuentra actualmente en proceso, se prestó a participar personalmente en esta iniciativa solidaria organizada por Radio Juventud de Murcia para recaudar fondos a favor de los damnificados por la riada de Valencia y, así, entregó su anillo.

Igualmente, junto al anillo episcopal, también ha quedado expuesto en el MuVIM un cuadro. Se trata de un retrato del prelado, óleo sobre lienzo, con la imagen de la Virgen de los Desamparados de fondo, cedido por el Instituto Secular de Operarias Parroquiales, y pintado por Agustín Segura.

Obras asistenciales y benéficas de monseñor Olaechea

Precisamente, entre otras iniciativas y labores pastorales del entonces Arzobispo de Valencia, -como la construcción del nuevo seminario en Moncada, la creación de más de 180 parroquias y la celebración del Sínodo Diocesano de 1951-, destacan las obras de carácter benéfico y asistencial que promovió durante su pontificado.

Así, creó en 1948 el Instituto Social Obrero, para la instrucción y formación de los trabajadores; fundó en 1947 el Banco y la Tómbola de Nuestra Señora de los Desamparados para la ayuda de personas necesitadas, e impulsó la construcción de viviendas protegidas.

Monseñor Olaechea murió en Valencia el 21 de octubre de 1972 y sus restos mortales reposan en la capilla de Santo Tomás de Villanueva de la Catedral de Valencia.

Exposición sobre la riada 

La exposición en el MuVIM, que lleva por título “Aigua, fang i silencis”, permanecerá abierta hasta el próximo 14 de octubre. Ha sido organizada con motivo del 60 aniversario de la riada en Valencia, que se cumplió en 2017.

La muestra reúne más de 200 piezas entre planos, fotos, muebles, objetos de todo tipo y recreaciones visuales de lo sucedido en los dos o tres días más inmediatos al suceso y entre ellas hay muchos documentos inéditos, según fuentes del MuVIM.

La inundación que arrasó Valencia en 1957 provocó “innumerables daños, tanto personales como patrimoniales. El Turia se desbordó en dos ocasiones a su paso por la ciudad y provocó la muerte de 81 personas y destrozos materiales valorados entre diez y dieciséis millones de pesetas de la época”, han añadido.

Deja un comentario