El Levante venció anoche al campeón de las últimas cuatro Copas de Rey (2-1)

El Levante dio anoche la sorpresa en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey al vencer 2-1 al FC Barcelona, un partido que el tetracampeón afrontó con un equipo sin sus principales figuras.

Agencias y Levante UD/.- Con Messi, Suárez, Piqué, Alba o Rakitic fuera de la convocatoria para descansar, por decisión técnica de  Valverde, qué dio este jueves entrada a varios jugadores del filial y habituales suplentes de la primera plantilla, así como al recién fichado Murillo. El colombiano, debutante, era de largo el más experimentado en una defensa inédita que hizo aguas en la primera parte.

Enfrente, Paco López también recurrió a las rotaciones (siete respecto al partido del último fin de semana), pero los jugadores del Levante mostraron mucha más intensidad desde el inicio, quizá en busca de una revancha tras el 0-5 sufrido en Liga hace pocas fechas.

Y poco tardaron en marcar el primer gol. Apenas tres minutos. Rubén Rochina recibió una falta en el lateral izquierdo, él mismo puso el balón en juego centrando al área y Cabaco, libre de marca, a la espalda de Busquets, batió de cabeza fácilmente a Cillesen.

El Barça no reaccionó. De hecho, en el primer cuarto no pisó el área del Levante.

Por contra, Boateng puso en apuros dos veces al portero visitante, una de ellas después de que Andújar dejara en evidencia a Miranda al superar la inocente defensa del canterano sobre la línea de fondo.

Gol de un madridista

El lateral izquierdo tampoco estuvo bien en la jugada que dio origen al segundo gol del Levante. Boateng se llevó el balón, pasó a Borja Mayoral en el área y el delantero cedido por el Real Madrid se escoró y se sacó un golpeo cruzado que fue a la red e hizo saltar las alarmas de los culés cuando todavía no se había llegado al minuto 20.

Tablero deportivo - Los goles del Levante U.D. 2 F.C. Barcelona 1 - Escuchar ahorareproducir audio

Coutinho, Malcom y Dembélé entraron algo más en juego, pero no tuvieron ninguna ocasión muy clara antes del descanso, al que se llegó después de una rocambolesca acción que dio pie a numerosos comentarios dentro y fuera del campo.

En la pelea por la posición en un córner, Chema dio un pequeño codazo a Cillesen y en el mismo movimiento se cayó no solo el portero sino también Busquets, que estaba por ahí. Los azulgrana protestaron mucho, pero no hubo ninguna sanción.

Durante el intermedio, Valverde aprovechó para hacer ya su primer cambio y empezó a dar entrada a algunos hombres con más peso en el equipo.

El guion no cambió demasiado y el conjunto local tuvo aún otra ocasión clarísima: un mano a mano que Morales falló ante Cillesen, nada más entrar en el terreno de juego.

Pero el Barça consiguió tener más el balón. Y en las postrimerías obtuvo su recompensa con un penalti forzado por Denis Suárez, ante Coke, que después de varios regateos dentro del área se fue al suelo tras un contacto en apariencia leve.

Coutinho transformó para alivio de Can Barça, con un gol en campo contrario(2-1) que vale mucho en esta competición.

Con todo, el campeón de las últimas cuatro Copas del Rey tendrá que remontar en el Camp Nou el próximo jueves si quiere defender su título.

Ficha Técnica:

2 – Levante: Aitor Fernández, Coke, Cabaco, Postigo, Chema (Jason, m.69), Moses, Rochina (Doukouré, m.75), Prcic, Campaña, Boateng (Morales, m.62) y Mayoral.

1 – Barcelona: Cillesen, Semedo, Murillo, Chumi (Lenglet, m.58), Miranda (Sergi Roberto, m.46), Arturo Vidal, Busquets, Aleñà, Malcom (Denis Suárez, m.67), Dembelé y Coutinho.

Goles: 1-0, m.4: Cabaco. 2-0, m.18: Mayoral. 2-1, m.84: Coutinho, de penalti.

Árbitro: De Burgos Bengotexea (colegio vasco). Amonestó con tarjetas amarillas a por el Levante Cabaco, Mayoral y Prcic y por el Barcelona a Murillo, Aleñà, Chumi y Busquets.

Partido disputado en el estadio Ciutat de València ante 17.600 espectadores.

Paco López: “Nos tenemos que sentir orgullosos, hemos hecho un gran partido”

Tras la victoria del Levante UD ante el actual campeón de copa en la ida de los octavos de final, Paco López en rueda de prensa valoró el encuentro vivido ante su público. “Siempre tiene mucho mérito ganarle al Barcelona, yo al menos no le voy a quitar ningún mérito. Nos tenemos que sentir muy orgullosos del equipo, hemos hecho un gran partido”.

Siguiendo por la misma línea, el de Silla quiso reivindicar el esfuerzo de todos los jugadores con los que cuenta. “Quiero aprovechar para felicitar desde aquí a todos los jugadores que no juegan de normal y a los que hoy se han quedado sin minutos, ya que han estado encima de sus compañeros en todo momento. Quiero felicitar al equipo por el trabajo, el esfuerzo y su juego”, añadió.

Al ser preguntado por el resultado final de los 90 minutos, el técnico del Levante UD no escondió los méritos de su equipo. “Hemos hecho ocasiones para lograr el 3-0”. Para más tarde confesar lo que personalmente extraía del encuentro. “Me quedo con el juego del equipo, una vez más es un juego que no rehuye del tú a tú aunque el rival sea el Barça. Buscamos crecer y mejorar en todos los aspectos. Lo más importante es que el equipo sigue siendo atrevido y encara la portería”, terminó.

Aitor Fernández: “Tenemos que seguir haciendo nuestro trabajo y soñar”

Borja Mayoral: “Podemos ganar a cualquiera y lo hemos demostrado”

El Barça se escapa vivo del Ciutat

Crónica del Levante

Sucedió sobre el mullido verde del Ciutat de Valencia en una noche hermosa que será recordada por la afición local, pese a la contrariedad que supuso la diana de Coutinho en los minutos finales del duelo. Únicamente el gol del jugador alivió las penas de un equipo desnortado que arriesgó en la configuración de un once poco reconocible en relación con los gladiadores que suelen batirse el cobre en la competición liguera. El hecho es relevante y no circunstancial, principalmente porque atestigua todo lo acontecido durante noventa minutos de desenfreno. Exhibió la vara de mando el Levante desde la misma epifanía de la cita con un balompié convincente y posesivo. No había ambages en su propuesta. El fútbol era suyo. Resistió un F.C. Barcelona, que vivió al filo del precipicio en distintos lances del duelo, asido a la pena máxima transformada por Coutinho cuando el encuentro estaba destinado a morir y en el luminoso brillaban los goles de Cabaco y Borja Mayoral. El Levante se ilusionó con el formato copero y trasladó esa efervescencia a la grada de Orriols. La afición congenió con el equipo. El bloque que prepara Paco López ofrece una batería argumentos cada vez que salta al pasto para expresarse. Es su manera de entender la disciplina

Irreverente cada siete días en el ámbito del campeonato de la regularidad, proyectó esa imagen descarada y atrevida al ámbito del torneo del K.O. para apesadumbrar al vigente campeón del Torneo. El F.C. Barcelona se diluyó en la noche valenciana para caer preso de la inconsistencia. Apenas si hubo noticias alentadoras por parte del conjunto barcelonista. Se trata de constatar otro síntoma que refuerza la calidad y el carácter del encuentro firmado por el Levante. No hubo fisuras. Ni puntos de fuga. El técnico granota agitó el banquillo. Sucedió en el partido ante el Lugo y firmó un nuevo capítulo de esta tendencia ante la escuadra de Valverde. Parte de la columna vertebral se quedó en el banquillo o alejado de la convocatoria. No obstante, nada pareció afectar el equilibrio y a la solidez de un colectivo que salió respaldado del partido. No es fácil aposentarse en el campo cuando no lo haces de manera cotidiana. Esa distancia apenas si fue perceptible. El Levante fue un bloque reconocible y fiable desde que el colegiado decretó el nacimiento del envite de ida de los octavos de Final.

El asunto tiene miga porque atestigua el gen competidor que impera en un grupo comprometido futbolísticamente y también anímicamente. El comienzo del partido fue tremendamente revelador. Un duelo con dos equipos anclados a la superficie del rectángulo de juego conjugando con emociones antitéticas. Las diferencias eran siderales conceptualmente y mentalmente. El Levante era puro arrebato en sus manifestaciones. El F.C. Barcelona se movía con sigilo y con una extremada cautela. Por momentos los rivales parecían intercambiar los roles. Gobernaba el duelo el Levante ante un rival disminuido por su retraimiento. Las huestes de Paco López sitiaron la meta defendida por Cillesen. El coraje y la raza no se negocian. Y no tardaron en mostrar su furia desbocada. Cabaco conquistó el cielo con un remate que nació desde la ortodoxia en sus movimientos. El cabezazo deshizo la igualada cuando los seguidores locales todavía no se habían acomodado. El gol provocó un ataque de pánico en las filas del F.C. Barcelona. Borja Mayoral y principalmente Boateng encontraron infinidad de agujeros por los que colarse.

El arquero azulgrana tuvo que mostrar lo más granado de su repertorio ante un remate del atacante ghanés que olía a incienso y a gol. Boateng retó a los centrales por tierras, mar y aire de manera continuada. No es únicamente todo lo que propone futbolísticamente. Es la capacidad que muestra para confundir y agotar a sus rivales. El nivel de exigencia es máximo. Una acción conjunta entre Boateng y Mayoral pareció fundir al Barcelona. El atacante cedido por el Real Madrid cruzó el esférico lejos de las manos gigantes del cancerbero. El Ciutat estalló. No había señales de redención por parte del equipo de la Ciudad Condal. Y cuando las hubo apareció Aitor para apagar cualquier fuego. El guardameta estuvo imperial. Valverde buscó soluciones en el descanso, pero el guion no presentaba variaciones. El Levante marcaba los tiempos ante un Barcelona de mirada anoréxica. Morales retó a Cillesen para rozar el tercer gol. Los jugadores locales atacaban los espacios para confundir a su oponente. La velocidad cotiza al alza en el expediente granota. La grada seguía el partido desde el entusiasmo. No obstante, el Barça, excesivamente repetitivo, respiró con la pena máxima transformada por Coutinho.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja un comentario