El juez decreta prisión incondicional para Ana Julia Quezada por el asesinato de Gabriel

Le imputa asesinato, detención ilegal y un delito contra la integridad moral. El juez ve riesgo de fuga y de destrucción de pruebas en la autora confesa. Su abogado confía en que “velarán por su securidad” en la cárcel El Acebuche

Agencias/.- El juez que instruye la muerte del niño Gabriel Cruz ha decretado prisión provisional, comunicada y sin fianza para la autora confesa del crimen, Ana Julia Quezada, a la que investiga por asesinato, detención ilegal y un delito contra la integridad moral, según ha informado este jueves el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

El titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, Rafael Soriano, ha tomado esta decisión después de que la Fiscalía solicitara prisión para la detenida por asesinato con alevosía y detención ilegal, pero no por el tercer delito que le imputa el juez a mayores, en la comparecencia de medidas cautelares.

Quezada, que presuntamente asesinó al hijo de 8 años de su pareja el mismo día 27 de febrero en el que se le dio por desaparecido en el paraje de Las Hortichuelas, en Níjar (Almería), ingresará en la cárcel provincial de El Acebuche, según han confirmado a Europa Press fuentes penitenciarias.

El juez instructor considera necesaria la medida de privación de libertad por la gravedad del delito, la posibilidad de eliminación de pruebas y el riesgo de fuga, detalla en una nota de prensa el TSJA, que explica que la causa que investiga la muerte del menor continúa bajo secreto de sumario, por lo que no se hará público el auto de envío a prisión.

Ana Julia Quezada, de 43 años, ha vuelto a comparecer este jueves en el juzgado después de que este miércoles el instructor prorrogará un día más su detención para realizar una nueva diligencia tras su primera declaración judicial.

La detenida ratifica su versión ante el juez

La detenida ha ratificado ante el juez la versión que ofreció a la Guardia Civil sobre los hechos, según ha confirmado su abogado de oficio, Esteban Hernández Thiel, en declaraciones a los medios.

El martes, Quezada confesó a los agentes que mató a Gabriel el mismo día de su desaparición en la finca que tiene en Rodalquilar (Almería) la familia del padre. Sin embargo, sostuvo que lo hizo en el transcurso de una discusión y después de que el pequeño la agrediera primero, algo que no creen los investigadores del Instituto Armado, que han ofrecido este jueves una rueda de prensa.

La presunta asesina explicó a la Guardia Civil que golpeó al niño con la parte roma de un hacha después de que él la atacara con este utensilio y que le asfixió al ponerse nerviosa. La autopsia concluyó que Gabriel, que tenía un golpe en la cabeza, murió por asfixia mecánica. Los agentes han encontrado el hacha en uno de los registros.

El cuerpo estuvo siempre en el mismo lugar

Tras matar al niño, lo enterró en la misma finca hasta que el domingo 11 de marzo, temiendo que la Guardia Civil registrara la propiedad, lo desenterró y lo metió en su maletero de su coche. Quezada fue detenida precisamente cuando lo transportaba hasta la vivienda donde residía con el padre en Vícar.

La detenida, de origen dominicano, ha sostenido en todo momento que actuó sola y sin un plan predeterminado. La Guardia Civil sí cree en que no hay más implicados en el crimen pero no en la teoría de la defensa propia.

La diferencia no es baladí porque la pena por asesinato -que implica premeditación- es mucho mayor que la de homicidio, pero de momento tanto la Guardia Civil como la Fiscalía y el juez instructor ven indicios de asesinato.

Los investigadores de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil han descrito a Quezada este jueves como “una persona de máxima frialdad, posesiva y egocéntrica”. Los agentes también han explicado que en todo momento pensaron en encontrar a Gabriel con vida por algunos comentarios que hacía la propia Ana Julia sobre que iba a aparecer.

El abogado, confiado en la seguridad de Quezeda

El abogado de la detenida,  Esteban Hernández Thiel, ha mostrado su confianza en que en la cárcel “velarán perfectamente” por la seguridad de Quezada “como hacen con cualquier interno” y ha destacado la “profesionalidad” de los funcionarios de prisiones, según declaraciones recogidas por Europa Press.

Durante uno de los registros a la vivienda de Vícar, una mujer intentó agredir a Quezada pero la Guardia Civil lo evitó. También han sido numerosas las personas que se han concentrado en los juzgados para insultarla al grito de “asesina”.

Hernández Thiel ha asegurado que su defendida está muy afectada “dada la gravedad de los hechos que se le imputan”, informa Efe.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja un comentario