El Estany del Pujol, un pequeño refugio para las aves litorales en la Devesa

Cuatro especies catalogadas como vulnerables han nidificado en la zona, según el último censo   Tras las actuaciones llevadas a cabo por el servicio Devesa-Albufera, ampliando el área utilizada para el descanso y la nidificación de las aves e instalando un nuevo cercado de cañizo para limitar el acceso de personas y mascotas, se ha observado un notable aumento de diferentes especies de aves. El vicealcalde y concejal de Conservación de Áreas Naturales y Devesa-Albufera, Sergi Campillo, ha señalado que “en los últimos años hemos hecho esfuerzos muy importantes para proteger el área de cría, ya que es una zona muy visitada, pero imprescindible para la nidificación de aves acuáticas”.   Una vez concluida la temporada reproductora, que transcurre entre mediados de marzo y finales de julio, el servicio Devesa-Albufera ha completado los censos de las aves nidificantes en esta reserva, con la colaboración de SEO/BirdLife y la conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica. La evaluación ha resultado muy positiva, especialmente para aquellas especies de aves que se encuentran más amenazadas a escala regional o nacional. De hecho, son 4 las especies catalogadas como vulnerables en el Catálogo Valenciano de Especies de Fauna Amenazadas que han nidificado en el Estany. Según ha recordado el vicealcalde Sergi Campillo, el Estany del Pujol es una pequeña laguna salobre situada junto a la gola del mismo nombre. Debe su origen al proceso de urbanización de la Devesa de finales de los años 60, en que se inició la construcción de una marina accesible a embarcaciones desde el mar sobre parte de un área deprimida entre dunas, la “mallada llarga”. Tras la paralización de las obras de urbanización, y en el marco de los trabajos de restauración ambiental de todo el frente litoral, y ante la imposibilidad de retornar la zona a su estado anterior, el área fue acondicionada como una pequeña laguna, con amplias orillas, dos islas e independizada del mar.   A pesar de este origen artificial, el estany del Pujol ha venido ganando relevancia en la conservación de la biodiversidad de l’Albufera a lo largo de los últimos años, al mismo tiempo que ha aumentado el reconocimiento social de su valor y la importancia de desarrollar buenas prácticas por parte de la ciudadanía.   Entre las especies de fauna amenazada que han nidificado en el Estany destaca el crecimiento de la colonia de gaviota de Audouin (Ichthyaetus audouinii), que con 250 parejas ha aumentado notablemente la población nidificante en la isla central, ocupada en 2021 por apenas 20 parejas, y que consolida una nueva colonia de reproducción en la Comunitat Valenciana para esta especie amenazada. De forma similar, el Estany del Pujol ha actuado como refugio para el charrancito común (Sternula albifrons), que con 37 parejas se consolida como colonia complementaria a la de la Playa de la Punta que se enfrenta a una mayor incertidumbre derivada de los temporales y de la entrada de usuarios y predadores. A estas especies se suman 4 parejas de chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), 4 parejas de charrán común (Sterna hirundo), 4 parejas de cigüeñuela común (Himantopus himantopus), y una pareja de tarro blanco (Tadorna tadorna), especie que nidifica por primera vez en esta laguna, y la presencia de una pareja de cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris), especie catalogada como en peligro de extinción en España.   Estos resultados se fundamentan en las actuaciones de mejora realizadas por el servicio Devesa-Albufera durante la primavera de 2022, ampliando el área utilizada para el descanso y la nidificación de las aves e instalando un nuevo cercado de cañizo que dificulta el paso de personas y mascotas a su interior, pero que permite continuar disfrutando del paisaje y de la observación de las aves acuáticas que utilizan el espacio. En este sentido, Campillo ha señalado que “quiero hacer un llamamiento al civismo. El parque natural de La Albufera es un parque muy concurrido, pero hay que disfrutar de la naturaleza desde el respeto”.   Asimismo, en el marco del convenio de colaboración con el Tancat de la Pipa, se ha dado continuidad al programa de voluntariado ambiental coordinado por SEO/BirdLife, en el que un grupo de voluntarios ha realizado un gran esfuerzo de información y sensibilización a los usuarios del Estany, reforzado con una mayor presencia de los Guardería Forestal, la Policía Local y el SEPRONA.

Deja una respuesta