El equipo Tronquet 71 vuelve a tierras africanas

Tras tres años de inactividad por culpa del Covid, el equipo Tronquet 71 formado por Vicente Ros y Gaspar Ruiz han vuelto a tierras africanas, para unir sus dos grandes pasiones, la competición y la solidaridad.  Esto es posible gracias a empresas como Centro Óptico Clínico Losan (Óptica Losan), que desinteresadamente colabora sobre todo para que la parte social del proyecto se lleve adelante. Y es que bajo el lema solidario “Llenemos de dibujos el desierto” el equipo ‘Tronquet 71’ pretendía llevar material escolar y medicamentos a Marruecos, como en ediciones anteriores.

A diferencia de años anteriores donde han participado en la Maroc Challenge (competición que se realiza en el sur de Marruecos) y debido al cierre de fronteras con el país Alauita, este año han tenido que acudir a Túnez donde han participado en la primera Tunisie Challenge, firmando un meritorio 4° puesto en su categoría.
En el apartado deportivo, este año a sido el más duro para ellos de todas las ediciones en las que han participado. Por un lado, el cambio de país, ha hecho que aparecieran nuevos terrenos como los “Chott” (Lagos salados que permanecen secos durante gran parte del año), en los que era muy sencillo quedar atrapados en el barro que existe debajo de esa fina capa de tierra dura y sal que hay en la superficie. Otros terrenos más conocidos

para ellos, como son la arena y las dunas, también son diferentes. Como ellos mismos nos dicen – la arena tunecina, parece harina. Nos ha tocado bajar las presiones de los neumáticos por debajo de 1 bar y aun así, hemos tenido que tirar de pala, planchas, winch … en bastantes ocasiones. Tanto para sacarnos a nosotros mismos, como para rescatar a otros participantes- y es que, en este tipo de competiciones, la amistad y el compañerismo, son la “gasolina” que mueve sus corazones. Durante los 5 días de competición, solo penalizaron en la 3ª etapa, donde una gran tormenta de arena y ese espíritu de compañerismo, les hizo trabajar al máximo para sacar al “Xiquet” (como cariñosamente llamar a su Toyota Land Cruiser HDJ80 del año 92) y ha otros participantes de las trampas de arena que iban encontrando a su paso. Lo que a la postre les hizo salirse del track y llegar fuera de hora a la meta – hubo que hacerlo. Varios coches nos quedamos en unas dunas donde no se veía nada por culpa de la tormenta. Nos ayudaron a sacar al “Xiquet”, que era el que estaba en mejor situación, para después poder tirar de los otros coches. En esos momentos, no hay rivales y prevalece el compañerismo- nos comentan que era imposible ver en medio de la tormenta y que horas después “lloraban arena”.

La otra gran pasión de este “par de locos” como ellos mismo se denominan, es la labor social en colegios, centros médicos, asociaciones de discapacitados … que, al fin y al cabo, es lo que realmente les mueve y es aquí es donde realmente se les ha complicado el trabajo. Sabían que era un país nuevo, que el idioma para ellos es un gran hándicap y que desconocían sus necesidades reales, por lo que esté primer viaje a Túnez iba a ser más una toma de contacto, que una labor social en si mismo. Pero aún se les ha complicado más la labor, al coincidir su viaje con el Ramadán. – Nos esperábamos un recibimiento más caluroso. Más en la línea de lo que estamos acostumbrados ha recibir en Marruecos, pero bien por falta de entendimiento en la comunicación, por los horarios en los que podíamos acudir que podían coincidir con horarios de rezo, o por cualquier otro motivo, no hemos podido más que entregar unas pocas cajas con juegos educativos en un par de colegios. Queremos creer que en otro contexto de tiempo, la cosa hubiera sido diferente – Vicente y Gaspar nos han adelantado, que con la abertura de las fronteras con Marruecos y con la seguridad de que se va a realizar en Diciembre la edición de invierno de la Maroc Challenge, su proyecto “Llenemos de dibujos el desierto” volverá un año más a su destino original, donde ya tienen en mente nuevos proyectos como un aula multisensorial en uno de los centros de discapacitados, al igual que un aula de informática en una de las escuela con las que ya colaboran desde hace unos años.

CENTRO ÓPTICO CÍNICO LOSAN COLABORA EN LA MAROC CHALLENGER

Doña Esther Santillana Reinoso responsable del Centro Óptico Clínico Losan, un año más y tras el largo parón vuelve a confiar en el equipo Tronquet 71, como lo demuestra el cartel colocado en la puerta del Toyota de Vicente.

Un esfuerzo de la responsable del Centro Óptico Clínico Losan, doña Esther Santillana Reinoso, por ayudar a esta aventura repleta de solidaridad. En la que llevan en su equipaje la idea de repartir alegría y esperanza a los niños de las poblaciones por las que transcurre la prueba. Llevando juguetes y otros materiales, al mismo tiempo que proceder a la entrega de medicamentos para los enfermos de las pequeñas poblaciones.
Este año, no ha podido llevarse a cabo como se esperaba, pero siguen pensando en seguir repartiendo alegría y solidaridad entre los más necesitados con un coche cargado de medicamentos, material escolar y, sobre todo, mucha ilusión.

Gaspar Ruiz (Conserje) y Vicente Ros (mecánico) han encontrado la combinación perfecta. Como se denominan “somos un par de locos aficionados al motor y a la aventura, que  hemos querido ir un paso más allá y hemos unido la solidaridad a nuestros viajes”.

Sin la presión del crono y con su peculiar manera de participar, que tantas alegrías y amistades les ha dado. Son solidarios con sus compañeros de aventura y con la gente de la zona por la que transcurre el raid.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: