El Cardenal Cañizares preside la Eucaristía en Honor a la Virgen del Carmen

Durante la misa en las Atarazanas del Puerto de Valencia, en la festividad de la Virgen del Carmen, el Arzobispo agradece a las gentes del mar sus “fuerzas para salvar de las aguas a inmigrantes y refugiados que arriesgan su vida”

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha presidido esta mañana una eucaristía en las Atarazanas del Puerto, coincidiendo con la festividad de la Virgen del Carmen, patrona de las gentes del mar, pescadores y marineros, a quienes ha agradecido “la salvación en el mar y la primera ayuda que de vosotros reciben inmigrantes y refugiados cuando salen de sus países arriesgando la vida”.
“Dios sabe todas las fuerzas que ponéis para salvar de las aguas portentosas a los náufragos en trance de perecer”, ha expresado el Arzobispo elogiando “cuántas obras de salvación vienen de vosotros inspiradas y guiadas por la Virgen del Carmen y su hijo Jesucristo”. Por ello, el Cardenal les ha asegurado que “reflejáis la imagen de Jesús que vino a salvarlos”.

Igualmente, en su homilía el cardenal Antonio Cañizares ha felicitado a todos los navegantes, a los hombres del mar y a la Marina Naval “por su profunda devoción a la Virgen en su advocación de Nuestra Señora del Carmen, estrella de los mares”.

“Sé que todos recurrís a Ella, en tierra o en el mar, sobre todo mientras faenáis en ese mar lleno de peligros. Desde mar y tierra acudís a Ella para derramar vuestra oración y vuestra acción de gracias. Sé que la queréis mucho”, ha añadido. 

Asimismo, ha destacado que “a pesar de la secularización permanece en lo más vivo y hondo de vosotros un sentido religioso y una conciencia de protección de la madre de Jesús, de la Virgen, a la que se acude para encontrar a Jesús, que es el sol y María su aurora”. 

“Hay que volver a la escuela de Cristo para decir sí a la vida, a la familia, y promover el bien común y la paz”

En este sentido, el Arzobispo ha animado a todos a “poner en el centro de sus vidas a Cristo, Señor de la historia, y que debe ser el eje de nuestra vida y de la sociedad”. Así, el Arzobispo ha afirmado que “el camino de la Iglesia y de todos nosotros no es otro que Cristo. Hay que volver a Él para hallar el verdadero sentido a palabras como amor, justicia, solidaridad, libertad, paz”. Además, ha destacado que “hay que volver a la escuela de Cristo para que podamos tener el valor de decir sí a la vida, a la familia, al trabajo honrado para todos, al sacrificio intenso para promover el bien común y la paz, una paz que no es división ni reabrir heridas”. 

Al término de la misa el comandante naval de Valencia, Ignacio José Villarubia, ha recordado la historia de la devoción a la Virgen del Carmen por las gentes del mar y ha destacado que “no hay marino ni pescador que no se encomiende a la Virgen del Carmen sobre todo en los momentos cruciales”. 

En la misa han participado autoridades militares y civiles, así como las Falleras Mayores de Valencia y la honorable clavariesa de las fiestas vicentinas, Mª Jesús Moll . Con el Cardenal ha concelebrado el párroco de Santa María del Mar, José Vicente Calza; el arcipreste, Jesús Cervera, y sacerdotes del arciprestazgo. Asimismo, en la celebración han participado los miembros de la cofradía de la Virgen del Carmen.

Precisamente, la misa en honor a la Virgen del Carmen ha sido organizada por la Comandancia Naval de Valencia, en colaboración con la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen y la parroquia Santa María del Mar.

Tras la misa, la imagen de la Virgen del Carmen ha sido trasladada por marineros de la Armada hasta un barco pesquero y, posteriormente, se ha celebrado una procesión marinera tras la que la imagen ha sido de nuevo llevada a su parroquia.

(Foto y Vídeo: Archidiócesis de Valencia y  Alberto Sáiz).

Deja un comentario