El “Besamanos a la Mare de Déu” tendrá lugar mañana a partir de las 7 horas

La Basílica celebrará mañana miércoles el besamanos a la Virgen de los Desamparados. Desde las 7 horas y durante todo el día, hasta que entre la última persona. Este año cumple su 16 aniversario.

Valencia/.- La Basílica de la Virgen de los Desamparados celebrará mañana miércoles, 23 de mayo, el tradicional besamanos público a la patrona de Valencia, que con esta edición cumple 16 años y que está abierto a la participación de todas las personas que quieran asistir desde la apertura de la puerta, a las 7 de la mañana, y hasta la madrugada, de forma ininterrumpida, hasta que entre la última persona.

Las puertas de bronce de la Basílica se abrirán a las 7 de la mañana “y cerrarán sin hora determinada -el año pasado, a las dos menos cuarto de la madrugada- puesto que esperaremos a que pase la última persona que haya en la cola del besamanos”, ha indicado José Luis Albiach, presidente de la Hermandad de Seguidores de la Virgen, entidad que coordina el paso de fieles y organiza los turnos.

Durante la jornada, los devotos podrán besar la mano de la imagen peregrina de la Mare de Déu, que será ubicada en el centro del altar mayor de la Basílica, a la misma altura que las personas que se acerquen, según Albiach, que vivirá el besamanos por primera vez como presidente, ya que el pasado mes de diciembre sustituyó en el cargo a Juan Arturo Devís, que estuvo al frente de los Seguidores cerca de 34 años.

Asimismo, el día del besamanos, para mantener el orden en la cola de entrada, el Ayuntamiento instalará vallas, en forma de zig zag, en la plaza de la Virgen, donde durante toda la jornada estarán disponibles efectivos de Cruz Roja.

Igualmente, además del acceso principal por la puerta de bronce, “este año, al igual que en anteriores ediciones, habrá otro acceso reservado para personas discapacitadas”.

Al igual que en ediciones anteriores, todas las personas que participen en el besamanos “deberán guardar su turno por orden de llegada y recibirá una de las 40.000 estampas que se han editado, con la imagen original de la Virgen de los Desamparados y una pequeña oración a la patrona en el reverso”.

Además, durante el besamanos, “que el año pasado superó las 25.000 personas”, la imagen original de la Virgen que preside el altar mayor quedará girada hacia su camarín, donde tendrá lugar el culto ordinario durante todo el día. 

Solidaridad con la labor de la fundación MAIDES

Durante toda la jornada, los Seguidores de la Virgen, la Corte de Honor de la Mare de Déu y la Fundación Mare de Déu dels Innocents i Desamparats (MAIDES) instalarán en la plaza de la Virgen puestos con artículos a la venta, con la imagen de la Virgen, cuya recaudación se destinará a la labor de MAIDES. Este año, la fundación pondrá a la venta una edición especial de pulseras con motivo de su décimo aniversario.

Igualmente, la Escolanía de la Virgen de los Desamparados también instalará en el exterior de la Basílica una mesa informativa para informar para dar a conocer su oferta académica y musical a las familias interesadas.

La imagen de la Mare de Déu recibirá a sus fieles con un manto blanco con bordados en oro, regalado por dos hermanas.

La imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados lucirá un manto de color blanco con bordados en oro durante el tradicional besamanos público que se celebrará en la Basílica mañana miércoles, 23 de mayo, desde las 7 de la mañana y hasta la madrugada, de forma ininterrumpida, hasta que finalice la entrada de devotos al templo. (Foto: Juan Miguel/Virgen de los Desamrados/Facebook).

Se trata de “un manto nuevo, con unos bordados en oro preciosos, que ha sido regalado a la Mare de Déu por dos hermanas para este día tan especial”, según ha explicado la Camarera de la Virgen, Mª Ángeles Serrano, que ha confirmado que “la imagen ya está lista para el besamanos”.

Asimismo, en el besamanos, que con esta edición cumple 16 años, la imagen de la patrona “llevará unos pendientes antiguos, que regaló una señora hace algunos años, y uno de sus aderezos”, ha añadido.

Durante la jornada, los devotos podrán besar la mano de la imagen peregrina de la patrona, que será ubicada en el centro del altar mayor de la Basílica, a la misma altura que las personas que se acerquen. Por otro lado, la imagen original de la Virgen -que preside el altar mayor- quedará girada hacia su camarín, donde tendrá lugar el culto ordinario durante todo el día.

Igualmente, en el besamanos, la Hermandad de Seguidores de la Virgen de los Desamparados coordinará el paso de fieles y organizará los turnos en la Basílica mientras que para mantener el orden en la cola de entrada, el Ayuntamiento instalará vallas, en forma de zig zag, en la plaza de la Virgen, donde habrá efectivos de Cruz Roja.

Deja un comentario