El Ayuntamiento apoya el presupuesto para 2019 que asciende a 849,2 millones de euros, con los votos en contra de la oposición

El Ayuntamiento de Valencia cuenta con un presupuesto de 849,2 millones de euros para el año 2019, es decir, dispondrá de 37,8 millones más que en el ejercicio actual.

Valencia/.- En cuanto al Presupuesto Consolidado, ascenderá hasta los 942,6 millones de euros. Esta cifra incluye las cuentas de Organismos autónomos y empresas municipales

El Pleno aprobó hoy, sin el apoyo de los grupos de la Oposición, el proyecto de este documento económico que a partir de ahora será sometido a exposición pública para que la ciudadanía, entidades y asociaciones puedan plantear alegaciones y propuestas . Se trata, en palabras del alcalde de Valencia, Joan Ribó, «de unas cuentas que impulsan los servicios a la ciudadanía, tales como parques y limpieza, las políticas sociales”.

«Son los mayores de la historia municipal y un indicador de la estabilidad económica del Ayuntamiento, que ha planteado sus cuentas antes que cualquier otro, en una fecha avanzada, un hecho que no se producía en Valencia desde hace 10 años », destacó el alcalde que también ha recordado que, según este documento, el Gobierno de la Nave previene un incremento de ingresos propios sin aumentar la presión fiscal,« con una mejora de la gestión e inspección tributaria, y la disminución del deuda y los gastos financieros ». Por otra parte, el gasto corriente en bienes y servicios se ha incremento «sustancialmente»: La partida de bienestar social hasta los 25,5 millones de euros. Y entre otras cifras destacan, por ejemplo, los 70,44 millones de euros destinados para mejorar la limpieza viaria o los 65,5 millones de

Durante el debate plenario suscitado al respecto y alrededor de otros asuntos económicos, el alcalde ha explicado que, según la previsión de ingresos y gastos para 2019, «también recibirán un empujón, con un incremento presupuestario, las políticas de personal , con un aumento de 15 millones de euros que permitirán mejorar servicios como los que prestan policías y bomberos ». «En definitiva -ha resumido- son unas cuentas pensados ​​para lograr la eficiencia y eficacia de los servicios municipales, así como la mejora de la sostenibilidad medioambiental, que, además, impulsan la creación de empleo y potencian la actividad económica».

El alcalde Joan Ribó, acompañado por el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha defendido en el Hemiciclo el cuarto presupuesto del Gobierno de la Nave, que los concejales de la Oposición han rechazado «porque, entre otros argumentos, no son las cifras que se merecen los valencianos », según Fernando Giner de Ciudadanos, o « no contemplan las suficientes inversiones », en palabras del popular Eusebio Monzó.

En su intervención, el portavoz del Grupo Ciudadanos, Fernando Giner, ha asegurado que el documento objeto de votación se trata Fernando Giner también ha cuestionado« la labor del Gobierno de la Nave que reiteradamente ha pedido 38 millones de euros del Estado por la Agencia Metropolitana del Transporte y que, finalmente sólo hay recibe 10 millones de euros, y gracias a la propuesta de Ciudadanos. Por otra parte, ha pedido «planificación para poder bajar el Impuesto sobre bienes inmuebles o las plusvalías por herencias».

En parecidos términos se expresó el portavoz del Grupo Popular, Eusebio Monzó, quien ha afirmado que con estas cifras «el Gobierno de la Nave ha perdido una oportunidad para mejorar los servicios ciudadanos». Al recordar «que, aunque nunca se hace mención al tema, el Ayuntamiento ha incrementado los ingresos de participación de los fondos del Estado», Eusebio Monzó ha asegurado «que el actual equipo de gobierno vive de renta, con el evolución de proyectos iniciados por el anterior ejecutivo local, como el Parque Central, que el tripartito meterá en servicio antes de elecciones ».

El concejal popular ha centrado su intervención en la «carencia de inversiones y los proyectos pendientes de ejecución como, por ejemplo, el polideportivo de Nou Moles». «No son capaces de llevar a cabo su propio presupuesto ni de atraer otras inversiones», exhortó Monzó, quien también lamentó «que el gobierno local haya desaprovechado la oportunidad de convertir La Marina en un centro tecnológico de referencia».

Por su parte, Joan Ribó y Ramón Vilar, que han rebatido las cuestiones planteadas por PP y Ciutadans, han expuesto ante la Corporación las líneas fundamentales del presupuesto, que será aprobado definitivamente, con las modificaciones pertinentes, el próximo mes de diciembre.

Joan Ribó ha contestado que el Presupuesto se ha elaborado conforme las demandas y las necesidades de los diferentes servicios, con las políticas del Gobierno de la Nave; y hay recibe las críticas «como parte del guión de la Oposición, que ha llevado al Hemiciclo unos argumentos débiles». En cuanto a los asuntos fiscales, recordó «que Valencia tiene un nivel de impuestos mucho más bajo que otras grandes ciudades españolas». Al hacerse eco de las inversiones, ha explicación que a fecha de octubre el Ayuntamiento ha ejecutado 54,2 millones de euros del total de las inversiones previstas para el 2018, «más que en 2013 y 2014».

El concejal de Hacienda, Ramón Vilar, que ha compartido el turno de palabra con el alcalde, ha detallado que la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) no ha afectado al 99% de la población. Concretamente a 4.000 de los 700.000 recibidos. “Intentamos que haya una presión fiscal justa para poder prestar servicios y ejecutar inversiones, y en esa línea también trabajamos con las plusvalías».

Plan de Ajuste

El edil también ha hablado de la deuda, y aclaró que el Ayuntamiento ha aprovechado que el dinero está a buen precio en el mercado para hacer una disminución de la amortización de la deuda asumida para cumplir con el llamado Plan de Ajuste.

Al Pleno también se ha dado cuenta del informe del interventor general sobre la ejecución del Plan de Ajuste, en el que se recoge la disponibilidad económica de los recursos presupuestarios para la amortización de deuda, «casi 30 millones de euros, que permiten liberar Valencia de las limitaciones de dicho plan que desde 2012 ha ahogado la ciudad ».

Municipalización de la EMT y gestión del aparcamiento de Brujas

En materia de Desarrollo Urbano, Vivienda y Movilidad, el Pleno ha aprobado, con el voto en contra del PP y Ciutadans, el proyecto de Municipalización de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) y la ampliación de su objeto social.

El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, explicó la necesidad de esta última medida para asumir el encargo, como medio municipal, de gestionar el aparcamiento público Centro Histórico-Merca Central, en la plaza Ciudad de Brujas, que también ha sido aprobado hoy en el Hemiciclo, sin el apoyo de los grupos de la Oposición.

Según afirmó Grezzi, «ese encargo es la mejor opción para que alcance la sostenibilidad y la eficiencia necesaria que requiere una infraestructura pública de movilidad como esa, que debe ayudar a mejorar toda la movilidad y los servicios comerciales en todo el entorno del centro histórico».

El concejal de Ciudadanos Narciso Estellés ha asegurado «que lo que comenzó como un cambio de los estatutos de la EMT fue poco transparente, ya que no anunció la voluntad de gestionar un céntrico aparcamiento y hacerse con un lobby que, en el caso de atascarse, perjudicará la ciudadanía y los comerciantes de la zona».

En nombre del PP, el concejal Alberto Mendoza, manifestó que su grupo “no considera necesario que la EMT, sin experiencia en la gestión de aparcamientos, asuma esta responsabilidad»; y afirmó «que no hay ningún informe que lo justifique”«La EMT debería centrarse en la gestión del transporte público, ya que hay otra empresa pública, AUMSA, que sería la idónea para hacerse cargo de esta dotación», argumentó Mendoza aseguró «que Grezzi toma decisiones unilaterales con el visto bueno de Ribó, y sin diálogo con sus socios de gobierno».

Giuseppe Grezzi que ha aportado datos al Hemiciclo, como los 177 autobuses nuevos en 4 años o el incremento del 9% del número de viajeros en tres años, «para hablar de la buena gestión de la EMT», indicó que “esta empresa ha llegado hasta asumir una nueva responsabilidad, al igual que otras empresas de transporte municipales de otras ciudades, para que sus técnicos han trabajado duro para mejorar un servicio que, además, permitirá abrir un nuevo aparcamiento en el centro antes de Navidad”.

El parking Centro Histórico-Mercado Central, conocido como el aparcamiento de la plaza de Brujas, contará con más de 300 plazas de estacionamiento de rotación, 400 m2 destinados a logística de mercancías del Mercado Central, reparto de última milla y 40 puntos de recarga para vehículos eléctricos. En la primera planta se encontrará la conexión con el área de logística del Mercado Central y otros comercios de la zona. Las siguientes cuatro plantas albergarán las plazas de aparcamiento de coches, así como plazas para motos y bicicletas.

Deja un comentario