Abascal tiende la mano y exige una reunión con Casado y Rivera y amenaza con apoyar sólo gobiernos del PP

Abascal: “No vamos a ceder al chantaje de dar nuestros votos a quienes ni siquiera quieren sentarse con nosotros”. Este lunes, PP y Cs han firmado un acuerdo de gobierno que excluye a Vox para la Comunidad de Madrid.

Agencias/.- “Se nos está acabando la paciencia”. Con estas palabras, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha dado un golpe en la mesa para exigir a Ciudadanos que firme pactos de investidura a tres en la Comunidad de Madrid y Murcia si quiere recibir los apoyos de su formación para formar gobiernos de coalición con el PP o, de lo contrario, Vox apoyará únicamente gobiernos en solitario de los populares y será Cs quien deba “decidir” si facilita la investidura de los candidatos del PP. Abascal ha ido un paso más allá para exigir que se otorgue “normalidad democrática” a Vox, y pasa por una reunión a tres con los líderes nacionales de las otras dos formaciones, Casado y Rivera.

Santiago Abascal ha vuelto a “tender la mano” a PP y a Cs, pero ha reiterado que no cederá al “chantaje” de estos últimos. Vox, que la semana pasada tumbó la investidura del popular Fernando López Miras en la región de Murcia por la negativa de Cs a firmar un acuerdo a tres, ha lanzado esta advertencia justo después de que populares y Ciudadanos hayan firmado un acuerdo de gobierno para la Comunidad de Madrid que excluye a Vox.

“Hoy mismo llamaré a Pablo Casado y Albert Rivera para decirles que tenemos el deber de reunirnos los tres”, ha expuesto Santiago Abascal desde Murcia, donde se ha reunido con la directiva regional del partido. El líder de Vox ha asegurado haber “despejado su agenda” a la espera de que ambos dirigentes “se dignen” en reunirse para “abordar la gravedad de la situación” en ambas comunidades autónomas. Una gravedad que, a su juicio, se debe al “apartheid” de Cs y la “equidistancia” del PP.

“Si Ciudadanos insiste en no alcanzar un acuerdo con Vox y en exigir nuestros votos, propondremos en Murcia al PP un Gobierno en solitario”, ha afirmado, recordando que la suma entre los diputados autonómicos de PP y Vox suman un total de 20, más que los 19 que tiene “la izquierda”. Un planteamiento en que que “será Ciudadanos quien se tenga que abstener”.

No van a someter a Vox al chantaje de dar sus votos a quienes ni siquiera quieren sentarse con nosotros

“Lo que no va a ocurrir es que sometan a Vox al chantaje de dar sus votos a formaciones políticas que ni siquiera quieren sentarse con nosotros”, ha incidido Abascal, quien ha recordado que el partido de Albert Rivera preside el Parlamento madrileño, el de Andalucía y el de Murcia y tiene la vicepresidencia de Andalucía, varias consejerías y la vicealcaldía de Madrid “gracias a Vox”, así como”muchísimo poder municipal”.

“Se nos está acabando la generosidad y la paciencia”, ha reiterado Abascal, quien ha exigido plasmar en un acuerdo de investidura a tres y una reunión a tres bandas como “un último intento de desbloquear esta situación” que les permita “pasar a la leal oposición” en estas autonomías.

Por eso, ha pedido “altura de miras” para desbloquear la situación en ambas comunidades y para “tratar a Vox con normalidad democrática”, porque “son el PP y Ciudadanos quienes tienen la responsabilidad de lograr nuestro apoyo, no Vox”.

Cs descarta la reunión con Rivera y los pactos a tres

En rueda de prensa, la número dos de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha rechazado ambas exigencias de Vox: ni una reunión con Rivera ni un pacto a tres en ninguna autonomía.

“No vamos a cambiar el criterio. Los programas y acuerdos de gobierno son entre PP y Ciudadanos”, ha manifestado, instando en todo momento a los diputados autonómicos de Vox a “rectificar” en Murcia y a apoyar un gobierno de coalición también en Madrid. Ha rechazado, además, que se revisen los acuerdos alcanzados por PP y Cs en ambas autonomías.

Arrimadas ha sido preguntada hasta en cinco ocasiones si Rivera estaría dispuesto a reunirse con Abascal si recibiera una llamada suya. En todo momento ha limitado el alcance de las posibles reuniones entre Ciudadanos y Vox a nivel autonómico porque son los diputados quienes “tienen que votar” y ha dicho que está dispuesta a que vuelvan a reunirse “si es necesario” y “siempre y cuando sea para que rectifiquen” y “dejen de bloquear”.

Sin embargo, también en rueda de prensa, la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha condicionado el apoyo de Vox a la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid a la celebración de esa reunión entre Rivera, Casado, y Abascal.

Monasterio ha mostrado su perplejidad y ha considerado “poco serio” que se haya presentado un acuerdo para gobernar dicha región sin esperar a Vox, lo que supone “una bofetada” para sus 285.000 votantes.

Por su parte, fuentes del PP han señalado también este lunes que su partido “ha demostrado desde el principio un talante de diálogo con todas las fuerzas políticas implicadas en estos procesos” y ha reiterado que no tienen “ningún problema” en sentarse “con nadie”.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja un comentario