Ábalos asiste a la puesta en servicio de la nueva oferta de Cercanías entre Castellón y Vinaroz

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, acompañado por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha asistido hoy, en Castellón, a la puesta en circulación de 16 nuevos servicios de trenes entre las ciudades de Castellón y Vinaroz, 8 por cada sentido, que triplicarán la oferta ferroviaria de Cercanías existente entre ambas ciudades.

​Esta nueva inversión, enmarcada en las Obligaciones de Servicio Público (OSP), supone una oferta global de 24 servicios de lunes a viernes, 12 por sentido, para dar servicio a 750.000 usuarios más al año, que son diariamente 2.100 usuarios más de los actuales. El objetivo es mejorar la oferta pública y colectiva y aumentar los servicios y frecuencias entre las estaciones de Castellón, Benicasim, Oropesa del Mar, Torreblanca, Alcalá de Xivert, Benicarló-Peñíscola y Vinaroz. La horquilla de horarios se establece desde las 6:25 horas hasta las 21:07.

Ábalos, en este sentido, ha incidido en que el derecho a la movilidad es una prioridad para el ministerio de Fomento y los servicios de Cercanías están a la cabeza de esa prioridad, pues “se trata de una obligación y nuestro compromiso con los ciudadanos”.

Autopista AP-7

Ábalos, respecto a la carretera AP-7, ha recordado su compromiso de liberalizar la autopista cuando revierta al Estado el 31 de diciembre de 2019. En ese sentido, el ministro ha dicho que el próximo 30 de noviembre “vamos a dejar bien claro el futuro de la AP-1 en Burgos, y ese va a ser el modelo a seguir”.

Antes de llegar a la fecha que pone fin a la concesión de la AP-7, el ministro ha anunciado que se realizará un estudio que determine las actuaciones que debe llevar a cabo la concesionaria para que el estado de conservación previo a su reversión sea el adecuado. También se desarrollarán unos análisis de la demanda de tráfico y estudios de conectividad que permitan determinar, junto al resto de administraciones y agentes implicados, qué actuaciones son las óptimas para alcanzar dichos objetivos.

El ministro ha aprovechado para recordar la necesidad de un consenso que genere un modelo territorialmente equilibrado que garantice la suficiencia de los recursos para la conservación de la red de carreteras.

Ximo Puig

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha subrayado este lunes el papel “fundamental” de los servicios ferroviarios de Cercanías, que, ha asegurado, tienen una gran importancia en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos “desde la proximidad”.

Así lo ha manifestado Puig en la puesta en marcha de la ampliación del servicio del tren de media distancia Castellón-Vinaròs, un acto al que han asistido también el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración de Territorio, María José Salvador, el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, y el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner.

Posteriormente, el president, acompañado por el ministro y alcaldes y concejales de los municipios de la zona, ha realizado un viaje en tren de Castellón a Vinaròs, en la línea C-6 de Cercanías que desde este lunes prolonga la línea València-Castellón hasta Vinaròs, un tramo en el que habrá 16 nuevos servicios diarios, ocho en cada sentido.

“La movilidad es un derecho de los ciudadanos”, ha afirmado el jefe del Consell, que ha añadido que “es evidente que, a través de esta multiplicación exponencial de los servicios desde las comarcas del norte hasta Castellón y hasta València, las oportunidades de tener una vida mejor, más amable y eficiente aumenta inmediatamente”.

En este sentido, ha señalado la mejora que supone para la movilidad de colectivos como estudiantes, que gracias a la ampliación del servicio “podrán ir y venir cada día” desde y hasta Castellón, y para todos los trabajadores, a los que el refuerzo del servicio puede “ayudar a conciliar”.

Además, ha asegurado que el tren “ya es absolutamente competitivo respecto al automóvil” y ha manifestado su deseo de que “entre el apoyo de todos y las nuevas maneras de entender el transporte de Renfe, consigamos un servicio de Cercanías como se merece la Comunitat Valenciana”.

“Todo esto es extraordinariamente positivo y forma parte de lo que tiene que ser nuestra gran prioridad: que las personas que necesitan transporte público tengan un transporte público de calidad”, ha manifestado el president.

En este sentido, ha agradecido “la sensibilidad” del Ministerio de Fomento, ya que, ha señalado, “lo que pasa hoy no es fruto de un determinismo histórico, sino que pasa porque ha habido voluntad política de que pase”. 

“El ferrocarril tiene que ser fundamental en el futuro, pero para que sea de confianza hay que invertir más”, ha considerado. En esta línea, ha apostado por mejorar los convoyes y mejorar la dotación de personal teniendo en cuenta “el interés de los trabajadores, el interés general y, sobre todo, la seguridad”.

Una “mirada a favor del Cercanías”

Para el jefe del Consell, “la mirada a favor del Cercanías es fundamental”. “España tiene una red de alta velocidad muy grande, y necesitamos que la alta velocidad también una toda la Comunitat Valenciana desde Castellón hasta Alicante, y también hasta Barcelona, porque es fundamental lo que significa el Corredor Mediterráneo, pero, cada día, miles de personas se están moviendo desde la proximidad, y eso es calidad de vida directa y permanente”, ha considerado.

Por ello, se ha referido a los servicios de Cercanías como “fundamentales” y ha recalcado que, desde la Agenda Valenciana de Infraestructuras, “desde el primer momento” se ha defendido que la “gran prioridad” son las Cercanías.

El president ha agradecido el esfuerzo de la sociedad civil y de los gobiernos municipales en defensa de “un servicio ferroviario de calidad” que mejore la calidad de vida de la ciudadanía valenciana.

Deja un comentario