A petición del Cardenal Cañizares la Santa Sede concede a Cullera y Cocentaina la celebración de Año Santo

Cullera y Cocentaina iniciarán en mayo un Año Santo concedido por la Santa Sede con motivo de los centenarios de sus patronas, a petición del cardenal Cañizares
Valencia/.- La Santa Sede, a petición del cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha concedido a las localidades de Cullera y Cocentaina, pertenecientes a la archidiócesis de Valencia, la celebración de un Año Santo Mariano que en ambos casos dará comienzo el próximo mes de mayo.

En Cullera, el Año Santo se celebrará con motivo del centenario de la coronación de la Virgen de la Encarnación y del Castillo de Cullera, mientras que en la localidad alicantina de Cocentaina, que pertenece a la diócesis de Valencia, el motivo es el quinto centenario del milagro de las 27 lágrimas de sangre de la Virgen del Milagro.

Cullera, Año Jubilar a partir del 15 de mayo

La apertura del Año Santo en Cullera por el centenario de la coronación de su patrona, la Virgen de la Encarnación y del Castillo de Cullera, será el 15 de mayo, día en el que se cumplen los 100 años de la coronación, y concluirá el 15 de mayo de 2020.

A esta fiesta se une también la reciente celebración del centenario de la declaración de la Virgen del Castillo como patrona de Cullera tras la petición que en el año 1918 hizo su Ayuntamiento al entonces papa Benedicto XV.

En Cullera serán templos jubilares donde ganar la indulgencia plenaria el santuario de la Virgen del Castillo y la parroquia de los Santos Juanes, ha confirmado el párroco y vicario episcopal Luis J. Molina.

La indulgencia plenaria se concede con las condiciones acostumbradas (confesión sacramental, comunión eucarística y oración por las intenciones del Romano Pontífice) a los fieles que, verdaderamente arrepentidos y movidos por la caridad, deseen ganarla en su peregrinación al templo jubilar.

La iglesia del monasterio de la Virgen del Milagro de Cocentaina, templo jubilar

El Año Santo de Cocentaina, que se prolongará desde mayo de 2019 hasta mayo de 2020, “será un tiempo para promover la fe, la solidaridad y la reconciliación, así como para ahondar en la devoción a la Mare de Déu y en su milagro de las lágrimas”, según el párroco de Santa María y director de la Pía Unión Virgen del Milagro, Eduardo Rengel.

Como templo jubilar para obtener la indulgencia plenaria ha sido declarado para el Año Santo la iglesia del monasterio Virgen del Milagro, regido por las franciscanas clarisas, donde se venera la imagen de la patrona.

Con este Año Santo la localidad celebrará los 500 años del milagro de las 27 lágrimas que vertió el icono de la Mare de Déu el 19 de abril de 1520 en la capilla de San Antonio del Palacio Condal mientras el sacerdote Mossén Onofre celebraba la eucaristía, tal como consta en el acta notarial que se levantó tras lo ocurrido. Precisamente, ese documento, que se conserva en el Archivo Municipal de Alcoi, será cedido a Cocentaina para su exposición durante el Año Jubilar.

También desde aquella fecha, los vecinos de Cocentaina celebran la fiesta de la Virgen del Milagro, a la que tienen gran devoción y que es su patrona.

Thanks for installing the Bottom of every post plugin by Corey Salzano. Contact me if you need custom WordPress plugins or website design.

Deja un comentario