Sanidad alerta del riesgo para la salud de los cigarrillos electrónicos

Se han encontrado sustancias cancerígenas en sus líquidos y vapores. Tienen la misma cantidad de nicotina o más que los cigarrillos normales. El sector lamenta el “alarmismo infundado” creado por el organismo

M.A. DOLZ/Agencias.- La Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, dependiente del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, ha desaconsejado el consumo de cigarrillos electrónicos y de productos de tabaco sin combustión tras encontrar sustancias cancerígenas en sus líquidos y vapores.

Según ha explicado el organismo, los productos de tabaco por calentamiento generan un aerosol que contiene nicotina en proporción igual o superior a los cigarrillos con combustión, produciendo los efectos fisiológicos y adictivos de la nicotina, equivalentes al tabaco por combustión.

Tanto el Ministerio como el resto de comunidades autónomas han acordado dicha recomendación al encontrar sustancias cancerígenas en líquidos y vapor de cigarrillos electrónicos, por lo que no se pueden excluir los riesgos para la salud asociados al uso o exposición al vapor.

De esta forma, la Comisión de Salud Pública advierte de los peligros tanto en el consumo de tabaco, como en el uso de los denominados ‘productos de tabaco por calentamiento’ (sin combustión) y de los ‘dispositivos susceptibles de liberación de nicotina’ (cigarrillos electrónicos) y, por tanto, aconseja no consumir ninguno de ellos.

“Alarmismo infundado”

Tras la recomendación del organismo, la Organización de Médicos en Apoyo del Vapeo y de los Cigarrillos Electrónicos (MOVE, por sus siglas en inglés) ha lamentado el “alarmismo infundado” de la Comisión de Salud Pública al desaconsejar el uso de los cigarrillos electrónicos.

La coordinadora de MOVE, Carmen Escrig, ha asegurado que “se trata de una postura inmovilista” y han criticado que no se abra la puerta a las políticas de reducción de riesgos derivados del tabaquismo, “que han demostrado tener un gran éxito y han ayudado a miles de fumadores a sustituir el tabaco por alternativas menos nocivas”.

Por su parte, desde la Sociedad Española de Neumología valoran de forma positiva esta recomendación. Según su presidente, Carlos Andrés Jiménez, “es muy importante que estos dispositivos, que lo que hacen es calentar tabaco en lugar de quemarlo, sean tratados desde un punto de vista legal como son tratados los dispositivos normales”.

Se calcula que, hoy en día, son 450.000 las personas que consumen este tipo de productos en España.

Deja un comentario