Puig define la sostenibilidad medioambiental como una ‘absoluta exigencia’

El president ha llamado a aprovechar el reto del cambio climático como una oportunidad para “resocializar el espacio – público, humanizar las ciudades y asentarnos en una cultura de la sostenibilidad”. Ha reclamado el impulso a infraestructuras como el corredor mediterráneo para reducir la huella de carbono

Alicante/-. El president ha manifestado que la sostenibilidad medioambiental se ha convertido en una “absoluta exigencia” para las administraciones públicas y, en este sentido, ha asegurado que desde las instituciones es necesario “asumir este reto” fundamental para cualquier sociedad avanzada.

Además, y también durante su intervención el jefe del Consell ha dado su apoyo “a los regantes que están manifestándose en Madrid para garantizar el elemento fundamental de la sostenibilidad que es el agua”, “decisiva”, ha señalado, para sostener la agricultura valenciana.

Así se ha expresado Puig en la inauguración de la jornada ‘La movilidad en verde’, donde además ha definido la sostenibilidad como “el gran concepto de este siglo”, en torno al que se sitúan cuestiones “fundamentales” como la existencia, tanto de tecnología avanzada para compatibilizar el progreso humano con el respeto al entorno como de evidencias científicas que sitúan la sostenibilidad “no como una opción” sino como una necesidad.

“Un concepto especialmente importante para la sostenibilidad es la movilidad”, ha asegurado Puig, quien ha detallado que una movilidad sostenible “forma parte de esos compromisos intergeneracionales que resultan necesarios para mantener un pacto social inclusivo, solidario y con proyección de futuro”.

En este sentido, ha aseverado que la lucha contra el cambio climático “debe ser nuestro compromiso con las próximas generaciones y Europa debe convertirse en el referente internacional que mantenga vivos los compromiso adoptados por las cumbres de París y Bonn y más especialmente cuando potencias mundiales como Estados Unidos les dan la espalda”.

Según Puig, Europa debe recuperar el liderazgo y profundizar en la “cultura de la sostenibilidad”, como en iniciativas anteriores tales como el Libro Verde de 2007 sobre movilidad urbana y el Libro Blanco del Transporte 2050, para potenciar un transporte que utilice menos energía y más limpia, explotar mejor las infraestructuras modernas y reducir “el impacto negativo sobre el medio ambiente”.

Impulso de soluciones tecnológicas
Por otro lado, el president ha señalado que el reto del cambio climático, es “una oportunidad extraordinaria para resocializar el espacio público, humanizar las ciudades y asentarnos en una cultura de la sostenibilidad que, en definitiva, genere mayor bienestar”.

“También -ha continuado Puig- es un momento de oportunidad para el impulso de soluciones tecnológicas ya que, como ha expuesto, la digitalización y la robotización pueden ser soluciones para los retos medioambientales”.

Así, ha recordado que ya se dispone de tecnologías para informar en tiempo real sobre el tráfico o el aparcamiento, para conectar de forma colaborativa a recursos con usuarios, para mejorar la gestión de equipamientos, para conectar a las administraciones con los ciudadanos o para facilitar el transporte a personas con movilidad reducida.

Además, también reclamado el impulso a infraestructuras que, como el corredor mediterráneo, reduzcan la huella de carbono a través del ahorro energético, al tiempo que ha recordado la apuesta de la Generalitat por el transporte público con inversiones como la de la línea 9 del Tram de Alicante o la de la Vía Parque.

Pacte Valencià per la Mobilitat Segura i Sostenible
Dentro de Europa, que según Puig ha de ser “el faro de la sostenibilidad”, las instituciones valencianas “seguimos la máxima de pensar globalmente y actuar localmente” y ha citado como ejemplo la puesta en marcha en 2016 del Pacte Valencià per la Mobilitat Segura i Sostenible.

En la actualidad 75 municipios, entre los que están Alicante, Elx y Benidorm, se han sumado a este pacto, que tiene entre sus objetivos la gestión eficaz del tráfico y el estacionamiento, la mejora del transporte público, la elaboración de estrategias de movilidad segura y sostenible, la reducción de emisiones y la sensibilización en torno a la política de movilidad.

Además, como ha recordado Puig, el Consell ha impulsado diferentes incentivos económicos, con un presupuesto de 6,1 millones de euros, destinados a la explotación de recursos energéticos renovables, el uso de biocarburantes, o el ahorro energético tanto en la industria como en edificios de uso terciario.

Puig, que ha defendido impulsar “una estrategia europea, española y valenciana de energía y cambio climático”, también ha destacado la importancia de hacerlo “desde la transversalidad, desde dentro de las instituciones y con las empresas”.

Deja un comentario