El Partido Popular gana las elecciones de Austria con el 52% escrutado

  • Sebastian Kurz ministro de Exteriores austriaco y lider del Partido Popular austriaco ha ganado las elecciones en Austria, con un 31,5% de los votos. Los socialdemócratas son la segunda fuerza, con el 27,1% de las papeletas. Los ultraderechistas del FPÖ, en tercera posición con un 25,9%.

El conservador Partido Popular (ÖVP) ha ganado las elecciones generales celebradas este domingo en Austaria. Con el 52% de los votos escrutados, la formación liderada por el joven ministro de Exteriores, Sebastian Kurz, obtiene el 31,5% de las papeletas, según informa Fernando Martínez, corresponsal en Berlín de RNE.

Tras los conservadores se coloca el Partido Socialdemócrata (SPÖ), que logra ser la segunda fuerza política con el 27,1% de los sufragios por delante del ultraderechista Partido Liberal (FPÖ), que alcanza el 25,9% de las papeletas. De esta forma, la ultraderecha –que estuvo muy cerca de ganar las elecciones presidenciales de 2016- podría ser decisiva para formar Gobierno, como ya ocurriera en 1999.

Con este porcentaje de voto escrutado, los Verdes ecologistas se quedan fuera del Parlamento ya que no superaría el umbral del 4%: se quedaría el 3,9%. Los liberales del partido NEOS sí que lograrían representación en la Cámara con un 5,1% de los votos.

Casi 6,4 millones de austríacos estaban llamados a las urnas este domingo para elegir a los 183 diputados del Parlamento que ejercerán el poder legislativo en los próximos cinco años.

Para estas elecciones se han solicitado 890.000 votos por correo, cuyo recuento, a partir de este lunes, puede aún ser decisivo. Los comicios fueron adelantados tras la ruptura del acuerdo de los democristianos conservadores con socialdemocrátas el pasado mes de mayo.

Una campaña contra la inmigración

El debate de la campaña electoral ha estado dominada por la inmigración en todos los partidos. El plan del conservador es cortar las ayudas económicas a los refugiados por debajo del nivel normal y prohibir que otros extranjeros reciban los pagos si no han vivido en el país durante al menos cinco años. En su último mítin, Kurz prometió erradicar la inmigración y su expulsión y se mostró muy crítico con la entrada de Turquía en la Unión Europea.

“Debemos parar la inmigración ilegal en Austria porque si no no habrá orden y seguridad”, dijo el candidato preferido en una entrevista en el tabloide Osterreich. Entre sus propuestas, el conservador quiere cerrar las principales rutas de los inmigrantes en Europa, desde los Balcanes y en el Mediterráneo. Muchos votantes creen que el país fue invadido en 2015 cuando abrieron sus fronteras a la oleada de refugiados que huían de la guerra y la pobreza en Oriente Medio.

Deja un comentario